En trimestre móvil julio-septiembre:
Tasa de desempleo sorprende a analistas, y baja 6,4%
31.10.2015

El mercado apuntaba a una desocupación de 6,6% producto de la desaceleración de la economía. No obstante, advierten que hacia delante la cifra sí tenderá a subir.  


La creación de empleo asalariado y por cuenta propia impulsó una baja en la tasa de desempleo a 6,4% promedio en el trimestre móvil julio-septiembre, ubicándose 0,2 puntos porcentuales por debajo del registro de igual período de 2014.

La ocupación creció 2,3% en doce meses y la fuerza de trabajo un 2%. En doce meses se crearon 177.410 empleos netos, de los cuales 148.860 corresponden a empleo asalariado y 80.530 por cuenta propia. En la categoría empleadores se destruyeron 22.360 puestos de trabajo; en personal de servicio doméstico, 27.140, y en familiar no remunerado del hogar hubo 2.490 empleos menos.

Por rama de actividad económica, la construcción y actividades inmobiliarias y de alquiler explican 75.320 de los nuevos puestos de trabajo, lo que la economista Pilar Cruz, de la gerencia de estudios de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), atribuye a la demanda generada antes de que en 2016 entre a operar el IVA en la venta de viviendas. El rubro hoteles y restaurantes creó 40.820 empleos en doce meses; enseñanza, 47.220, y servicios sociales y de salud, 20.460.

En su mayor parte, se trata de empleos del sector privado, ya que la administración pública genera 7.300 puestos de trabajo en doce meses. No obstante, industria y comercio presentan un comportamiento plano en el empleo, dice Cruz.

La cifra de desempleo de julio-septiembre sorprendió a analistas que apuntaban a un 6,6% por la debilidad de la economía. Este pronóstico se vio reforzado luego que el desempleo en el Gran Santiago medido por la Universidad de Chile saltara a 7,1% en septiembre, con un incremento de 1,2 puntos porcentuales en doce meses.

“El desempleo y la tasa de creación de empleos son coherentes con un nivel de crecimiento en torno a 2% para la economía”, dice Pablo Pincheira, académico de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI). No obstante, le llama la atención que en los últimos doce meses, 139.720 personas salieran de la fuerza de trabajo en la categoría “sin deseos de trabajar”.

Las encuestas del INE -que es nacional- y de la U. de Chile -que es en el Gran Santiago- tienen metodologías diferentes, pero a la larga tienden a converger, plantea Cruz.

De persistir la debilidad de la economía y cuando termine el boom en la construcción y venta de viviendas y en los créditos hipotecarios, el efecto se hará sentir en el desempleo, augura.

EN LA COYUNTURA ES MÁS SENSIBLE LA ENCUESTA DE LA U. DE CHILE PARA MEDIR EL DESEMPLEO. A DIFERENCIA DEL INE, UNA PERSONA QUE TRABAJÓ UNA HORA EN LA SEMANA PUEDE CONSIDERARSE DESOCUPADO, DICE LA ECONOMISTA PILAR CRUZ.

LINA CASTAÑEDA 


Fuente: El Mercurio