En el trimestre octubre-diciembre de 2014 versus el mismo período de 2013:
Comercio perdió 28 mil empleos en el último año, pero agricultura creó 57 mil
12.02.2015

Según los economistas, este fenómeno se produjo por la debilidad que mostró la demanda interna el año pasado, sumado al aumento en el tipo de cambio.  


Un cambio de escenario experimentó el mercado laboral durante el año pasado en un proceso de adaptación a la desaceleración económica, donde sectores como la agricultura vieron fortalecida la creación de empleo, mientras que el comercio se debilitó.

En la comparación de los datos del último trimestre de 2014 versus el mismo período de 2013 se observa que los sectores ligados a demanda interna tuvieron un mercado laboral más débil.

El comercio fue el rubro donde se perdieron más puestos de trabajo, con una disminución de 27.900 cupos en el último año. Aun así, es el sector que más trabajadores emplea, con 1.589.000 personas, que representan el 20% del total de ocupados del país.

En la construcción, en tanto, que es otro sector afectado por la demanda interna, se destruyeron 21 mil ocupaciones.

Según estimó el Banco Central en su último Informe de Política Monetaria, la demanda interna habría caído 0,7% el año pasado, el peor desempeño desde 2009.

“Cuando las expectativas económicas se deterioran, el consumo de bienes durables se frena muy bruscamente, y es lo que ha pasado. En ese sentido, el comercio se ha visto afectado y evidentemente el empleo también ha caído”, explica Matías Madrid, economista de Banco Penta.

Mejor resultado

Lo contrario ocurrió con la agricultura, que fue la gran sorpresa del año en el mercado laboral, con 57,2 mil cupos nuevos, siendo el sector que lidera en el período, según un análisis del economista de BBVA Research, Fernando Soto, con las cifras del INE. El sector tiene 732 mil trabajadores, que es 9,1% del total (ver infografía).

Soto afirma que durante 2014 el mercado laboral vivió un proceso de “reasignación” de empleo, donde el aumento del tipo de cambio ha vuelto más competitivos a los sectores transables.

Una visión similar tiene el economista de BICE Inversiones Sebastián Senzacqua, quien afirma que uno de los sectores más beneficiados por este fenómeno ha sido el frutícola. “Eso lleva a que se empiece a generar una migración de esos sectores que son vinculados a la demanda interna hacia otros que son más vinculados con el sector externo”, agrega Senzacqua.

En 2014, el dólar promedió $570, esto es, 15% más que en 2013.

Soto agrega que en el caso de la agricultura, una parte de la positiva cifra se explica por la reasignación de trabajadores de otros sectores. Un ejemplo es el caso de la construcción, que está dejando de contratar y liberando trabajos, lo que es absorbido por rubros como el agro.

Madrid, por su parte, ve una importante participación de los trabajadores por cuenta propia en la agricultura.

Para 2015, los economistas afirman que la tendencia observada en 2014 podría seguir, pero en menor magnitud. Es decir, el empleo en el agro seguiría fortalecido por un dólar más alto, mientras que el comercio continuaría débil hasta que se muestre una recuperación sólida de la demanda interna.

Los otros sectores

Otros sectores que también destacaron en 2014 fueron servicios sociales y de salud que aumentó en 39 mil los cupos durante el año en 12 meses. Mientras, en administración pública y defensa subieron en 23 mil.

Para los economistas, esto se explica en parte por la política fiscal contracíclica que ha adoptado el Gobierno.

Entre los otros sectores con mayores pérdidas en 12 meses están la actividad inmobiliaria, con una caída de 17 mil.

La minería lleva dos años de cifras negativas, destruyendo empleo tanto en 2013 (-11 mil) como en 2014 (-8 mil), en línea con la caída del precio del cobre.

Comercio cerraría el año con cerca de 25 mil nuevas plazas

La evolución del ciclo del consumo fue la explicación que dio el comercio a la destrucción de empleos el año pasado. Según precisó el gerente de Estudios de la Cámara de Comercio de Santiago, George Lever, si bien existió una fuerte disminución en 12 meses, en promedio 2014 versus 2013 el rubro creó 18 mil puestos. “Pese a ello, a partir de mediados de año se comenzó a perder empleo comparado en 12 meses, a consecuencia de la desaceleración de la actividad sectorial”, señaló. Ahora, las proyecciones apuntan a que la actividad comenzará a crear empleo en términos anuales en los próximos trimestres, y cerrará con cerca de 25 mil nuevas plazas promedio.

Desde la Cámara Nacional de Comercio (CNC) precisaron que el nivel de cesantía del comercio fluctuará entre 6% y 7%, lo que se traduciría en 110 mil trabajadores, versus los 92.700 de 2014. “Hay un rezago en las cifras. Se ve que los ocupados del sector han venido cayendo los últimos trimestres móviles más fuerte que el país”, destacan. Añaden que este porcentaje también se desprende de la relación histórica que ha habido entre el nivel de cesantía del comercio y el desempleo total.

Agro prevé que este año el rubro continuará creando empleos

La gerenta del departamento de estudios de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Ema Budinich, señala que es probable que este año el agro continúe creando empleos, particularmente en la temporada de primavera-verano, aunque en magnitudes más acotadas que en 2014. “El sector frutícola, en particular, seguirá creciendo en producción de no mediar fenómenos climáticos adversos, por lo que se esperan mejores perspectivas para el empleo agrícola durante la próxima temporada”, asegura.

Agrega que en 2014 el aumento fue particularmente notorio, ya que el nivel de empleo de fines de 2013 fue bajo por los daños que provocaron las heladas, especialmente en frutales, rubro intensivo en mano de obra. En ese momento el agro perdió 70 mil puestos de trabajo anuales. En este sentido, las cifras del último trimestre del año pasado reflejan la recuperación del empleo agrícola tras este episodio climático. Por otra parte, el hecho de que el agro destaque como el sector que más creó empleos, se explica en parte también por pérdida de ocupaciones en otros sectores, tales como comercio y construcción.    

M. Penaforte, M.J. Tapia y C. Rodríguez 

Fuente: El Mercurio