La tasa informada ayer por el INE fue una décima porcentual más alta que la del mismo período anterior:
Desempleo sube a 6,2% en noviembre-enero y disminuye el ritmo de creación de trabajos.
28.02.2015

Al último trimestre reportado, la economía chilena generó 87.600 nuevas plazas laborales en doce meses, cifra inferior a los casi 110 mil que venía creando al trimestre octubre-diciembre.  


La tasa de desempleo del trimestre noviembre-enero alcanzó el 6,2%, una décima porcentual más que el mismo período pasado y 0,2 puntos por sobre el trimestre inmediatamente anterior, según las cifras dadas a conocer ayer por el INE.

Si bien en este trimestre móvil se crearon 87.642 empleos -comparado con los que había hace doce meses-, esto implica una expansión de 1,1%, algo por debajo de las cifras de los trimestres anteriores.

De hecho, en el trimestre móvil anterior -que abarcó octubre-diciembre de 2014-, se habían creado 109.670 nuevas plazas laborales en doce meses.

Por el contrario, el número de desocupados aumentó por segundo trimestre consecutivo, llegando a los 524 mil.

“Las últimas cifras comienzan a evidenciar un deterioro en el ritmo de expansión de estos niveles de ocupación, junto con una disipación de sectores económicos con creación de empleo estacional”, dice Felipe Ruiz, economista de Bci Estudios.

El experto agrega que los últimos registros laborales muestran señales de débil dinamismo en sectores ligados con el ciclo económico, como la minería, la construcción y la industria. En cambio, el dinamismo en los empleos de baja calidad -en particular los de cuenta propia- han permitido que el desempleo no suba con una mayor fuerza.

“Los datos no fueron positivos, considerando el aumento de la tasa de desocupación en un período de estacionalidad positiva”, sostiene Matías Madrid.

La fuerza de trabajo también creció a un ritmo moderado en doce meses, aumentando 1,1%, producto de un alza de los inactivos y una caída de los que buscan trabajo por primera vez.

“El que se mantenga una tasa de desempleo reducida se explica en parte importante por menor presión de personas buscando trabajo, y no por el dinamismo de la demanda laboral”, señala Cecilia Cifuentes, economista del Instituto Libertad y Desarrollo.

Los sectores económicos que registraron una mayor creación de empleo fueron servicios sociales y de salud, agricultura, administración pública y defensa.

Por otra parte, los que más destruyeron fueron la construcción, hogares privados con servicio doméstico y actividades inmobiliarias.

Santander señala que la creación de empleos sigue siendo dominada por el agro y el sector público, aunque en la agricultura el incremento se vio favorecido por una baja base de comparación.

La sorpresa positiva de la cifra del INE fue la expansión de 2% anual del empleo asalariado, por sobre el 1,4% del trimestre móvil anterior, dato que fue destacado por el ministro de Hacienda, Alberto Arenas. “Lo que ha estado ocurriendo durante todo 2014 y básicamente ahora (...) es que tenemos un mercado laboral sin mayores desequilibrios”, expresa el titular de Hacienda desde la ciudad de Washington, donde sostiene una serie de reuniones con entidades financieras internacionales.

“Que se mantenga un desempleo reducido se explica en parte importante por menor presión de personas buscando trabajo, y no por el dinamismo laboral”.
CECILIA CIFUENTES, de Libertad y Desarrollo.

“Lo que ha estado ocurriendo durante todo 2014 y básicamente ahora (...) es que tenemos un mercado laboral sin mayores desequilibrios”.
ALBERTO ARENAS, Ministro de Hacienda.

Por Mariana Penaforte 


Fuente: El Mercurio