Con el sueldo mínimo, el costo es de $2.710 al mes:
Unos 100 mil trabajadores independientes debieran afiliarse a una mutual a 2018
01.02.2016

Se estima que unas 900 mil personas de este grupo tienen ahora la opción de acceder a la cobertura de las mutuales sin ser parte de una AFP tras la nueva legislación, según la Asociación de Mutuales.  


En los próximos dos años, aproximadamente 100 mil trabajadores independientes debieran incorporarse a alguna mutual o al Instituto de Seguridad Laboral, proyectan desde la Asociación de Mutuales. Esta fuerte alza de afiliados se explica por la legislación que empezó a operar desde este mes, que permite tener cobertura de seguridad y salud laboral sin pertenecer al sistema de AFP.

Según datos de la asociación, son 900 mil personas las que pueden beneficiarse con esta nueva regulación. “Ellos tiene la opción de pagar el 0,95% de su salario para el seguro de accidentes y enfermedades laborales. Esto les permitirá acudir a sus empleos protegidos de cualquier contingencia”, indica la subsecretaria de Previsión Social, Julia Urquieta.

Muchos de estos nuevos afiliados no reciben un sueldo fijo todos los meses, por lo que en esos casos el cálculo del 0,95% se hace sobre la base del promedio de sus últimas remuneraciones y no se aplica un recargo por riesgo efectivo. Si hay períodos de inactividad, hay un lapso de vacancia que cubre dos meses seguidos. “Sin embargo, la idea es que se sigan pagando las cotizaciones contra accidentes del trabajo y enfermedades profesionales”, señala Ernesto Evans, presidente de la asociación, quien destaca que el costo de adherirse a una mutual por el sueldo mínimo es de $2.710 mensuales.

Evans explica que la cobertura es la misma sin importar el nivel de remuneración, e incluye indemnización por incapacidad y derecho a una rehabilitación especializada. “El sistema de mutualidades tiene la particularidad de ser la única institución de seguridad social que funciona con una lógica de solidaridad”, indica.

Urquieta reconoce que el avance con esta nueva legislación es significativo. “Sin prejuicio de ello, consideramos que todavía tenemos que seguir avanzando en términos de lograr una norma definitiva que permita la incorporación real de los trabajadores independientes a la seguridad social”, concluye.

Las personas independientes que cotizan en mutuales no solo quedan cubiertas ante accidentes de trabajo, sino también de trayecto. En un año, este tipo de eventos creció un 20% y actualmente de cada 10 accidentes laborales fatales, 3,5 son de camino entre la vivienda y la oficina.

Para timonel de la mutuales este es un tema que hay que abordar de manera integral: “Son múltiples las causas que lo están generando, como problemas en transporte y obras públicas”.

María de los Ángeles Pattillo 


Fuente: El Mercurio