Articulos‎ > ‎

Cómo enfrentar la presión al emprender

posted Dec 27, 2013, 4:18 AM by winper@winper.cl   [ updated Dec 27, 2013, 4:18 AM ]
Pasar de ser un empleado a ser un empresario no es fácil. Debes haber una preparación mental para enfrentar los nuevos retos. 

Emprender con éxito, no se realiza con sólo tener buenas ideas, sino que se necesita una preparación en áreas clave como administración, mercadotecnia y ventas; pero además es fundamental una firmeza moral y emocional. 

Expertos en la materia detallan en el portal SoyEntrepreneur.com tres principales errores al dejarse llevar por las emociones:

Mala actitud: El emprendedor se siente pequeño, sus acciones son de corto alcance y carece de una certidumbre acerca del futuro de su negocio. 

No hay disciplina ni enfoque: Si el dueño es desordenado, los resultados serán pobres.

No hay inversión en entrenamiento para el empresario: El dueño debe prepararse si quiere hacer crecer su negocio.

“El problema del emprendedor es que se emborracha de éxito. Al carecer de un plan de trabajo su filosofía se vuelve el dicho ‘Como veo, doy’, es sobrepasado por la demanda y termina aborreciendo su negocio”, dicen los expertos. Es precisamente en ese momento que los especialistas recomiendan hacer una pausa para responder estas preguntas: ¿Qué quiero?, ¿Qué debo hacer para lograrlo?, ¿Qué estoy dispuesto a “pagar” para alcanzar mis objetivos de negocio? y ¿Qué no estoy dispuesto a hacer?

Otro consejo es aprender a valorar la humildad para aceptar que el emprendedor se puede equivocar y que los demás también pueden aportar valor a su negocio. 

Se debe redescubrir la importancia de invertir tanto en su preparación como en la del equipo de trabajo. “Delegar es ordenar en consciencia y con consciencia sabiendo qué quiero de regreso. Y para delegar hay que tener objetivos claros y marcar los puntos de control”, explican.

Se requiere un sistema de trabajo que cuente con: Trazar un plan de negocios; definir objetivos claros, medibles y alcanzables; incluir la capacitación propia y del personal dentro del presupuesto; motivar continuamente al personal; y no olvidar que todos tenemos aciertos y cometemos errores.

Otro detalla expuesto en este portal apunta a evitar convertirte en esclavo. Para ello, se necesita seguir los siguientes pasos: 

Detente. Luego pregúntate ¿de verdad este es el negocio que tenías en mente?

Traza un plan de negocios. Revísalo, mínimo, cada mes.

Proyecta tu negocio. No olvides tener objetivos de negocios claros, medibles y alcanzables.

Prepárate. Desde revistas especializadas hasta diplomados y coaching, todo se vale

Siempre trabaja pensando en la satisfacción de tu cliente. Sobre todo, no olvides a tu cliente interno (es decir: tú).


Fuente: Terra