Grupo de expertos trabaja desde el 12 de marzo en la propuesta:
Gobierno anunciará en mayo proyecto de ley para reformar las isapres
01.04.2018

Terminar con la discriminación por sexo, edad y enfermedades preexistentes, a través de un fondo de compensación por riesgo, será la principal medida de la reforma. Lo que queda afuera: terminar con la integración vertical de isapres y clínicas, así como el Plan Garantizado de Salud.  


A más tardar el 12 de mayo, el Gobierno presentará un proyecto de ley para reformar las isapres. Es que al día siguiente de que asumiera como ministro de Salud, Emilio Santelices formó un equipo técnico para definir las falencias del sistema de salud privado y así entregar al Presidente Sebastián Piñera -en 60 días- un proyecto de ley para una reforma profunda.

“Este tema está catalogado con alta prioridad y es uno de los acuerdos nacionales que queremos impulsar como gobierno, por eso tiene urgencia puesta por el Presidente”, dice el ministro en conversación con “El Mercurio”.

Dicho equipo técnico se conformó el lunes 12 de marzo y está compuesto por los economistas Juan Gabriel Fernández y Josefina Henríquez; el director de Fonasa, Marcelo Mosso; Francesco Paolucci, economista del CEP, que ha desarrollado modelos de aseguramiento privado de salud en Holanda, Dubái e Italia, y Gonzalo Leyton, del área de estudios de la Superintendencia de Salud. El trabajo técnico está siendo compartido en todo momento con la Secretaría General de la Presidencia, y cuando ya tengan los cálculos armados, vendrá una etapa de socialización con los distintos actores del mercado de la salud privada, tanto la Asociación de Isapres, las clínicas, y con una amplia gama de parlamentarios, entre otros.

“Lo más complejo en esta etapa ha sido poder recopilar una buena data para hacer los modelamientos. Espero que tengamos algo más claro a más tardar en 60 días, porque el Presidente le puso urgencia a este proyecto. La mesa se instaló el 12 marzo, y desde entonces nos hemos reunido más de una vez a la semana”, explica Santelices.

En la Asociación de Isapres también están conscientes de la urgencia de una reforma de este tipo. “El sistema de isapres necesita una modernización, se tiene que poner de acuerdo con los tiempos actuales. Hay cuestionamientos que se le hacen al sistema que tienen que ser corregidos”, afirma el presidente del gremio, Rafael Caviedes.

El presidente de la comisión de Salud de la Cámara de Diputados, el socialista Juan Luis Castro, concuerda con la urgencia del proyecto y llama al Gobierno a hacer un trabajo prelegislativo fuerte para alcanzar un consenso y que tenga rápida tramitación en ambas cámaras del Congreso.

Terminar con discriminaciones como eje principal

Tanto Santelices como Caviedes y Castro concuerdan en un punto: hay que terminar cuanto antes con la discriminación por sexo, edad y preexistencias. “Hoy resulta poco tolerable decir que las mujeres pagan más porque gastan más, aunque empíricamente es así”, dice Caviedes.

Para hacerlo, el ministro apunta a crear un fondo de compensación por riesgo, modelo similar al que utilizan las isapres hoy con las Garantías Explícitas en Salud (GES). En palabras sencillas, se trata de un fondo mancomunado de las isapres donde se comparte el riesgo, y así, las que tienen afiliados con más enfermedades o uso del sistema reciben más fondos. “Estamos solidarizando el riesgo de los afiliados de las isapres, terminar con la discriminación es solidaridad en su más profunda expresión”, dice el ministro.

“Si una isapre tiene muchas mujeres y adultos mayores, va a recibir una compensación más alta que una que tiene solo hombres jóvenes”, comenta Caviedes, que comparte con Santelices el diagnóstico y la solución.

Con este fondo de compensación, además, se terminaría la limitación que actualmente tienen los afiliados con enfermedades preexistentes de moverse de isapres. “Al mantenerse los enfermos genera que haya un cambio también en la relación con los prestadores. Hoy, el asegurador es un agente pagador, o sea, si le sube la siniestralidad dada por el prestador (si el prestador sube el costo) se aumenta la prima. Si se incluye un modelo de compensación por riesgo, y la isapre tiene que mantener a ese adulto mayor en el sistema, va a buscar un prestador que ponga énfasis en lo preventivo. Le voy a generar el incentivo de cuidar a la población”, afirma Santelices.

Y al terminar con la discriminación por sexo, edad y preexistencia, dice el ministro, se terminaría con el actual proceso de judicialización del alza de precios de los planes de salud, pues, la discriminación es el principal argumento usado para ir a las cortes.

Otro de los puntos fuertes que tendría el proyecto de ley que presentará el Ejecutivo en mayo es la inclusión de la “paquetización de soluciones médicas”. Actualmente, las aseguradoras pagan por cada servicio prestado de manera distinta. Es decir, una operación de cadera en una clínica puede incluir a dos cirujanos, un anestesista y sin el proceso de rehabilitación. La idea, dice Santelices, es que se entreguen soluciones médicas completas. Así, las isapres pagarán por la operación de cadera que tendrá los mismos componentes en todas las clínicas del sistema. Además, el usuario, al saber desde el principio cuánto pagará en cada clínica, podrá optar por los prestadores más económicos. “Es un desafío enorme, pero el mundo va hacia eso”, dice Santelices.

En este punto, Caviedes dice que debe haber también una diferenciación por estado de salud. Es decir, esa misma operación de cadera debe diferenciarse por el estado en el que se encuentre el paciente y las enfermedades que pueden agravar la operación, como obesidad o problemas cardíacos.

Plan Garantizado de Salud no estaría en el proyecto

El diputado Juan Luis Castro dice que uno de los ejes que debería tener el proyecto de reforma es el Plan Garantizado de Salud. Es decir, que haya una tarifa plana para todas las personas de la misma isapre, y que no diferencie por sexo, edad o preexistencia, y cuya alza de precio se fije de acuerdo con criterios objetivos. Misma opinión comparte el presidente de las isapres. “Gran parte del problema se soluciona definiendo un Plan Garantizado de Salud, que haya cierta uniformidad en los beneficios que reciban todas las personas. Así se establece una tarifa plana y un riesgo comunitario. El riesgo es el comunitario, las tarifas las fija cada isapre”, comenta Caviedes.

Pero en el Gobierno tienen una opinión distinta, y el Plan Garantizado de Salud no estaría en el proyecto de ley. “El Plan Garantizado de Salud es un proyecto que ya lleva ocho años en proceso y no ha salido a flote. Lo estamos mirando, para tenerlo frente a la propuesta que estamos trabajando, pero no va a ser el foco de nuestra propuesta. Principalmente, porque la prima plana absoluta genera una dificultad muy grande para las personas más jóvenes, por ejemplo”, dice el ministro.

“Este tema está catalogado con alta prioridad y es uno de los acuerdos nacionales que queremos impulsar como gobierno”.Emilio Santelices, ministro de Salud.”Hoy resulta poco tolerable decir que las mujeres pagan más porque gastan más, aunque empíricamente es así”.Rafael Caviedes, presidente Asociación de Isapres.”Hacemos un llamado al Gobierno a hacer un trabajo prelegislativo para llegar con un acuerdo a las cámaras”.Juan Luis Castro, presidente Comisión de Salud Cámara de Diputados.

TANTO EL MINISTRO como la Asociación de Isapres no consideran perjudicial la integración vertical entre Isapres y clínicas.

1.937.489

cotizantes registraron a diciembre del año pasado las 12 isapres abiertas y cerradas del sistema.

Cinco

integrantes tiene la mesa técnica que el Gobierno creó para una reforma a las isapres: Juan Gabriel Fernández, Josefina Henríquez, Marcelo Mosso, Francesco Paolucci y Gonzalo Leyton.

60

días de plazo dio el Presidente Sebastián Piñera al ministro de Salud, Emilio Santelices, para presentarle un proyecto de reforma a las isapres.

IPC de la Salud y fin de la integración vertical quedarían fuera del proyecto

De acuerdo con el ministro de Salud, Emilio Santelices, uno de los puntos que quedarían fuera de la futura reforma a las isapres sería el terminar con la integración vertical de las instituciones de salud privada con las clínicas. “La integración vertical no es un tema que complique al desarrollo del modelo, porque se soluciona al tener un sistema con competencia. Lo que se va a dar es que los aseguradores van a buscar los prestadores que les generan mejores condiciones para cuidar a los enfermos, y con eso el mercado se va a hacer más competitivo. Y si hubiese una moción en que la integración vertical para algunos es una dificultad para el desarrollo del modelo, es un tema debatible, pero no pasa a ser un tema limitante para los objetivos principales, que es terminar con las discriminaciones”, recalca el secretario de Estado.

Sobre este punto, Caviedes defiende la existencia de la integración vertical. “Es virtuosa, porque es una herramienta que sirve para entregar un mejor servicio al usuario a un menor costo. Esa es la razón por la que las mutuales están completamente integradas, o que Fonasa sea un servicio integrado. Lo que sí hay que hacer es que los gobiernos corporativos de estos holding deben ser muy transparentes y exigentes, y que los precios de transferencia, la venta de prestaciones de salud de una clínica a un seguro, debe ser transparente, y no discriminatorio por tipo de asegurador”, dice.

El IPC de la Salud también quedaría fuera del proyecto. “Para los cálculos actuales de la paquetización de soluciones médicas estamos sacando los costos reales a partir de registros históricos de facturación. En el diseño a futuro tenemos que trabajar en cómo se van a reajustar los planes anualmente”, dice Santelices.

El diputado Castro también apunta a otra propuesta que el ministro no menciona como parte de la futura reforma. “Debe haber solidaridad entre Fonasa y las isapres. Yo propongo que se cree un fondo mancomunado de salud que permita que usuarios de las isapres puedan atenderse en el sistema público en atenciones complejas o catastróficas, como hormonas de alto impacto, quimioterapias y trasplantes”.

Gobierno mantendrá a Pavlovic en la Superintendencia hasta junio

Hasta ahora no se había definido el futuro de Sebastián Pavlovic como superintendente de Salud. Y Santelices da luces. “Él termina su período en junio. Por ahora, la decisión que se ha tomado es la de mantenerlo por lo menos hasta esa fecha. Si viene un nuevo nombre o no, es una determinación del Presidente”.

Y agrega que como “no se ha nominado a nadie nuevo, mientras tanto seguimos trabajando con el superintendente Pavlovic, con una agenda muy clara, porque una de las cosas que para el Presidente ha sido fundamental es que el cambio no se traduzca en dificultades para el funcionamiento de las instituciones que afecten a los usuarios”.

Nicolás Durante Parra. 


Fuente: El Mercurio