El 40% de los chilenos usa hasta la mitad de su sueldo para afrontar los gastos de marzo
21.03.2018

La mayor parte de quienes piden un crédito para esta época prefiere solicitarlo a casas comerciales y supermercados.  


Si para los escolares y universitarios marzo es el mes menos esperado del año a causa del regreso a clases, para sus padres esta fecha es aun más desagradable debido al fuerte nivel de gasto al que se enfrentan en el tercer mes del año.

Gran parte de las familias chilenas no solo deben desembolsar altas sumas en matrículas, uniformes y útiles -que se multiplican en el caso de tener más de un hijo-, sino que además se suma el pago del permiso de circulación, revisión técnica y seguro obligatorio, transformando a marzo en un mes en que los chilenos deben incurrir al menos en cuatro gastos extras.

Según un estudio realizado por Defensa Deudores, más de un 52% de los chilenos gastará en promedio sobre los $250 mil para cubrir los gastos de este mes, lo que se traduce en que un 40% de quienes participaron de este análisis aseguren desembolsar más de la mitad de su sueldo en este tipo de ítems, algo que según Ricardo Ibáñez, fundador de Defensa Deudores, no es extraño, ya que “entre los chilenos no existe una cultura de ahorro instaurada, y eso hace que no haya una previsión de los gastos que marzo genera”.

Y como ya se ha vuelto habitual para muchos, la principal fórmula que utilizarán los chilenos para lograr cumplir con todos los gastos asociados a este mes será solicitar algún tipo de crédito o incluso más de uno. Entre quienes dicen que optarán por esta alternativa (casi un tercio de los encuestados), sin duda las tarjetas de crédito de casas comerciales o supermercados asoman como los medios más utilizados, seguidos por los avances en efectivo, lo que según Ibáñez no serían necesariamente los favoritos por su conveniencia, sino porque simplemente son los de más fácil acceso.

$487 mil
es el gasto promedio de las familias chilenas en marzo,  sumando el pago de matrículas escolares, la compra de útiles y uniformes para dos hijos, además del pago del permiso de circulación y el seguro obligatorio para un vehículo.


Fuente: El Mercurio