Serán alzas graduales hacia 2018, y primer incremento lo suve a $257.500 el 1 de julio:
PC vota a favor del reajuste del salario mínimo en $26 mil, y Congreso despacha el proyecto
24.06.2016

Ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, advirtió que tuvo que hacer un aumento coherente con el estado de la macroeconomía.  


Con 58 votos a favor, nueve en contra y 32 abstenciones, la Cámara de Diputados finalmente aprobó y despachó ayer del Congreso el proyecto de reajuste del salario mínimo en $26 mil, de manera escalonada, en 18 meses.

Así, el sueldo mínimo en Chile pasará de los actuales $250 mil a $276 mil en enero de 2018, con cuatro incrementos semestrales: de $7.500, $6.500, $6 mil y $6 mil, respectivamente. Ahora la iniciativa está a la espera de su promulgación, y empezará a regir el 1 julio, cuando se reajustará a $257.500.

Ello fue posible tras el cambio de postura de los diputados del Partido Comunista (PC), quienes entregaron sus votos favorables a la iniciativa ayer, luego de que el miércoles votaran en contra de la propuesta de Hacienda, obligando a un tercer trámite legislativo.

La jornada con el PC

Entre encuentros reservados y públicos, en al menos tres ocasiones la bancada de diputados del PC se reunió durante la mañana de ayer para analizar los escenarios de divergencia abiertos con el Gobierno después de rechazar el guarismo en segundo trámite. Las citas se dieron en la cafetería VIP a puertas cerradas, y en el sector de fumadores de la Cámara, sitio en el que sí se dejaron ver junto con sus asesores.

De la definición de cómo votarían dependía en parte el éxito legislativo del Ejecutivo en una compleja semana en la que debió hacer frente a materias económicas en el Congreso.

Luego de varias conversaciones con los ministros de Hacienda, Rodrigo Valdés; del Trabajo, Ximena Rincón, y Segpres, Nicolás Eyzaguirre, los seis diputados PC con el representante de la Izquierda Ciudadana (IC), Sergio Aguiló, terminaron por respaldar la propuesta, apoyo que surgió después de que el Gobierno accedió a las condiciones expuestas por los comunistas.

“El ministro de Hacienda reconoció en la propia Sala que se había producido una confusión en cuanto a que no se nos había consultado. Y esto va a cambiar, porque se van a tomar medidas. Estamos conversando con los distintos ministros, incluyendo el ministro del Interior, para tratar de mejorar esta forma de contactarnos entre nosotros; desde luego que eso hace daño”, comentó el presidente del PC, Guillermo Teillier.

De hecho, Valdés hizo un mea culpa cuando intervino antes de la votación en la Sala de la Cámara. “Ese guarismo se construyó muy rápido, y cuando tenemos una coalición amplia, a veces no se alcanza a hablar con cada uno, y, por lo tanto, tenemos que mejorar nuestra forma de comunicar para que estos acuerdos representen desde un primer momento a todos”, señaló la autoridad.

Eso sí, aun con el apoyo final de los comunistas, hubo críticas. “Uno se da cuenta de que la bancada del PC se ha ido dejando de comportar como una bancada de gobierno. Más que indisciplina, se advierte falta de cumplimiento de acuerdos”, señaló el jefe de bancada DC, Fuad Chahín.

El reajuste “cuidadoso”

Durante toda la discusión, el ministro de Hacienda y la ministra del Trabajo pusieron énfasis en que estaban tramitando un reajuste “responsable”, que buscaba evitar un desequilibrio económico. “Me gustaría que la economía creciera más rápido para poder hacer aumentos más rápido, pero para eso tenemos que concentrarnos todos en muchas cosas: en ir cerrando debates, en preocuparnos de la productividad”, dijo Valdés.

Agregó que “siempre nos gustaría que el monto del reajuste fuese mayor, pero créanme que la responsabilidad nos lleva a ser cuidadosos con esto (...) Tenemos que hacer un aumento coherente con el estado de la macroeconomía, y es lo que pudimos hacer en esta oportunidad”.

Sobre el impasse con el PC, afirmó que “cada vez que se discute el salario mínimo hay muchos tironeos, muchas discusiones legítimas. Pero es muy bueno como Nueva Mayoría mostrar gobernabilidad: todos los diputados de la coalición votaron con nosotros”.

“Tenemos que mejorar nuestra forma de comunicar para que estos acuerdos representen desde un primer momento a todos”.
RODRIGO VALDÉS
MINISTRO DE HACIENDA

“El ministro de Hacienda reconoció en la propia Sala que se había producido una confusión en cuanto a que no se nos había consultado”.
GUILLERMO TEILLIER
PRESIDENTE DEL PC

La batalla que viene: el trámite del Presupuesto 2017

Tras la solución del traspié que tuvo el Gobierno con el PC por el salario mínimo, los parlamentarios ya hablan de los debates que vienen, con miras hacia septiembre.

“Solo dejarle un recado al ministro de Hacienda: esto es el preámbulo de la discusión presupuestaria, para que vaya tomando nota de que los parlamentarios también tenemos opinión y aportes y el presupuesto nos espera”, advirtió ayer el diputado DC Pablo Lorenzini.

Por su parte, el diputado PC Lautaro Carmona dijo que hay lecciones que aprender de la descoordinación de esta semana. “La experiencia que se obtiene de este hecho lamentable de descomunicación con una bancada de la Nueva Mayoría es que eso no ocurra con vista a la ley de Presupuesto, que ya se está trabajando en lo que son los diseños más globales y más específicos”, dijo.

El proyecto de ley de presupuestos tiene que ingresar al Congreso a más tardar el 30 de septiembre de cada año. Antes de ello -lo que probablemente ocurrirá en la segunda semana de julio-, Hacienda y Dipres irán al Congreso a presentar el Informe de Evaluación de la Gestión y Actualización de Proyecciones, donde entregarán nuevas cifras de crecimiento, ingresos y gastos fiscales, entre otras.

M. Penaforte y R. Franco 


Fuente: El Mercurio