Estrés laboral: Cuáles son los trabajos que generan más agotamiento en Chile
29.06.2016

Desde controlador aéreo hasta corredor de bolsa, pasando por periodista y profesor, son algunos de los empleos cuyos ritmos de trabajo pueden desencadenar en un extremo cansancio físico o una severa depresión.


El estrés laboral, entendido como un estado en el cual se produce el agotamiento físico o mental de un trabajador, es una consecuencia del ritmo, tensiones y exigencias a las que están sometidos, en la actualidad, quienes forman parte del mundo del trabajo. 

Así lo describe Andrea Larach, psicóloga y directora ejecutiva de la consultora Human Search, quien agrega que dicho trastorno puede presentar varios síntomas, desde un extremo cansancio físico hasta una severa depresión. 

“Hoy, la mayoría de las personas que integran el universo laboral están sometidas, diariamente, a altas presiones para cumplir ciertas metas o lograr determinado desempeño en sus respectivos puestos. Esto, sumado a la gran competencia existente en los mercados, muchas veces se traduce en el establecimiento de objetivos muy ambiciosos que, prácticamente, superan la capacidad que tiene el individuo para alcanzarlos, lo que puede derivar en un cuadro de estrés laboral”, afirma la experta. 

En este sentido, y de acuerdo a su experiencia en selección de personal, la especialista identifica los siguientes trabajos como aquellos con mayor propensión a generar estrés en Chile: 

Controlador de tráfico aéreo: 

En Chile son escasos los controladores de tráfico aéreo, lo que hace que estos profesionales tengan jornadas laborales con una gran demanda de trabajo. Asimismo, tienen la obligación de mantenerse muy alertas en virtud de la importante responsabilidad que tienen de velar por la seguridad de los pasajeros. 

Piloto de avión: 

Sus jornadas laborales implican muchas veces cambiar el horario de sueño-vigilia y mantener la atención y concentración adecuadas para velar por la seguridad de sí mismos y de los pasajeros, además de sortear las inclemencias del clima o factores externos que puedan provocar un posible accidente. 

Conductor de locomoción colectiva: 

Comprende cansadoras jornadas laborales, en las cuales muchas veces no hay tiempo para relajarse o alimentarse adecuadamente, debiendo soportar una alta congestión vehicular en las horas de mayor demanda, la tensión frente al volante y una serie de situaciones de riesgo, como el enojo de los pasajeros o la violencia de la delincuencia. 

Ejecutivos de Call Center y Atención de Clientes: 

Diariamente reciben una gran cantidad de consultas, quejas y reclamos de parte de los clientes o, por el contrario, deben contactar telefónicamente a muchos usuarios, enfrentando una serie de inconvenientes para alcanzar tal objetivo. 

Juez: 

Es un trabajo que muchas veces implica tomar decisiones que son relevantes para una o más personas y que, en algunos casos, tiene repercusiones públicas. Esto último puede traducirse en que su labor se mediatice y, por ende, se transformen en personas con una alta exposición en los medios de prensa, con todo lo que ello implica. Además, en determinadas circunstancias, los jueces deben enfrentar amenazas contra su integridad física o la de sus familiares. 

Profesor: 

Muchas veces deben enfrentar extensas jornadas de trabajo, con alumnos cada vez más inquietos y sin contar con los medios e infraestructura necesarios para ejercer su labor en forma óptima. 

Periodista: 

Constantemente están “corriendo” tras la noticia y, en muchos casos, con jornadas laborales que no tienen horario fijo. Además, deben estar disponibles para la contingencia noticiosa, lo que a veces conlleva viajar de una ciudad a otra, dentro o fuera de Chile, con los consiguientes costos familiares que ello implica. Incluso, en situaciones de conflicto bélico o social, este tipo de profesionales pueden llegar a exponer sus vidas con tal de cumplir con su deber de informar a la población. 

Médicos y profesionales de hospitales: 

Como consecuencia de la escasez de profesionales de la salud que existe en el país, sobre todo en las instituciones públicas, y debido a la gran demanda en materia de atención a pacientes que tiene lugar en ellas, se genera una elevada carga laboral para tales especialistas. 

Vendedor: 

Los profesionales de la venta tienen la tremenda responsabilidad de generar los ingresos necesarios para mantener operativas sus respectivas organizaciones, tarea que se debe cumplir mes a mes y en base a un plan que comprende metas medibles en el tiempo. 

Corredor de Bolsa: 

Es un trabajo muy estresante y de gran responsabilidad dado que exige estar alerta, minuto a minuto, a la variación que experimenten las acciones y los índices económicos, y al impacto que aquello tenga en las inversiones de los clientes. Un breve descuido puede generar, como consecuencia, pérdidas millonarias.


Fuente: Terra