Buenas noticias para el mercado laboral
02.04.2018

La semana pasada el INE publicó las cifras de empleo correspondiente al trimestre móvil diciembre 2017-febrero 2018, donde se da cuenta de un incremento en la tasa de desempleo, alcanzando a un 6,7% (que alcanzó un 6,5% el trimestre móvil anterior).

Pese a este aumento en la tasa de desempleo, distintos economistas tomaron se alegraron con la noticia. Incluso, el mismo Ministro de Hacienda, Felipe Larraín, calificó los resultados como una “buena señal”. ¿Cómo es esto posible?

Para entenderlo, debe mirarse el desempeño que la calidad del empleo ha venido registrando en Chile durante los últimos años, más específicamente en lo que tiene relación con la creación de empleos de asalariados versus la creación de empleos de aquellos que trabajan por cuenta propia.

Y es que el pobre crecimiento de la economía de los últimos años afectó significativamente la calidad del trabajo en nuestro país. Específicamente, además de reducirse en promedio la creación total de empleo en más de un 40% respecto del primer gobierno de Sebastián Piñera, el empleo por cuenta propia, es decir, aquel de peor calidad -sin contratos ni cotizaciones previsionales- aumentó en más de un 100%, al tiempo que el empleo asalariado vio disminuida su creación en más de un 70%.

Dentro de este empleo asalariado, además, se observó durante estos últimos años una importante creación de empleo asalariado público, donde sólo durante el 2017 suman en torno a 280.000 en contraposición al empleo asalariado privado, donde se destruyeron algo más de 20.000 puestos.

Partiendo desde este escenario, lo más sensato sería esperar que junto con las mejores expectativas y el repunte económico, más que suponer que se registrará una baja en la tasa de desempleo, se comience a ver una recuperación en la calidad del mismo. Es decir, debería comenzar a verse un traspaso de las personas desde un empleo de mala calidad hacia un empleo con contrato y de mejor calidad.

¿Y qué dicen las últimas cifras del mercado laboral publicadas por el INE respecto de la calidad del empleo?, ¿por qué se ha leído con buenos ojos la noticia?

En términos generales, y como podía esperarse aun cuando se observó un aumento en la tasa de desempleo total, al analizar por categoría ocupacional se ve una mejora (o una señal de ello) en la calidad del trabajo en Chile.

Esto es, para el trimestre móvil diciembre 2017-febrero 2018 un incremento en la tasa de crecimiento anual de los asalariados de 3,8% (la más alta desde finales de 2012) y una disminución en la creación de empleos por cuenta propia (-0,2% anual). La primera desde mediados de 2015.

Sin embargo, aunque dentro de los asalariados continúa dominando la creación de empleo del sector público, que volvió a registrar un incremento, este fue menor al del trimestre móvil anterior. Por el lado de los asalariados privados, en tanto, se registró una nueva alza, sumando 77.356 empleos. En suma, buenas noticias para nuestro mercado laboral.

Economista Senior Libertad y Desarrollo

Por Carolina Grunwald


Fuente: Pulso