¿En qué me he equivocado? Aspectos en los que se fijan los reclutadores
30.01.2015

Para todo candidato, la entrevista laboral, es una de las etapas más angustiantes. Por eso, es fundamental preparar todos los aspectos y no dejar nada azar. Pero aunque muy preparado estés, siempre existirá la incertidumbre acerca de las preguntas que hará el reclutador, en qué aspecto se fijará, cómo poder agradar y causar una buena impresión.


Una de las formas de obtener información enriquecedora de los candidatos, es a través de las preguntas que formulan los reclutadores. Las entrevistas son instancias que sirven para conocer personalmente a los candidatos, sus gestos, postura corporal y su actitud ante las preguntas.

Durante las entrevistas de trabajo, los reclutadores están alertas a muchos detalles más allá de las respuestas. Si bien la formación académica y experiencia es importante en el CV, en la entrevista laboral, existen otros aspectos que serán valorados. Trabajando.com te da a conocer los 5 principales aspectos evaluados y analizados por los reclutadores.

1.         La imagen.

Más que la vestimenta formal, son todos los elementos que constituyen la imagen. Los colores usados, el maquillaje, peinado, pero también los olores, limpieza de las manos y cabello, y hasta si los zapatos están perfectamente lustrados. Además de tener una buena presencia, peinado y llevar un estilo acorde al cargo.

2.         Claridad en las respuestas.

Debes ser capaz de explicar todos los puntos que señalas en tu CV, tales como experiencia, habilidades, competencias y logros. Recuerda repasar aquellas preguntas más frecuentes de la entrevista laboral: ¿Cuáles son tus mayores defectos? ¿Por qué quieres trabajar en la empresa? ¿Qué te atrae de este cargo?, entre otras. Pero, además, el reclutador te puede sorprender con preguntas poco habituales o que no sean respecto a tu currículum, por eso es necesario que te prepares y no te pongas nervioso.

3.         Conocer sobre la empresa.

Es necesario tener conocimiento sobre la historia, cultura, giro, servicios, competencia y prestigio de la empresa. Asegúrate de que tus argumentos se sustenten en esos puntos. Investiga lo que más puedas sobre la empresa, ya que en este aspecto será evaluada tu seriedad y responsabilidad profesional, así como tu interés por pertenecer a la compañía.

4.         La seguridad.

A ningún reclutador le gustará una persona que tambalea en sus respuestas y que demuestra inseguridad en sus capacidades. Mientras más seguro te demuestres y tengas claros tus objetivos, más probabilidades tendrás de quedarte con el empleo. Pero también es importante que esa seguridad se refleje en tu postura, en un buen apretón de manos y en tus gestos.

5.         Mostrar entusiasmo e interés.

La entrevista no puede terminar sin que aclares todas tus dudas, esto demostrará interés por el puesto de trabajo. No tengas miedo a preguntar. Pero cuidado con las preguntas que haces, no vaya a ser que esto te juegue en contra. No vayas a preguntar en la primera entrevista cuánto pagan, cuál es el horario, cuánto tiempo dan para comer, etc. Esas preguntas se formulan una vez que hayas sido el candidato elegido.

“Las pruebas de selección pueden ser muy variadas, entrevistas personales, test cognitivos, técnicas de simulación, etc. La clave es que el candidato trabaje su imagen, que sus respuestas sean claras, tenga conocimientos de la empresa, demuestre seguridad e interés por el cargo, excelente actitud y disposición y que la empresa detecte no solo lo que hayas estudiado, sino que puedes ser un muy buen aporte que hará ganar en muchos aspectos a la organización”, señala Margarita Chico, Directora Corporativa de Comunicación del portal de empleo Trabajando.com. “ Existen muchas personas que creen que por lo que han estudiado los van a contratar, que llegan con actitud exigente a la entrevista o que hablan mal de sus exjefes o empresas anteriores y esto los auto sabotea en la mayoría de las veces, por lo que se debe cuidar no caer en estos detalles”, añade. 


Fuente: duplos.cl