Reforma laboral: auditoras ven "escaso margen de maniobra" del gobierno para salvar pilares del proyecto
29.04.2016

“El veto aditivo (que en este caso sería modificatorio) es la alternativa y tal vez sea la más rápida considerando lo ocurrido”, dicen.


Pocas esperanzas le quedarían al gobierno para mantener con vida el corazón del proyecto de reforma laboral. La lectura de los expertos de las principales auditoras del país es clara: “No tienen mucho margen de maniobra”, dicen.

Para el abogado senior manager de PwC Chile, Michel Laurie, lo primero es esperar a que salga el fallo del Tribunal Constitucional (TC) para ver los argumentos que contiene y eso podría o debería dar pautas de cómo debiese plantearse el tema en el gobierno.

“No quisiera adelantar fórmulas, pero cualquiera que sea la nueva propuesta, espero que contenga un enfoque de más cooperación y no de confrontación”, dice.

Sobre qué tan viable es el uso del veto presidencial frente a este escenario, Laurie plantea que “el veto aditivo (que en este caso sería modificatorio) es la alternativa y tal vez sea la más “rápida”, considerando todo lo que ha ocurrido”.

En tanto, si la evaluación del gobierno después de conocer el fallo del TC es que el proyecto actual “pierde sentido” y que “se afectó su corazón”, el experto agrega que “tal vez sea la oportunidad de replantearse todo el proyecto y presentar otro”.

En la misma línea, la socia de Tax & Legal de Deloitte, Mónica Fernández, coincide en que el gobierno tiene “escasos márgenes de maniobra” para salvar sus dos principales motores del texto: titularidad sindical y extensión de beneficios.

¿Fórmula para el rescate? Según Fernández el gobierno puede ejercer el veto, sin embargo, el cuidado en esto debe ser máximo, no puede entenderse de manera alguna que se está tratando de pasar por alto lo resuelto por el TC.

Otra vía -más compleja- puede ser a través de la modificación de la Constitución, “en donde se establezca que el único ente que puede negociar son los sindicatos, pero eso significa reforma constitucional de ese artículo en específico, lo que requiere quorum especiales”, dice.

Comenta, además, que si bien se debe hacer un análisis más exhaustivo, “con el fallo se excluyeron normas por lo que el proyecto queda vacío en ciertas materias como, por ejemplo, se define lo que es el contrato colectivo, que es el que se negocia entre la empresa y un sindicato. Luego del fallo, el contrato colectivo puede negociarse entre la empresa, el sindicato y un grupo negociador, casos como este tendrán que ser arreglados”, advierte.

Nancy Ibaceta, socia de Law de EY (ex Ernst & Young), dice confiar en que “el gobierno vetará el proyecto de reforma y enviará sus cambios al mismo, sólo en los que respecta a los artículos materia de la declaratoria de inconstitucionalidad y respecto de otros que puedan verse afectados, pero sólo para adecuar y hacer los cambios pertinentes de acuerdo a lo resuelto por el TC”.

Por K. Peña y D. Vásquez


Fuente: DF