Este miércoles se reunirá la Mesa del Sector Público (MSP):
CUT presiona para iniciar negociación por reajuste y evalúa movilización
02.10.2017

Con el Presupuesto de la Nación listo, endurecerán su postura para que Hacienda no dilate la negociación en etapa electoral.  


La Central Unitaria de Trabajadores (CUT) y la Mesa del Sector Público (MSP) -que agrupa a los 15 gremios que representan a los empleados públicos- se declararon en “estado de alerta” a la espera de una señal concreta del Gobierno para iniciar las negociaciones del reajuste de los trabajadores públicos.

Ayer, horas antes de que la Presidenta Bachelet anunciara el Presupuesto 2018, la CUT en conjunto con la MSP declararon en una conferencia de prensa que no están dispuestos a esperar más una “respuesta concreta” del Gobierno ante su pliego de peticiones ahora que ya está listo el erario para el próximo año.

Arguyeron que su petitorio lo entregaron a Hacienda a inicios de agosto, justamente para adelantarse a la etapa de elaboración del Presupuesto y no tensionar la elaboración de este, pero acusan nula respuesta.

Ahora endurecerán su posición. “Entendemos que ya no hay más excusas para que este gobierno instale de una buena vez la mesa de negociación con los trabajadores y trabajadoras del Estado. Estamos en estado de alerta. Vamos a iniciar un proceso de fortalecimiento de la información y coordinación con nuestras bases en todas las regiones y provincias del país y si en los próximos días no hay una respuesta clara del Gobierno, vamos a fijar una fecha de movilización nacional, que es fuerte”, aseveró Carlos Insunza, presidente de la Asociación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF).

Ramón Chanqueo, coordinador de la MSP, detalló que este miércoles se reunirá la Mesa del Sector Público “y vamos a tomar determinaciones”, donde mencionó una posible movilización y plazos que le entregarán al Gobierno para tener una respuesta definitiva a sus peticiones.

En su pliego de negociación, los empleados públicos solicitan un reajuste nominal de un 6%, además de otros bonos y beneficios, como mayores incentivos al retiro, resolver el paso de trabajadores desde honorarios a contrata, ajustar asignaciones de zonas extremas e incluir a Chiloé en ellas, beneficios de sala cuna para padres y colaciones para todos los trabajadores de los servicios de salud. La presidenta de la CUT, Bárbara Figueroa, subrayó que muchos de estos puntos “son de arrastre”, pues están pendientes de la negociación de 2014. “Estamos en un tiempo crítico”, advirtió la dirigenta.

Juan Manuel Villagrán 


Fuente: El Mercurio