Para hombres y mujeres que hayan cotizado toda su vida con un ingreso inicial de $700 mil:
Pensión podría aumentar más de 50% si se posterga edad de jubilación 5 años
22.03.2018

A pesar de que la propuesta de Sebastián Piñera no contempla elevar la edad para retirarse del mundo laboral, sí se consideran incentivos para los que voluntariamente continúen trabajando.  


Dentro del debate previsional hay un tema que siempre surge y es la edad de jubilación. Actualmente está establecido que la edad legal para dejar de trabajar de los hombres es a los 65 años, mientras que la de las mujeres es a los 60. Sin embargo, debido a las bajas pensiones obtenidas la alternativa de postergar la edad de jubilación podría ser un aporte para mejorarlas.

La Asociación de AFP realizó un cálculo simulando que las personas postergan su jubilación cinco años. En el caso de los hombres hasta los 70 y en el de las mujeres hasta los 65 años. En el supuesto se consideró que los afiliados comenzaron a cotizar a los 25 años, con un ingreso inicial de $700 mil y un incremento anual real de 1%. Además, supuso que la rentabilidad de los fondos de pensiones es de un 5% real anual y con una densidad del 100% de cotizaciones.

Bajo estos supuestos, las pensiones de los hombres que se jubilen a los 70 años podrían aumentar hasta 56% y para las mujeres, si lo hacen a los 65 años el incremento podría ser de 50%. Para los hombres, por cada año que sigan activos en el mundo laboral y cotizando, la pensión aumenta más de un 10% anual y para las mujeres crece cerca de un 8% (ver infografía).

El gerente de Estudios de la Asociación de AFP, Roberto Fuentes, explica que, según las tablas de expectativas de vida, las mujeres que hoy tienen 60 años vivirán en promedio hasta los 90 y los hombres que hoy tienen 65 años llegarán a los 84 años promedio. Por ello, explica que cualquiera sea la remuneración imponible, al retrasar la edad de jubilación mejora la pensión, ya que aumenta el fondo por una mayor cantidad de meses cotizados, gana más rentabilidad por el mayor fondo acumulado y el mayor tiempo de inversión del ahorro. Además, reduce el tiempo que deberá vivir de una pensión.

Fuentes sostiene que también es importante reconocer que las remuneraciones en edades posteriores a la edad legal de jubilación son determinantes para este aumento.

No obstante, agrega que en un sistema de ahorro y capitalización no es tan relevante establecer edades de pensión límites, porque el sistema permite que las personas se pensionen a la edad que quieran. “Siempre y cuando acumulen un monto que les permita obtener una pensión que cumple los requisitos legales en caso de una pensión anticipada. En consecuencia, el incentivo a jubilarse más tarde es el monto de la pensión. A más años de cotización, mayor pensión”, precisa el ejecutivo.

Pese a que la propuesta del gobierno entrante en materia de pensiones no contempla un aumento obligatorio en la edad de jubilación sí habrá incentivos para quienes la atrasen. El ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg, señala que quienes posterguen su jubilación y voluntariamente quieran seguir trabajando podrán acceder, por ejemplo, a un alza en el aporte previsional solidario o tendrán la posibilidad de retirar fondos de libre disponibilidad hasta en un 50% de la diferencia entre el saldo para financiar la pensión y el ahorro adicional de los años que alargó su trabajo.

Sin embargo, es enfático en que se debe acompañar esto con una serie de políticas para que los adultos mayores alarguen su vida laboral. “Una cosa es querer y otra cosa es que encuentren trabajo. Lamentablemente en los últimos años, en vez de crearles oportunidades a los adultos mayores se han destruido empleos y eso tenemos que revertirlo”, dice.

“De nada sirve crear beneficios e incentivos en el papel si no generamos las oportunidades laborales para ellos”.
NICOLÁS MONCKEBERG
MINISTRO DE TRABAJO Y PREVISIÓN SOCIAL

”El incentivo a jubilarse más tarde es el monto de la pensión. A más años de cotización, mayor pensión”.
ROBERTO FUENTES
GERENTE DE ESTUDIOS DE LA ASOCIACIÓN DE AFP.

María Jesús Coloma F. 


Fuente: El Mercurio