Chile mejora índice soberano pero sigue lejos del top 10
25.03.2017

El país subió un puesto, hasta el 17, en la última revisión del indicador de BlackRock. El espacio fiscal es lo que más se ha deteriorado.


Chile mejoró levemente su ubicación en el Índice de Riesgo Soberano de BlackRock a fines del año pasado, pero el país todavía está lejos del top 10.

En la última revisión trimestral del indicador, la nación subió un puesto hasta el 17 de un total de 50. Si bien Chile es el mejor posicionado dentro de América Latina, ha mostrado una clara tendencia a la baja desde que la medición fue lanzada en junio de 2011, cuando apareció en el octavo lugar (en ese entonces se incluían 44 mercados).

Después de un ligero repunte a comienzos de 2015, el indicador local ha experimentado una sostenida caída llegando hasta 0,3, frente al 0,5 de hace dos años.

La medición analiza más de 30 medidas de datos financieros, encuestas y percepciones políticas agrupadas en cuatro grandes categorías: espacio fiscal (40% del índice), disposición a pagar (30%), posición de financiamiento externo (20%) y salud del sector financiero (10%).

“La idea es que sea una herramienta para el sector financiero a la hora de analizar el riesgo de crédito que hay asociado a los bonos soberanos”, explica Claudia Morales, vicepresidenta de BlackRock.

Perfil nacional

Si bien Chile ha exhibido un retroceso frente a sus pares en el listado global, Morales acota que “esto no significa que haya un desmedro realmente de la economía chilena, sino que, en términos relativos, puede haber otros países que lo estén haciendo mejor”.

La experta entrega el ejemplo de Dinamarca, que en la primera edición del índice se ubicó un puesto más arriba de Chile. El territorio nórdico ha mejorado consistentemente sus indicadores, principalmente los relacionados con la responsabilidad fiscal, lo que le ha permitido escalar a la sexta posición.

“Si comparamos respecto al año 2011, nuestra situación no ha cambiado significativamente”, expresa la ejecutiva de la mayor administradora de activos del mundo, quien agrega que “el perfil del riesgo se ve bastante fuerte”.

De hecho, tanto la disponibilidad a pagar como la salud del sistema financiero se han mantenido bastante estables en el tiempo.

Actualmente, la posición de financiamiento externo es la variable más débil, pero el componente que más se ha deteriorado en años recientes es el de espacio fiscal, aunque este elemento no ha vuelto a tocar los mínimos registrados a fines de 2014.

Morales precisa que uno de los factores que está restando algo de espacio fiscal son los ingresos del gobierno respecto del PIB. La especialista detalla que, en los primeros meses del año, el aporte de Codelco al Fisco se ha desplomado 61%; el de la minería privada, casi 44%; y el del resto de los contribuyentes, 11%.

La experta sugiere diversificar las fuentes de ingresos a través de las ganancias en productividad, aunque advierte que “eso no es algo que se puede gatillar en el corto plazo”.

Morales también apunta a los esfuerzos para reducir la evasión y la elusión como una estrategia para elevar la recaudación pública.


Fuente: La Tercera