Raul Muñoz Valle
El SII deberá emitir unas 150 circulares para aclarar la Reforma Tributaria
19.11.2014

El presidente del Colegio de Contadores de Chile, Raúl Muñoz, explicó el rol de la institución en el proceso de implementación de la reforma tributaria, prestando apoyo técnico, espacios de capacitación y divulgando los cambios que se vayan dando junto al SII y Hacienda.


¿Cuál es el rol del Colegio de Contadores en la implementación de la reforma tributaria?

- Nuestro papel tiene que ver especialmente con la capacitación para adquirir el conocimiento necesario de la aplicación de la Ley. En esta ocasión prepararemos cursos especializados y se pretende que los profesionales cuenten con una certificación por parte del SII que muestre que los han aprobado. La idea es ir tomando conocimiento de cada artículo que se ha modificado en la Ley y además de todas las instrucciones que el Servicio de Impuestos Internos (SII) irá impartiendo para detallar cómo se aplica la ley, sean circulares, oficios, reglamentos o resoluciones. Este certificado se debería estar entregando antes de la Operación Renta de 2015. 

También entiendo que están llamados a comunicar los cambios que introduce la reforma.

- Con el SII y el Ministerio de Hacienda conformamos una mesa técnica y además tenemos una campaña de divulgación. Ellos emitirán un manual instructivo de la aplicación general, pero también de los detalles de la primera etapa de implementación. Alberto Cuevas, encargado de las políticas tributarias de Hacienda, junto con el subsecretario Alejandro Micco, han sido nuestro punto de enlace con el SII. 

Implementar esta reforma se plantea como el desafío más importante si se quiere cumplir con sus objetivos. 

- Esto es una reforma radical, no es una modificación cualquiera, pues cambia totalmente la filosofía de la aplicación de impuestos. Esto no afecta solo las rentas que se retiran, sino que afectan todas las rentas que las empresas obtengan, devenguen, se atribuyan... por tanto los dueños, en su calidad de accionistas o de socios, tendrán que ver que la base imponible sobre estas rentas es más amplia. Incluso la ley contempla las rentas en el extranjero…

Viene implícita la tarea para los profesionales del área. 

- El desafío viene con expectativas. Los profesionales que quieran prestar un buen servicio tendrán que estar capacitados. El SII también tiene una serie de programas dentro de sus funcionarios que darán instrucciones tanto al contribuyente como a los profesionales que lleguen a hacer consultas, y se estima que habrá unas 150 circulares, 15 a 20 resoluciones y reglamentos, de manera que hay tareas de parte del SII para dejar más claro lo que la forma legal, a veces de manera muy fría, especifica. 

¿Cómo ve el desafío en cuanto a la capacidad del SII de fiscalizar?

- El SII tendrá que aumentar su dotación de fiscalizadores, pero también tendrá que hacer estudios para ver cuál va a ser el alcance de la reforma, de manera de poder verificar que en base a los nuevos cánones puedan cumplir con su papel fiscalizador. Por su parte, los tribunales tributarios y aduaneros podrían verse bastante demandados en esta primera etapa, porque en el inicio van a haber conflictos. Necesitarán suficientes profesionales para poder administrar justicia tributaria, porque hasta ahora no han sido muy requeridos ya que las controversias se han resuelto generalmente a nivel de justicia administrativa del SII. 

 

NORMA INTERNACIONAL DE CONTABILIDAD

Estamos Conscientes que Pymes Podrían No Estar Preparadas para 2015

Raúl Muñoz recordó que nuestro país está ad portas de cumplir el plazo comprometido para adoptar la norma internacional de contabilidad (IFRS), y aseguró que “como Colegio de Contadores hemos tenido la obligación profesional de aplicar estas normas para las empresas más pequeñas que no cotizan en bolsa”. En este sentido, Muñoz advirtió que “estamos muy conscientes que las pymes a lo mejor no podrán converger para el próximo año”, agregando que “los bancos exigirán que los análisis de las empresas, sin importar el tamaño, contengan los estándares internacionales, de manera que todas tendrán que hablar el mismo idioma financiero”.

Muñoz destacó la relevancia que se conformen equipos interdisciplinarios de manera que se puedan establecer criterios de valor, por ejemplo, el trabajo conjunto de tasadores y contadores en el ámbito inmobiliario. Asimismo, el contador auditor explicó que “el otro gran objetivo de la norma internacional es que las personas entreguen mayor información, que podría afectar las estrategias de las empresas en cuanto a la reserva de cómo se hacen las cosas, pero esto apoya la transparencia”. Con todo, Muñoz afirmó que “la norma no garantiza que los grandes escándalos se acaben, pero acota más, porque es más difícil bajo esta norma presentar estados financieros falseados”.


Fuente: Estrategia