Mañana presentarán petitorio al Gobierno para iniciar negociaciones:
Trabajadores del sector público pedirán reajuste de 8%, bonos y derecho a huelga
28.10.2015

También solicitarán compensación del “daño previsional”, y la derogación de normas constitucionales que serían contradictorias con convenios internacionales suscritos por Chile.  


Un amplio pliego de peticiones están preparando los trabajadores del sector público para presentar al Gobierno en el marco de la negociación anual de reajuste salarial.

Las 15 agrupaciones que conforman la mesa, y que es coordinada por Carlos Insunza, se reunieron ayer para definir su petitorio. En este destaca un aumento de salarios de 8%, una serie de bonos y una reforma a la Constitución que les permita ejercer el derecho a huelga.

Si bien la entrega del petitorio inicialmente estaba programada para hoy, fue aplazada para mañana jueves, según informó Insunza.

La Asociación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF) llamó a un paro nacional para hoy, en apoyo a la paralización que mantiene el Registro Civil por casi un mes.

El reajuste de 8% que solicitan los empleados públicos es incluso mayor al 7% que pidieron inicialmente el año pasado y que finalmente terminó en un acuerdo de 6%. La diferencia es que este año la negociación se avizora más compleja, dada la estrechez fiscal que ha descrito el Ministerio de Hacienda.

Tras la reunión de ayer, Insunza aseguró que pedirán una serie de bonos y aguinaldos por distintos conceptos. Entre ellos, un bono por un monto aún indeterminado, inherente al término del proceso de negociación.

Agregó que serán enfáticos en solicitar al Gobierno la derogación de las normas constitucionales que no permiten la sindicalización ni reconocen el derecho a huelga en el sector público. Explicó que esto debe concretarse mediante un proyecto de ley, que esperan que se tramite dentro del presente período presidencial.

Esto, por cuanto varios preceptos constitucionales contravendrían convenios de la OIT suscritos por Chile, y que consagran esos derechos en favor de todos los trabajadores, sin distinción.

El dirigente agregó que estas normas también se contradicen con las prácticas de negociación colectiva que se llevan a cabo con el Gobierno cada año.

“Se trata de disposiciones prohibitivas que están en contradicción con el derecho internacional”, afirmó.

Dijo que la mesa también solicitará la consagración de una serie de derechos laborales y sociales, y pedirá que se dé continuidad a los acuerdos del año pasado aún no implementados.

Insunza señaló que, entre otras solicitudes, buscan la compensación del daño previsional que sufren los trabajadores del sector público por diversas realidades particulares de sus sistemas remuneratorios.

Antonio Collados 


Fuente: El Mercurio