En siete de las 15 regiones la tasa supera el promedio nacional:
Desempleo sube a 6,8% en marzo-mayo, su mayor nivel para ese trimestre desde 2011
01.07.2016

En 12 meses se crearon 101.670 puestos de trabajo en términos netos, por cuenta propia en su gran mayoría.  


La tasa de desempleo en el país subió a 6,8% promedio en el trimestre móvil marzo-mayo, la cifra más alta en cinco años para similar período. La Región Metropolitana marcó un desempleo de 7,3%, siguiendo la tendencia anticipada en marzo por la encuesta de la Universidad de Chile, cuya medición arrojó un índice de desempleo de 9,4% para el Gran Santiago, con un aumento de 2,6 puntos porcentuales en 12 meses, evidenciando un mercado laboral más débil.

La fuerza de trabajo en un año aumentó en 1,5% y los ocupados en 1,3%. En total, suman 587.920 las personas desempleadas en el país. La minería perdió 27.300 puestos de trabajo en 12 meses; la industria manufacturera 25.180, y la atención de salud 26.020. El comercio creó 47.050 empleos; las actividades de alojamiento y servicios de comida 38.340, y la agricultura, ganadería y pesca 32.540.

Descontando la pérdida de puestos de trabajo en la categoría empleadores y personal de servicio doméstico, se crearon 101.670 empleos netos en un año. La mayor contribución correspondió a los trabajos por cuenta propia, que aportaron 104.780 empleos, mientras que el empleo asalariado aportó 21.330 nuevas plazas.

“La tasa de desempleo podría haber sido incluso más alta, porque no solo aumentan los desempleados, sino que hay un cambio de composición sesgado a empleos de menor calidad”, señala Rodrigo Cerda, director alterno de Clapes-UC.

En la Región Metropolitana, la base anual de asalariados de los sectores privado y público cae 1,7%, mostrando una coincidencia con los datos de la U. de Chile, observa el economista.

En el trimestre móvil marzo-mayo de 2011, la tasa de desempleo a nivel nacional llegó a 7,2% y se generaron alrededor de 177.600 empleos por cuenta propia. Luego, precisa Cerda, cuando el crecimiento de la economía tomó fuerza, comenzó a disminuir el empleo por cuenta propia y a crecer el empleo asalariado de buena calidad.

En declaraciones formuladas en Puerto Varas, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, dijo que, puesta en perspectiva, la tasa de desempleo es bastante baja en términos históricos, al tiempo que planteó que la solución para el tema laboral pasa por el crecimiento. “Si un país crece más, va a generar más empleo y tenemos que refocalizarnos aún más en empujar el empleo”, enfatizó.

Con una masa salarial disminuyendo, tanto por el aumento del desempleo como por la desaceleración de los salarios, la expansión del consumo se verá limitada, indica Rodrigo Cerda, quien no vislumbra señales para una reactivación de la economía y tampoco espacio para incrementar el empleo público directo e indirecto, dado el estrecho escenario fiscal.

De las 15 regiones del país, siete presentan tasas de desocupación por sobre el promedio, donde Atacama y Antofagasta superan el 8%. En ciudades como Lota, San Antonio, Vallenar, Alto Hospicio y Calama el desempleo supera el 10%, mientras que Viña del Mar se acerca a los dos dígitos.

El Gobierno trabaja en nuevas formas de favorecer las posibilidades de empleo, identificando las necesidades del mercado laboral, comentó la ministra del Trabajo, Ximena Rincón, destacando el trabajo de los observatorios laborales impulsados por el ministerio, el Sistema de Información Laboral y las ventas que traerá la nueva Bolsa Nacional de empleo, hoy en rediseño.

Crecimiento

Un mayor crecimiento es lo que va a generar más empleo, dice el ministro Valdés. Prevén Imacec entre 1,2% y 2,1%

El bajo desempeño de la actividad del comercio en mayo, con una expansión de solo 0,6% en doce meses, junto a la persistente contracción en la minería, lleva al mercado a proyectar una variación de entre 1,2% y 2,1% para el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) de mayo.

Los analistas sustentan su previsión en un consumo cada vez más débil, lo que se acentuaría con el deterioro del empleo y los salarios.

La producción minera disminuyó 5,7% en relación a mayo de 2015; la producción manufacturera creció 2,1% y el índice de electricidad, gas y agua subió 2%. Las ventas de supermercados cayeron 1,9% en términos reales.

Banchile Inversiones proyecta un Imacec de 1,2%, donde el índice minero seguirá con caídas interanuales. La estimación de Banco Santander apunta a una expansión de 2,1% en el Imacec de mayo, en el cual el indicador minero bajaría 3,2%, y el no minero tendría una expansión de 2,7%.

Las cifras sectoriales reafirman que la actividad se mantiene frágil, pese a que hubo tres días adicionales de trabajo, señala un análisis de Banco Itaú. La institución apunta a un Imacec de 1,3% en mayo. Para BBVA, 2% es el techo.

LINA CASTAÑEDA 


Fuente: El Mercurio