Las incongruencias de la reforma de pensiones
14.08.2017

Definitivamente el slogan “Ni un peso más para las AFP” se ha apoderado de la discusión política en torno a una eventual reforma al sistema de pensiones y es llamativo, porque el foco en las declaraciones de los parlamentarios y del Gobierno no ha estado centrado en aumentar las pensiones, como tampoco fue mejorar la calidad de la educación, sino que eliminar el lucro. De la actual propuesta destaco 3 incongruencias que no se condicen con el discurso que intenta transmitir el gobierno.

En primer lugar, para aumentar las pensiones es necesario lograr financiamiento e idealmente desde el primer día, para que no sea una propuesta que incrementa las pensiones en muchos años más. La lógica del proyecto estipula un 2% de ahorro a cargo del empleador, que iría a parar a un “nuevo ahorro colectivo” y es aquí donde aparece la primera incongruencia.

Hoy en día las personas que ganan menos de $630.000 no pagan impuesto a la renta, el que se va incrementando progresivamente a medida que aumentan los ingresos. Con el proyecto actual, una persona que gana $300.000 debería aportar un 2% al ahorro colectivo, pero una persona que gana $5.000.000 aportará solamente un 1,2%, ya que aportará el 2% sobre el nuevo tope imponible en torno a los $3.000.000, es decir, se beneficia a quienes ganan más, respecto a personas de bajos ingresos.

Una segunda incongruencia es que se creará un ente autónomo denominado Consejo de Ahorro Colectivo, el que administrará el 5% de cotización adicional (3% individual y 2% colectivo). Este organismo tendrá costos de administración por su funcionamiento y no sabemos cómo serán las rentabilidades que generará en el futuro. Esto se hace para evitar que el ahorro adicional vaya a parar a las AFP en donde se podría dudar, que por un mayor capital administrado nos cobren más. Sin embargo, en el proyecto se aumenta el tope imponible y se estipula que la comisión o ingreso para la AFP no aumentaría.

Entonces, ¿porque este ahorro adicional no lo pueden administrar las AFP, si se les puede restringir cuánto cobran? En cambio se crea un organismo del estado que nos cobrará una nueva comisión por nuestros nuevos ahorros, que innegablemente repercutirá en las rentabilidades logradas, es decir, terminará afectando a las futuras pensiones.

En tercer lugar, aumentarán significativamente los costos laborales, en donde el empleador se hará cargo del ahorro adicional, en cambio, no se hace ninguna referencia a la necesidad que tienen los independientes de ahorrar obligatoriamente en el sistema, es decir, una persona que ha emitido toda su vida boletas de honorarios y que se jubila, eventualmente podría recibir una pensión sin haber ahorrado en toda su vida laboral.

Esta medida fomenta la informalidad en el empleo, ya que una persona puede verse beneficiada y mejorar su salario líquido al emitir boletas y para la empresa le genera un ahorro importante en el costo laboral. Por lo tanto, nuevamente afectamos al mercado del trabajo, generando menor ahorro que permitiría mejorar las pensiones en el futuro.

Esta propuesta no hace más que ratificar las verdaderas intenciones del Gobierno, que ha sido sobreponer su ideología en desmedro de una real mejora, en este caso de las pensiones de los chilenos.

Por Sergio Tricio


Fuente: Publimetro