Chile es el país donde los trabajadores más aportan a seguridad social
27.09.2016

Además, de las economías de la región, los empleadores locales son los que menos contribuyen a este ítem. 


Chile es el país de la región donde los trabajadores más contribuyen a la seguridad social y donde los empleadores desembolsan menos en dicho ítem. Así lo reveló el nuevo informe de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), titulado “Impuestos sobre los salarios en América Latina y el Caribe”, en el que se estudiaron los gravámenes laborales de 20 países de la región.

El documento reveló que pese a que Chile no es el país que tiene la mayor diferencia entre los costos laborales medios del empleador y el salario neto de un trabajador promedio, es la economía en la que existe la mayor desproporción entre lo gastado por los empleadores y por los empleados en materias de seguridad social.

A 2013, los impuestos sobre los ingresos de un trabajador promedio llegaban al 22,6% en Chile. Sin embargo, la OCDE considera para su cálculo de impuestos los aportes que se hacen para seguridad social -salud y pensiones-, pues en Chile, como en casi todos los países de la región, un trabajador promedio no paga un impuesto propiamente tal sobre sus ingresos.

De ese impuesto, que corresponde solo a seguridad social, los trabajadores aportaban más 18,2 puntos porcentuales, la proporción más alta entre las economías de América Latina.

Este panorama se complementa con el hecho de que los empleadores en Chile contribuyen con 4,4 puntos porcentuales del total para seguridad social, dejando al país en primer lugar de las naciones cuyos empleadores menos aportan a este ítem.

A nivel regional, el reporte de la OCDE consignó que “los impuestos sobre los ingresos laborales del trabajador promedio de América Latina y el Caribe (ALC) totalizaron el 21,7% del costo laboral total en 2013, cifra un tercio inferior a la de los países de la OCDE, donde el promedio fue de 35,9%”.

Comparativamente hablando, Chile se encuentra bajo el promedio -tanto de la región como de la OCDE- de impuestos a los ingresos; sin embargo, supera ampliamente la proporción de contribuciones hechas por los trabajadores, con 18,2 puntos porcentuales (pp) versus 7,7 pp promedio regional y el 8,3 pp de la OCDE. A la vez, sobrepasa con creces al comparar las contribuciones de los empleadores del 4,4 pp nacional, versus el 13,6 pp regional y el 14,3 pp de la OCDE.

22,6% del costo laboral total en 2013  fue por impuestos sobre los ingresos laborales del trabajador promedio en Chile.

18,2 puntos porcentuales del total de impuestos  sobre ingresos laborales fueron contribuciones hechas por empleados.

4,4 puntos porcentuales del total  fueron contribuciones hechas por empleadores.


Fuente: Economía y Negocios