Día del Trabajo: Inseguridad laboral y bajas de pensiones dos problemas aún no resueltos
29.04.2015

El 1 de mayo es reconocido en casi todos los países del mundo como el Día del Trabajo. En esta fecha se recuerda a los trabajadores de Chicago, Estados Unidos, que en 1886 iniciaron una gigantesca huelga para conseguir una jornada laboral de ocho horas. En 1889, durante el Primer Congreso de la Segunda Internacional Socialista, celebrado en París, se decidió que el 1 de mayo conmemoraría en adelante la solidaridad laboral. Desde entonces la mayoría de los países del mundo, especialmente aquellos de pasado o presente socialista, celebran ese día a sus trabajadores.

En nuestro país, en 1931 el Presidente Carlos Ibáñez del Campo firma un decreto mediante el cual se declara feriado el día 1 de mayo, como homenaje a la fiesta del trabajo.

Desde ese año hasta la fecha nuestro país y, en especial, nuestra región tiene múltiples desafíos en materia laboral.

Es así como en el Maule, existe un número considerable de trabajadores agrícolas de temporada, que por las características de sus labores,  enfrentan  inseguridad económica, bajos salarios y ausencia de sistemas de previsión, o en general al sistema de protección social,  trayendo esto consecuencias en su actual situación laboral,  familiar  e  impactando su futuro frente a contingencias como la vejez, la invalidez o la muerte.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Empleo, la Encuesta CASEN y la Encuesta de Previsión Social (EPS),  existe población que declara estar ocupada, y por ende recibiendo ingresos, pero que no cotizan, situación impacta en la taza de cotización y en el monto de las pensiones. Cifras de la EPS reflejan que se mantiene el desconocimiento de materias previsionales determinantes para efectuar decisiones de mediano y largo plazo que incidirán directamente en las tasas de reemplazo de las pensiones y expectativas del sistema; por ejemplo el 89% no sabe cómo se calculan sus pensiones, más del 75% declara no conocer sobre los multifondos.

Específicamente en la Región del Maule la EPS indica que existe un bajo porcentaje de trabajadores que cotizan por ello es necesario difundir la importancia cotizar desde el comienzo de la vida laboral, por el total de sus ingresos, potenciando los ahorros voluntarios y conocer de los beneficios del sistema así como los mecanismos técnicos que inciden en el crecimiento de sus fondos.

Considerando estas problemáticas, la escuela de Trabajo Social de la Universidad Católica del Maule ha diseñado un Diplomado en Sistema de Protección Social y Derechos Laborales, que busca entender en profundidad el sistema de protección social  chileno y el rol que cumplen cada una de las instituciones que participan en él, incluyendo además el enfoque de los derechos laborales.  Interesa por lo tanto, entregar las herramientas necesarias para obtener los beneficios de la organizaciones que forman la red de protección social de Chile y que cubre todos los grupos sociales, incluyendo a las entidades públicas y privadas.

El objetivo principal de este Diplomado es lograr que los participantes identifiquen el sistema de protección social chileno y sus beneficios desde la perspectiva de los derechos, de modo que puedan diseñar e implementar programas de gestión y socialización de los beneficios.

Con esto esperamos contribuir desde nuestro ámbito de acción, para que nuestra sociedad respete los derechos de los trabajadores y sus familias.


Fuente: El Ciudadano