335 fiscalizaciones a empresas infractoras de jornada de trabajo
17.12.2015

Dirección Metropolitana Oriente del Trabajo controló a empresas ya multadas durante el año pasado, un tercio de las cuales se convirtieron en reincidentes.


En su propósito de ir más allá de las tradicionales fronteras de fiscalización, la Dirección del Trabajo ha puesto en práctica en los últimos meses nuevas fórmulas de control del cumplimiento de la legislación laboral.

El año pasado, por ejemplo, se ejecutó por primera vez una fiscalización electrónica a 8.835 empleadores en el ámbito del fenómeno conocido como deuda presunta; esto es, cotizaciones previsionales de trabajadores que dejaron de ser pagadas en algún momento, sin conocerse las causas. Finalmente, el programa detectó un universo de 4.331 empresas en esa situación, lográndose que el 77% de ellas corrigiera su incumplimiento, con el consiguiente beneficio para 18.717 trabajadores.

Este año, a propósito de la nueva Ley de Trabajadores de Casa Particular, se fiscalizó también electrónicamente a 8.522 empleadores que habían incumplido la suscripción de contratos o bien excedido la nueva jornada máxima de 45 horas semanales.

También este año la Dirección Metropolitana Oriente de la institución -a través de sus ocho inspecciones provinciales y comunales- fiscalizó a 335 empresas que emplean a 230.205 trabajadores y que durante el año 2014 infringieron alguna norma de la jornada de trabajo.

El objetivo central, como lo explicó el director regional Cristian Umaña, “fue medir el impacto de nuestras fiscalizaciones en empresas que durante el año 2014 fueron sancionadas por jornada de trabajo, por lo que fueron fiscalizadas nuevamente”.

Durante el proceso de control se analizaron los antecedentes de 19.116 trabajadores, ya sea a través de revisión documental, como de visitas y entrevistas personales.

El resultado del programa arrojó que 102 de las 335 empresas (de todo tamaño) fueron sancionadas nuevamente. Es decir, el 30,45% se convirtió en reincidente en la misma materia.

Del total de sanciones, 49 fueron por no llevar o no llevar correctamente el Registro Control de Asistencia. En segundo lugar figuró el no otorgamiento del descanso legal a los trabajadores.

Cristian Umaña dijo que “obviamente no nos gusta la reincidencia, pero también es preocupante que casi la mitad de los nuevamente multados no esté cumpliendo con un elemento central y básico de toda empresa, que es tener un dispositivo de control de la jornada de trabajo como garantía para los trabajadores de que laboran las horas legamente establecidas por la ley”.


Fuente: DT Gob