Concurso para pymes y emprendedores:
Con ingenio e innovación ayudan a promover la seguridad en el trabajo
03.11.2014

Un simulador para entrenar operarios industriales y mineros y un traje de trabajo para pescadores fueron los ganadores del concurso de “Seguridad en el trabajo para Pymes y Emprendedores”, organizado por Mutual de Seguridad CChC y la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech).  


Las buenas ideas sobran y a veces lo que falta es encontrar el espacio para promoverlas y darlas a conocer. Con esa idea, la Mutual de Seguridad CChC junto con la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech) lanzaron el concurso: “Seguridad en el trabajo para Pymes y Emprendedores”. La idea era, justamente, buscar soluciones para promover la seguridad y salud laboral en el sector y así evitar los accidentes.

La iniciativa tuvo una excelente acogida y en el Encuentro Pyme “Núcleo Emprendedor”, el pasado 22 de octubre, se premiaron a los ganadores.

En la categoría “Accidentes en las pymes” el primer lugar se lo llevó Francisco Muñoz, director comercial de Austral3D.com. Su proyecto Avit Mining es el primer simulador gamificado pensado para el entrenamiento de operarios industriales y minero, enfocado en operación, mantención, permitiendo capacitar al trabajador para realizar bien su trabajo.

COMO UN JUEGO

El simulador funciona igual que los videojuegos en 3D. “Las misiones que debe cumplir el usuario en este mundo virtual, son las actividades de su trabajo diario, las cuales están detalladas en los manuales de operación y mantención. La persona gana o pierde puntaje en la medida en que realiza de manera correcta las tareas”, explica Muñoz.

Cada movimiento del jugador queda registrado en la base de datos y luego se generan reportes de aprendizaje donde se detectan brechas de competencias para poder hacer foco en las futuras capacitaciones. 

Hoy Austral3D está lleno de proyectos de expansión y valoran instancias como este concurso para dar a conocer su trabajo. 

“Son pocas las empresas privadas que están preocupadas de la seguridad y prevención de accidentes de nuestros trabajadores y menos aún las que invierten en innovación y desarrollan nuevas tecnologías para esto. Por eso, cuando nos invitaron a participar en el concurso, encontramos que era una gran oportunidad para mostrar lo que estamos haciendo, explorar una alianza con Mutual de Seguridad y difundir en otros rubros nuestra tecnología”, dice este emprendedor.

Francisco Muñoz añade que en Chile hemos avanzado mucho en cultura de seguridad en los últimos años, pero aún tenemos mucho por recorrer para llegar a tasas de accidentes de países con los que nos comparamos. 

“Por eso, toda instancia que permita mostrar e incentivar a más personas a pensar en esta industria como una oportunidad es muy valioso”, asegura.

Una opinión que comparte Amalia Cubillos, la ganadora del segundo lugar en la misma categoría, gracias a Chiway, un traje de trabajo pensado para pescadores que trae flotabilidad automática integrada, de modo que se pueda llevar en todo momento sin interferir en la actividad pesquera. 

“Creo que hay muchas buenas ideas dando vueltas y estos concursos te dan una respaldo y te permiten conocer a otros competidores que están trabajando en temas similares, poder crear relaciones y hacer cosas en común. Además, le muestra a los trabajadores que hay gente que está pensando en ellos y en su seguridad”, dice esta joven emprendedora social. 

Y cuenta que se enteró del concurso gracias a la incubadora UDD Venture, donde ella y sus socios -Diego Larraín y Pía Cubillos- forman parte.

Cubillos, que toda su vida ha estado vinculada al mar y a la navegación, conoció la realidad de la pesca artesanal cuando trabajó en el Desafío Levantemos Chile. 

“Muchos pescadores no tienen la seguridad necesaria. La mayoría no sabe nadar ni salvavidas porque son incómodos”, dice. 

RESPONSABILIDAD SOCIAL

Con esa realidad en mente creó este traje que tiene flotabilidad automática integrada y en un material especial, que es impermeable, pero al mismo tiempo respirable, para que no se produzca hipotermia. Los mismos pescadores le han dado ideas para mejorar la seguridad del traje, basados en su propia experiencia. 

“Ha sido un trabajo muy enriquecedor y gratificante, ya que con esto no solo estamos protegiendo un pescador, sino a toda una familia que esta detrás de ellos”, asegura.

Chiway ganó un fondo de Corfo y en estos momentos ya terminaron la etapa de los pilotos y ahora comenzará el proceso de certificación por parte de la Armada de Chile para autorizar su uso. “Luego de eso nuestra idea es comercializarlo y ya hay algunas municipalidades interesadas”, dice entusiasmada.


Fuente: El Mercurio