Gobierno ha creado 178 mil empleos y expertos ven difícil que se alcance meta de 650 mil a 2018
31.12.2015

Para los especialistas, el compromiso es “poco factible” de cumplir, debido a la desaceleración económica. Esto, en el marco de una tasa de desempleo que ha sorprendido a la baja.


En la página 39 del programa de gobierno, la entonces candidata a la Presidencia, Michelle Bachelet, se comprometía a crear entre 600 mil y 650 mil empleos durante su gestión, en el marco de una economía que crecería -según los cálculos de su comando en aquel momento- entre 4% y 5% para el período 2014- 2018, proyección que hace dos años no parecía tan desproporcionada.

Ad portas de cumplirse la mitad del período Bachelet en La Moneda, las cifras dan cuenta de cierta dificultad en la concreción de dicho compromiso, en el marco de una economía que se ha desacelerado de manera rápida -sorprendiendo inclusive al Banco Central- y un mercado laboral que se ha mantenido resiliente, a lo menos en lo referido a la tasa de desempleo.

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la actual administración ha creado sólo 179.920 empleos si se compara el período enero-marzo de 2014, con el trimestre móvil septiembre-noviembre de 2015.

“A pesar de la fuerte ayuda de la creación de empleo asalariado en el sector público y de empleos por cuenta propia que hemos observado, es muy poco probable que se logren crear 600 mil puestos de trabajo en la actual administración”, afirmó Juan Bravo, asesor macroeconómico de Clapes UC.

La meta de creación de empleos “no es factible”, asegura la economista de Libertad y Desarrollo, Cecilia Cifuentes. En la misma línea se manifestó el investigador de Fundación Sol, Gonzalo Durán, quien expresó que muy probablemente el gobierno no alcance su objetivo de 600 mil a 650 mil nuevos puestos de trabajo, entre 2014 y 2018.

Una apreciación distinta tiene el subsecretario del Trabajo, Francisco Díaz, quien planteó que “vamos a estar dentro de las metas de generación de empleo que nos planteamos”.

Para Díaz, tan importante como generar nuevas plazas laborales, es la calidad de esos puestos de trabajo.

Desaceleración no impacta en la cifra, sí en la composición

A pesar de la baja creación de empleo en el período, la tasa de desocupación se ha reducido en el último año, situándose levemente sobre 6%, pero con un cambio relevante en composición.

El último trimestre de 2013 y varios períodos móviles de 2014 estuvieron marcados por una baja creación de empleos en doce meses y una mayor generación de puestos de trabajo por cuenta propia, en lugar de empleo asalariado.

Ese fenómeno no se ha repetido, al menos durante los últimos tres trimestres, donde el número de ocupados ha aumentado -en promedio- en 136 mil, en doce meses, con puestos asalariados que doblan y hasta triplican el incremento de los cuenta propia.

Sin embargo, los expertos piden cautela y analizar las cifras exhaustivamente. Bravo indica que “la debilidad económica impactó al mercado laboral no por la tasa de desempleo, sino que con un menor ritmo de creación de empleos asalariados en sector privado y mucho aporte del empleo público y por cuenta propia”.

Cifuentes agrega otro dato: actualmente, sólo el 60% de los empleos asalariados que se crea tienen un contrato de trabajo.

Durán afirma que “la calidad del trabajo es mala” y aporta otro antecedente. “Según la última encuesta de ingresos - también del INE - el 50% de los trabajadores percibe menos de $305.000 líquidos y están altamente endeudados. Existe más de un millón de trabajadores dependientes (asalariados) que no tienen contrato de trabajo escrito”.

Además, agregó, “el subempleo, es decir, los ocupados que trabajan pocas horas, pero que están disponibles para trabajar más y lo desean, bordea los 700.000”. Esta variable, la calidad, es también considerada por el (INE), que estudia nuevos indicadores para su medición.

2016 en torno a 7%

Para el próximo año, Libertad y Desarrollo y Clapes UC proyectan incrementos moderados de la tasa de desempleo, actualmente en 6,1%.

En particular, anticipan un menor crecimiento de la oferta y una “insuficiente” creación de empleos asalariados en el sector privado. Eso sí, “en ningún caso la desocupación debería superar el 7%”, concordaron Cifuentes y Bravo.

DESEMPLEO CAE POR TERCER MES CONSECUTIVO APOYADO EN SECTOR SERVICIOS

La tasa de desempleo nacional volvió a sorprender gratamente en el trimestre móvil septiembre-noviembre, ya que retrocedió por tercer mes consecutivo hasta 6,1% desde el 6,3% previo y se mantuvo frente a la situación de hace doce meses.


Como explicó el Instituto Nacional de Estadística (INE), el descenso obedeció a que la fuerza de trabajo aumentó en menor magnitud en comparación a los ocupados (0,4% frente a 0,6%).


Comercio, otros servicios y hoteles y restaurantes fueron los sectores con el mayor incremento trimestral de ocupados, en contraste con las caídas en las áreas de servicio social y salud y administración pública.
En los últimos doce meses, destacó el incremento de las personas que trabajan en construcción (6,8%), hoteles y restaurantes (15,1%) y enseñanza (3,4%).


De acuerdo al mercado, la tasa de desempleo se mantendría en niveles similares a los actuales en los próximos meses debido a los efectos estacionales, dado que en verano la creación de empleo es impulsada por el sector agrícola y en menor medida por el comercio, como explica el economista de Credicorp Capital, Andres Osorio.


Pese a esto, la entidad proyecta que la desocupación subiría gradualmente durante el próximo año hacia 7,0%.


En EuroAmerica destacaron que la creación de empleo aumulada en doce meses cayó por segunda vez consecutiva -destacando el descenso de los puestos de trabajo en el sector agrícola- y por ello, pese al nuevo descenso en la tasa de desempleo, mantiene una visión negativa sobre el mercado laboral.

Por N. Vila y D. Vásquez


Fuente: DF