Pablo Antolín, jefe de la unidad de pensiones privadas del organismo
Experto OCDE: "Eventualmente la edad de jubilación en Chile tiene que ser mayor"
27.03.2018

El aumento de competencia en el sistema es una buena idea, pero no ayuda a tener mejores pensiones, asegura.  


“La única forma de solucionar el problema (de las bajas pensiones) es ahorrar más y por mucho tiempo”, dice Pablo Antolín. El economista y jefe de la unidad de pensiones privadas de la OCDE expondrá hoy en el seminario “Mejores pensiones para Chile”, encuentro que contará también con la presencia del ministro del Trabajo y Previsión Social, Nicolás Monckeberg.

Chile no se está quedando atrás en pensiones, sino que tiene un problema de que la gente no ahorra lo suficiente durante un período para alcanzar niveles de pensiones necesarios, asegura Antolín. “Por consiguiente, requiere una intervención del regulador y de la política para garantizar que la gente contribuya más y por un período más largo”, dice el economista, para que las personas estén conformes con las pensiones y no cuestionen el sistema. “Porque cuestionarlo sencillamente porque se ahorra poco y durante períodos cortos es ilógico. El problema no es el sistema”, asegura.

Pese a que ningún gobierno en Chile ha propuesto el aumento en la edad de jubilación -que actualmente es de 60 años para las mujeres y 65 años para los hombres-, el promedio de la OCDE alcanza los 67 años. El experto sostiene que si en todos los países de la OCDE ha habido una convergencia en que la edad para pensionarse de los hombres y mujeres sea la misma, y esta ha aumentado, Chile debería apuntar en ese camino. “Chile es un país que está convergiendo a la OCDE y lo tiene que hacer en todo sentido. Se está acercando en riqueza, en demografía, se tiene que acercar en todo, y eventualmente la edad de jubilación debe ser mayor”, afirma.

Una mayor competencia en el sistema es una buena idea, asegura el economista de la OCDE. No obstante, dice que el problema no está en cómo hacerlo, ya que no es tan fácil aumentarla. “Todos tienen que participar con las mismas reglas. Hay ejemplos en varios países en que por aumentar la competencia se han aumentado los costos”. Además, señala que si el objetivo está en mejorar las pensiones, “esa no es la solución”.

La propuesta del Presidente Piñera contempla un alza de 4% -con carga al empleador- a las cuentas de capitalización individual. Con esto las contribuciones alcanzarían el 14%. Antolín sostiene que para empezar “está bien”, pero debería ser más hacia adelante. “Probablemente con contribuciones de entre 16% y 18% sería lo más adecuado. Pero (el aumento de la pensión) es una combinación entre cuánto se contribuye, cuánto se ahorra y por cuánto tiempo”.

“Los independientes deberían ser como el resto de los trabajadores: si tienen obligación de cotizar, ellos también lo deberían hacer.

María Jesús Coloma 


Fuente: El Mercurio