5 errores al cambiar de trabajo
27.3.2014

Los cinco errores más comunes a la hora de cambiar de empleo

Si estás pensando cambiar de trabajo o reorientar tu carrera profesional, la investigación publicada en Harvard Business Review puede ayudarte. El informe recoge los errores más comunes que pueden dar al traste con una nueva oportunidad de empleo.


La investigación, elaborada por Boris Groysberg y Robin Abrahams y publicada en Harvard Business Review, sugiere las cinco maneras más rápidas de dar al traste con un cambio de carrera profesional. Para ello se han entrevistado a casi un millar de altos ejecutivos, consultores y jefes de recursos humanos de 15 empresas multinacionales.

En primer lugar, el informe alude a la falta de investigación, un error muy común en los demandantes de empleo. Groysberg, profesor asociado de Harvard Business School, afirma que generalmente las personas interesadas en conseguir un nuevo trabajo no evalúan detenidamente la situación financiera de su posible futura empresa, así como tampoco las posibilidades que tienen de encajar en la misma. Asimismo, el demandante de empleo no suele investigar en profundidad la demanda de perfiles en el actual mercado laboral.

Según Abrahams, “si uno piensa en invertir su salario de un año en acciones de una empresa, ¿no investigaría concienzudamente a la misma? Pues la gente no hace esto cuando va a cambiar de trabajo”.

Otro de los fallos más reiterativos a la hora de cambiar de trabajo es pensar que un empleo es mejor que el anterior basándose solamente en la posibilidad de recibir un aumento salarial. Abrahams afirma que “esto es una solución a corto plazo, pero no una garantía de éxito a largo plazo”. Además, hay que tener en cuenta si compensa el aumento de dinero con los aspectos negativos que un nuevo empleo puede suponer, como la necesidad de trasladar tu lugar de residencia.

En este aspecto juega un papel destacado el entorno de la persona que busca un nuevo trabajo. “Si uno dice que se quiere cambiar de trabajo porque gana más dinero todo el mundo le entiende, pero no ocurre lo mismo si el interesado explica que su elección se basa exclusivamente en la necesidad de desarrollo personal o, simplemente, en que se encuentra más a gusto realizando una determinada tarea”, señala Abrahams.

También es un error, en opinión de los expertos, saltar de un trabajo a otro sin haber recapacitado previamente cuál es el tipo empleo más adecuado según nuestras habilidades. En estas ocasiones se recomienda esperar a encontrar el momento más oportuno, sin precipitaciones. Asimismo, un cambio de trabajo no puede venir motivado por un único aspecto, como un aumento salarial o el hecho de haber discutido con tu anterior jefe.

Antes de cambiar de empleo conviene preguntarse también si existen oportunidades reales de crecimiento en la actual empresa o ha llegado el momento de dar el salto a una nueva iniciativa profesional.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que hay gente que se sobreestima a sí misma, pues tienden a sobredimensionar sus propias cualidades olvidándose del potencial de sus posibles competidores, mientras que otras son excesivamente optimistas en cuanto a aspectos como el tiempo que lleva encontrar un trabajo adecuado.

Según los expertos, cuando comienzas en un nuevo trabajo es necesario tener en cuenta determinadas tácticas, como descubrir qué personas pueden aportarte más y rodearte de ellas. También es necesario saber escuchar, sea cual sea tu puesto.

Por último, hay que tener en cuenta que mantener una perspectiva a muy corto plazo puede hacernos dar un paso en falso en nuestra trayectoria profesional. En estos casos, una adecuada gestión de nuestra carrera se convierte en un elemento imprescindible para conseguir el éxito. Además, cuando se encuentra un nuevo trabajo es muy importante dejar tendidos puentes con la anterior empresa, especialmente en una sociedad tan globalizada, donde un jefe puede convertirse en subordinado en el próximo trabajo o a la inversa.

Artículo de Eva del Amo


Fuente: PlaceHunter