Proyecto debe ingresar al Congreso a más tardar el 30 de septiembre:
Austeridad y reactivación económica determinan prioridades en Presupuesto 2016
03.08.2015

Tras recibir las propuestas de los distintos ministerios durante julio, la Dipres se encuentra ahora en una etapa de trabajo interno, evaluando los pedidos ministeriales en medio de un escenario de desaceleración y con la certeza de un menor gasto público para el próximo año.  


A toda marcha sigue el proceso de construcción del Presupuesto 2016, proyecto de ley que debe ingresar a más tardar el 30 de septiembre al Congreso.

Durante todo julio, los equipos técnicos de los ministerios y los jefes de servicio entregaron a la Dirección de Presupuestos (Dipres) sus solicitudes de recursos a través de reuniones con comisiones técnicas. Ahora la entidad se encuentra en una etapa de trabajo interno, evaluando las propuestas ministeriales, lo que debiera durar hasta mediados de agosto. Luego de ello, se desarrollará una propuesta del proyecto, que se discute con Hacienda y la Presidenta Bachelet. Posteriormente, se informa a los ministros de las decisiones tomadas para llegar al proyecto final, lo que debiera ocurrir entre el 9 y el 16 de septiembre.

El escenario de la discusión que se avecina no se ve fácil para el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, quien desde que asumió la cartera de las finanzas públicas ha tratado de instalar la idea de que el gasto no puede seguir teniendo una expansión exagerada el próximo año. “Cualquier macroeconomista sabe que después de un crecimiento de casi dos dígitos, el año siguiente tiene que tener un crecimiento sustancialmente más bajo”, dijo Valdés en entrevista a “El Mercurio” tras asumir la cartera.

Para la Ley de Presupuestos 2015, el ex ministro Alberto Arenas proyectó un incremento de 9,8% en el gasto público en comparación con la Ley de Presupuestos de 2014. En la actualización de proyecciones realizada el mes pasado, el ministro Valdés explicitó que si bien este año el monto de gasto será US$ 1.200 millones superior a lo que se aprobó en la ley, el incremento será 8,8% en comparación con lo que efectivamente se gastó en 2014. Esta cifra es la más alta desde 2009, año posterior a la crisis subprime (ver infografía).

Dado este contexto, lo que marcará el Presupuesto 2016 será la austeridad y la reactivación, según afirman desde distintas carteras, las cuales están trabajando con ese foco sus prioridades de gasto (ver recuadros).

Los economistas proyectan que el gasto público en 2016 debiera crecer bajo el 5%, por la caída que se prevé en los parámetros que determinan los ingresos estructurales del fisco: el PIB tendencial y el precio del cobre en el largo plazo.

Sin embargo, las reiteradas muestras de austeridad que ha dado Valdés y su discurso más realista, reconociendo el deterioro del escenario económico, han provocado molestia en algunos parlamentarios del oficialismo. Diputados de la bancada PS han advertido a Valdés no estar dispuestos a apoyar eventuales recortes presupuestarios en materia social o incumplimientos en materias que estaban en el programa de gobierno.

Hoy lunes, la Nueva Mayoría sostiene un cónclave con la Presidenta y sus ministros, donde se definirán las prioridades del programa, las iniciativas que se llevarán adelante y las que se postergarán. De hecho, previo al encuentro, Rodrigo Valdés recibió una serie de informes de las distintas carteras con los detalles de los proyectos para ayudarlo en la toma de decisiones. Las determinaciones que hoy se tomen comenzarán a reflejarse en el Presupuesto 2016.

Menor gasto público

Economistas proyectan que el gasto público en 2016 debiera crecer bajo el 5%, por la caída que se prevé en los parámetros que definen los ingresos estructurales del fisco.

Implementación de la reforma laboral será un eje en 2016Trabajo:

El Ministerio del Trabajo afirma que la reforma laboral ya estará aprobada en 2016 y que de ella se derivarían otras prioridades presupuestarias como el fortalecimiento en la Dirección del Trabajo de los mediadores, el sistema de arbitraje y los informes técnicos laborales respecto a los servicios mínimos. La reforma también implicará una mayor capacitación a los dirigentes sindicales. Para la DT también están contemplados 100 nuevos fiscalizadores en 2016.

En la agenda de empleo de mujeres y jóvenes, se seguirá con el programa de capacitación Más Capaz, el Bono Trabajo Mujer y el Subsidio al Empleo Juvenil.

Variación del gasto debe respetar el escenario económicoDesarrollo Social:

Para el Ministerio de Desarrollo Social, la variación de su presupuesto debe contextualizarse en el escenario económico previsto para 2016 y debiera expandirse menos que el 13,8% contemplado en el Erario de 2015. “Se proyecta un crecimiento del presupuesto más moderado que en 2015, pero que finalmente expresará la voluntad del Gobierno por mantener e incluso aumentar el gasto social, especialmente cuando la situación económica del país requiere de una respuesta del Estado para garantizar un piso de protección social”, dicen en la cartera.

Entre las prioridades están la ampliación del Subsistema de Protección a la Infancia Chile Crece Contigo y la implementación gradual del Sistema Nacional de Ciudadanos. Se seguirá avanzando en la construcción de centros para adultos mayores, en la instalación de una estrategia de intervención territorial y en el fortalecimiento de la agenda de desarrollo indígena. En términos de protección social, en 2016 se inicia la implementación del nuevo sistema de apoyo a la asignación de beneficios sociales.

Contribuir a la recuperación económicaObras Públicas:

Para el Ministerio de Obras Públicas, uno de los ejes centrales de 2016 será contribuir a la reactivación económica, generar nuevos puestos de trabajo y buscar disminuir la desigualdad territorial a lo largo del país, afirman en la cartera.

Estos lineamientos se encuentran plasmados en la “Agenda 3030. Hacia un País con Desarrollo Equilibrado: Infraestructura y Agua”, que contempla una inversión de US$ 37 mil millones para el período 2014-2021. Otros objetivos de la cartera serían “revitalizar la alianza público-privada” y fomentar un uso eficiente de los recursos hídricos.

Programas habitacionales y reconstrucciónVivienda:

Vivienda fue uno de los ministerios que mayor crecimiento del gasto tuvieron en el presupuesto 2015, con 17,5%. Para 2016, sin embargo, desde la cartera afirman que lo importante “no es el crecimiento (del gasto), sino los compromisos adquiridos”. Los recursos se destinarán principalmente a la gestión de programas habitacionales reformulados, y el Programa Extraordinario de Reactivación Económica e Integración Social. Además, será prioritario destinar recursos para la disminución de campamentos, ejecución del Programa Quiero Mi Barrio.

Gestionarán los planes de reconstrucción en marcha: erupción del volcán Chaitén, terremoto 27-F, terremoto de Arica y Tarapacá, incendio de Valparaíso, aluvión de Antofagasta y Atacama, y erupción del volcán Calbuco.

Seguridad y modernización de serviciosInterior:

El proyecto de presupuesto del año 2016 del Ministerio del Interior se hará “con estricta adhesión a las prácticas de austeridad y racionalidad”, señalan. Estará destinado principalmente a atender emergencias, mantener el orden público, fortalecer los gobiernos regionales y modernizar los servicios.

En la Subsecretaría del Interior se mantienen los recursos, los cuales se destinarán a los planes para combatir el tráfico de drogas y a modernizar la gestión del Departamento de Extranjería.

El presupuesto de la Subdere tendrá un incremento que persigue impulsar la descentralización, a través de los programas de Fortalecimiento Municipal, de Recuperación de Daños por Catástrofes y de Revitalización de Barrio e Infraestructura Patrimonial Emblemática, además de los gastos propios del Precenso.

El gasto de la Subsecretaría de Prevención del Delito estará orientado a fortalecer los Programas de Fondo Nacional de Seguridad Pública, Barrios de Alta Complejidad, de Intervención en Cascos Históricos y Barrios Cívicos, y de Destinos Turísticos.

En la Onemi, en tanto, se concentrará el gasto en su nueva institucionalidad.

Limitaciones sin afectar calidad de atencionesSalud:

En el Ministerio de Salud señalaron que la cartera está en la línea gubernamental de austeridad, pero que espera que esta no afecte la calidad y seguridad de las atenciones a los pacientes. Para esto, trabajarán en mejorar la gestión, especialmente en el nivel central de la administración. Señalan que para 2016 el plan de inversión en salud sigue siendo prioridad para cumplir el programa de gobierno, así como el plan de especialistas. Informaron que este año se incorporó un número importante de médicos generales, y que esperan que ese incremento se mantenga el próximo año. También pretenden darles continuidad a los programas de salud bucal, de adultos mayores y al fondo de farmacias. Explicaron que si bien están pidiendo que el presupuesto 2016 sea nominalmente mayor al de 2015, no esperan que el incremento sea del orden del que hubo en 2015, que fue de 11,8%. Salud muestra, hasta ahora, una baja ejecución de los recursos aprobados para inversión este año.

M. Penaforte y A. Collados 


Fuente: El Mercurio