En primer semestre de 2015, según nuevo Ranking de Pagadores de la Asoc. de Emprendedores y la Bolsa de Productos:
Desaceleración impacta pagos a proveedores pyme; plazo promedio sube de 47 a 54 días
01.08.2015

En la primera versión del estudio, las empresas Walmart, Huachipato, Gasco, Los Pelambres, Agrícola Súper y Concha y Toro lideran como “mejores pagadores”. Iniciativa busca mejorar las condiciones de pago y el acceso a financiamiento.  


Un progresivo deterioro, de la mano de la desaceleración de la economía, ha experimentado el plazo promedio de pago de las grandes compañías a los proveedores, que en su mayoría son pequeñas y medianas empresas (pymes), con ventas anuales iguales o inferiores a 100 mil UF.

Del máximo de 112,7 días promedio anotado en el tercer trimestre de 2010, se registró un paulatino descenso, hasta el mínimo de 44,3 días promedio en el último cuarto de 2012, seguido de 47 días promedio entre octubre-diciembre de 2014.

Pero desde esta última medición se observa una tendencia al alza: en el primer trimestre de este año subió a 48,2 días, y en el segundo trimestre de este mismo ejercicio saltó a 54,2 días. En otras palabras, entre diciembre del año pasado y junio de este año, el plazo promedio para que los proveedores pyme reciban sus pagos de parte de las grandes empresas aumentó poco más de una semana.

“Existe alguna correlación entre la desaceleración económica que afecta a Chile y un incremento en los plazos de pago detectados en los últimos meses”, dijo Christopher Bosler, gerente general de la Bolsa de Productos (BPC), plataforma de subasta pública para la transacción de productos, contratos, facturas y sus derivados. “Hay indicios de que esto podría obedecer a una mayor cautela de parte de las empresas pagadoras en cuanto al manejo de su caja y capital de trabajo”, agregó.

Quien también alerta de esta situación es Cristián López, director ejecutivo de la Asociación de Emprendedores (Asech), que agrupa a más de 20 mil socios. “Sí existe una correlación” entre la desaceleración económica con que haya empeorado el comportamiento de pago de las grandes compañías a las pequeñas y medianas. “Lo que no puede pasar es que las grandes empresas cambien sus plazos de pago, para así no ver perjudicada su caja”, advirtió.

Líderes por sectores

Para enfrentar esta situación, la Asociación de Emprendedores y la Bolsa de Productos unieron fuerzas con el propósito de mejorar las condiciones y acceso a financiamiento de las pymes y emprendedores en general y aumentar el grado de transparencia en la industria. El primer Ranking de Pagadores, indicador trimestral que entregará información sobre los plazos de pago de las grandes empresas en Chile, es fruto de este acuerdo.

El Índice de Plazos de Pago y el Ranking de Pagadores se construyen sobre la base de la información oficial de facturas ingresadas a la custodia de la bolsa y su posterior transacción bursátil. La muestra por sector considera solo las transacciones de pagadores grandes a proveedores pyme, de acuerdo a una escala de evaluación que otorga un puntaje de hasta 100 puntos. Esto es, a mayor puntaje, mejor pagador.

Los criterios para evaluar y sus ponderaciones son:

Plazo de pago de pagador: las empresas pagadoras se agruparon por sector, y se compara el plazo promedio individual versus el global y el sectorial, premiándose aquellos pagadores con plazos de pago menores al promedio global ( 25 puntos ) y de su sector ( 25 puntos ). Éstos obtienen una puntuación máxima de 50 puntos.

Facilidad de confirmación de facturas por parte del pagador: se evalúa según la disposición del pagador a facilitar la información de fechas de pago o de mecanismos estándares y de calidad para la confirmación de las facturas. La puntuación máxima para este criterio es de 25 puntos .

Comportamiento de pago del pagador con su proveedor según condiciones comerciales: se evalúa según la diferencia de fechas de pago real de una factura comparado con la fecha pactada comercialmente con el proveedor (fecha indicada en factura). Este criterio recibe como máximo otros 25 puntos .

Para esta primera medición, correspondiente al segundo trimestre de 2015, las empresas que obtuvieron la más alta puntuación y, por lo tanto, son consideradas como “mejores pagadoras” para este período, son la supermercadista Walmart (88,4 puntos, de un total de 100), la siderúrgica Huachipato (86,2), Gasco (82), minera Los Pelambres (81,5), Agrícola Súper (de Agrosuper, 78,9) y la viña Concha y Toro (69,3).

Cómo y qué facturas se transan

La transacción bursátil de facturas es factible gracias a una ley que le confirió mérito ejecutivo y su uso se ha masificado con la factura electrónica. Hoy existen cerca de 300 empresas pagadoras registradas para operar, que corresponden principalmente a medianas y grandes compañías (ventas sobre los US$ 8 millones anuales).

Este modelo considera la custodia de los productos a ser transados, entre ellos las facturas. La negociación solo se puede realizar una vez depositada (cedida en dominio) la respectiva factura a la custodia de la bolsa. De ahí que ésta conozca todos sus detalles y fechas de emisión, recepción, confirmación y pago.

La regulación exige que las compañías tengan una situación financiera que les permita afrontar sus obligaciones de corto plazo desde empresas con un nivel de ventas anual cercano a los US$ 16 millones y patrimonio de US$ 8 millones, hasta empresas locales o filiales de internacionales con clasificación de riesgo sobre triple B. También se permiten pagadores del Estado, aunque presentan bajos niveles de transacción. Se pueden transar seis tipos de facturas. Las principales:

Facturas normales (tipo F): permiten adelantar el pago de una factura ( factoring ).

Facturas aplazadas (tipo A): permiten aplazar el pago de una factura ( confirming ).

Facturas garantizadas (tipo G): permiten que una institución financiera adquiera el compromiso de responder a la obligación de pago asumida por el pagador o deudor.

Para este ranking , solo se consideran las facturas tipo F, ya que no existe modificación en el plazo de pago y representan el 60% de las operaciones.

Andrés Venegas 


Fuente: El Mercurio