Según la opinión de cinco economistas locales consultados por "El Mercurio":
Caída del crecimiento de Chile en la OCDE demuestra el impacto de las reformas internas
26.11.2014

Afirman que la mayoría de las economías muestra un dinamismo menor este año. Por lo tanto, los cambios estructurales que impulsa el Gobierno explican que Chile tenga un desempeño aun peor que el resto del bloque. 


Chile pasó de ser la economía más dinámica de la OCDE en 2013 a ocupar la vigésima posición en 2014. Según las proyecciones dadas a conocer por el OCDE Economic Outlook, el país crecerá 1,9% al cierre del año, ubicándose apenas 0,1 punto porcentual por encima del promedio de los 34 países que integran el organismo internacional.

El organismo espera, además, que Chile crezca 3,2% en 2015 y 3,7% en 2016.

Conocidos los datos, “El Mercurio” contactó a cinco economistas locales con el objetivo de analizar el fenómeno y la pérdida de dinamismo dentro del bloque. Todos los analistas coinciden en que el descenso a la vigésima posición -su peor ubicación desde que ingresó en 2010- se explica por el fin del “superciclo del cobre”, el término de la reconstrucción posterremoto y las reformas estructurales que lleva a cabo el Gobierno.

No obstante, afirman que la mayoría de las economías muestra un dinamismo menor este año. Por lo tanto, los cambios estructurales que impulsa el Gobierno explican que Chile tenga un desempeño incluso peor que el resto del bloque.

IMPUESTOS


Economistas concuerdan en efecto negativo que tuvo la reforma tributaria en la economía.


Gonzalo Sanhueza
 Economista Econsult RS Capital

El economista de Econsult RS Capital considera que en lo referente al escenario internacional, “Chile es el país que está más expuesto a la minería, y no es extraño que así como nos beneficiamos de esto en el pasado, ahora vemos cómo perdemos el liderazgo”. Y agrega que en 2013 se invirtieron US$ 15 mil millones en proyectos mineros, mientras que se espera que este año el monto se reduzca a la mitad.

Sanhueza admite que el efecto reformas “afecta a la economía desde la confianza empresarial. Hay pocas expectativas de que la inversión se vaya a recuperar en los próximos trimestres”.

El economista cree que Chile va a tener un peso más depreciado, y “todo el sector transable que no es minería debería ser la fuente de crecimiento en 2015”.

Hermann González 
Economista principal de BBVA

“El boom de la inversión minera y de la reconstrucción posterremoto llegó a su fin”, afirma el economista. Esto, a su juicio, explica una parte del menor dinamismo de Chile este año.

González agrega que la discusión por la reforma tributaria “enrareció el ambiente, las expectativas cayeron con mucha fuerza y se sintió la incertidumbre”.

Sostiene que la “reforma generó demasiado ruido”, lo que contribuyó a la caída en la inversión. Luego, agrega, la incertidumbre se traspasó a las personas, afectando el consumo.

Según el economista, el motor de crecimiento en 2015 sería provocado por “el relevante impulso fiscal por el aumento del gasto público y también por el dinamismo del sector exportador, con un tipo de cambio competitivo”.

Patricio Rojas
 Economista de Rojas & Asociados

Parte de la desaceleración que vive Chile “es producto de la pérdida de competitividad. La economía internacional también nos afectó, sobre todo en el precio del cobre”, sostuvo el economista.

Sin embargo, sostiene que “hay un componente doméstico que superó todas las expectativas, provocado por el desgaste de la reforma tributaria”. Y agrega que “es imposible pensar que el impacto de la reforma sea neutro en materia de actividad”.

Argumenta que el crecimiento del próximo año dependerá de cómo se ejecute el presupuesto del sector público. “El impulso por el lado de la vivienda puede traer un repunte hacia mitad de año, pero los primeros trimestres seguirán siendo bajos”, advierte.

Erik Haindl 
Economista U. Gabriela Mistral

“El boom minero llegó a su fin”, advierte el académico, al igual que González, y justifica así el crecimiento de Chile de los últimos años. “Los analistas coinciden en que habrá una sobreproducción de cobre en 2015, por lo que los precios del metal se irán hacia abajo”.

Pese a esto, Haindl afirma que “el 90% de las causas de esta desaceleración es por el aumento de impuestos. Cuando se sube la tributación, se frena la economía (...) El impacto por la reforma que uno debería esperar es de un punto porcentual. No es gratis subir los impuestos”. El economista considera que el aumento en el tipo de cambio es lo que va a volver a rentabilizar las exportaciones no cobre. “La solución para Chile pasará por olvidarse del cobre”, dice.

Alejandro Fernández
 Economista de Gemines

“Los problemas de la caída en la OCDE responden a cuestiones internas de crecimiento. Si se compara el crecimiento de Chile con América Latina, nuestro país se ha desacelerado mucho más”, dice el experto.

Asimismo, coincide en que “el ciclo de expansión minera quedó atrás, y esto se explica por falta de energía barata, caída de las leyes de mineral, y el efecto de la reforma tributaria”.

Ante este contexto, Fernández considera que las exportaciones no cobre son las que pueden reactivar el crecimiento. “La recuperación de Estados Unidos generará repuntes en rubros industriales, agropecuarios y de salmones. De no ser por las exportaciones no cobre, el país estaría mostrando retrocesos en su economía”, concluyó.

Pablo Rossi Bove 


Fuente: El Mercurio