Comercio, minería e industria lideran montos acumulado del FUT con US$ 100 mil millones
01.08.2014

El tratamiento que tendrá el Fondo de Utilidades Tributarias histórico no quedó claro en el protocolo de acuerdo. Así se asume que sigue siendo uno de los temas que se debe zanjar durante el proceso de indicaciones.


Un tema pendiente que dejó el protocolo de acuerdo que a principios de julio firmó el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, con los cinco senadores de la comisión de Hacienda en representación de las distintas bancadas de parlamentarios para destrabar la discusión de la reforma tributaria, fue el tratamiento que tendrán los Fondos de Utilidades Tributarias, el llamado FUT histórico, que a 2013 acumulan US$ 278.902 millones, cifra que supera el Producto Interno Bruto (PIB) de Chile, que ronda los US$ 268 mil millones.

Al dividir por tamaño, las grandes empresas son las que acumulan la mayor cantidad de FUT: en 2013, estas compañías acumulan 
US$ 139.683 millones, mientras que la mediana empresa registra fondos por US$ 15.244 millones. La pequeña y micro empresa posee FUT por US$ 12.584 millones y US$ 3.481 millones, respectivamente.

Al dividir por rubro productivo, excluyendo a las sociedades de inversión e inmobiliarias, el comercio es el sector que tiene la mayor cantidad de registro de utilidades en su FUT. Según cifras presentadas por el senador Carlos Montes (PS) en un seminario realizado durante la semana pasada, éstas llegan a 
US$ 37.834 millones; le sigue de cerca la minería con US$ 35.534 millones. Más atrás se ubica la industria con US$ 21.145 millones.

“El FUT histórico es un problema que si bien no está en el protocolo de acuerdo es algo que debemos enfrentar, un tema que se debe debatir”, expresó el parlamentario.

El senador por Santiago Oriente planteó como hipótesis que el FUT como instrumento de ahorro e inversión es un tema que se deba enfrentar desde la mirada política y no sólo desde una visión económica.

“El FUT consiste en entregar una franquicia tributaria bien grande para las empresas que reinvertían sus utilidades, sin ningún límite de tiempo, y además estaba lleno de forados para que se pudiera eludir y esto le permitió a los grandes grupos económicos operar con toda tranquilidad desde los paraísos fiscales”, sostuvo Montes.

El senador aseveró que, precisamente, uno de los mayores riesgos que tiene el protocolo de acuerdo es que para el sistema parcialmente integrado no se cerraron bien los forados que podrían prestarse para eludir el pago de impuestos. “Esto puede provocar espacios de elusión y evasión bien fuertes”, dijo.

Por esta razón, para Montes es clave que en el trabajo de las indicaciones se cierre cualquier espacio para ese tipo de prácticas. “Estamos tratando que las utilidades diferidas sean para reinversión en activos productivos y, en la misma empresa, para evitar que se vayan a fondos de inversión, es decir que sean para activos productivos y no pasivos”.

Otra de las restricciones que se busca para evitar que el nuevo sistema se transforme en un nuevo FUT es que el beneficio del impuesto diferido sea por un período fijo y que sea para inversión en Chile. Todo esto deberá quedar zanjado en las indicaciones que el gobierno presentará el jueves en el Senado.

Alternativas en la mesa

Los expertos coinciden que e preocupante que este tema no haya sido incorporado en el protocolo de acuerdo. Pedro Troncoso, abogado de Brent Asociados, recomendó incluir en las indicaciones establecer un incentivo para el retiro del FUT. Este consiste en establecer un impuesto único, de por ejemplo, 10% para que las personas empiecen a retirar esos fondos.

“Esto recaudaría teóricamente hasta US$28 mil millones, que es mucho más que la reforma va a generar por muchos años”, afirmó Troncoso. Enfatizó que para que las empresas comiencen a retirar los fondos acumulados se deben entregar incentivos.

Javier Jaque, de KPMG, propuso que las empresas consuman el FUT histórico antes de empezar a entregar el crédito del 65% que se establece en el proyecto para incentivar la reinversión.

Pedro Troncoso, de Brent Abogados: “Establecería un impuesto único de 10% por un período corto de tiempo”
 - ¿Qué le parece que dentro del proyecto de reforma tributaria no exista claridad sobre lo que sucederá con el FUT histórico?

- Lamentablemente ni en el proyecto original de reforma tributaria ni tampoco en el protocolo de acuerdo se menciona en forma explícita lo que sucederá con el FUT histórico. Aparentemente, la intención del gobierno es postergar la utilización de esos recursos. Entonces, la posibilidad de que el FUT histórico se pueda retirar es lejana y eso le significa al Fisco postergar la tributación que pueda tener por ese concepto. Si uno analiza que el FUT histórico es poco más que el PIB de Chile, aplicar algún incentivo al retiro sería un monto muy significativo.
- A su juicio, ¿cuál sería una buena alternativa para incentivar el retiro del FUT histórico?

- Por eso, una buena idea para incentivar el retiro del FUT sería establecer un impuesto único. Por ejemplo, poner una tasa de 10% para el retiro de estos recursos, lo que recaudaría teóricamente hasta US$ 28 mil millones, que es mucho más que el monto estimado de recaudación que la reforma va a generar.


- En concreto ¿cómo operaría esta propuesta?

- Se aplicaría un impuesto único de 10% por un período corto de tiempo, de manera que el Estado pueda recaudar estos recursos. Esta es una de las materias que se echaron de menos en el debate de reforma tributaria y en el protocolo de acuerdo.


- ¿Ve espacio para que esta materia se incorpore en el proceso de indicaciones de la reforma tributaria?


- Sí, porque sería importante que la ley que se apruebe en el Congreso tenga algún incentivo para que las personas retiren el FUT histórico por esta vía, ya que por el contrario esto puede perdurar por mucho tiempo sin ser utilizado.


- Establecer tasas diferenciadas según el período del retiro, ¿sería una opción?


- Los actores económicos operan en base a incentivos. En cambio, las medidas que se están proponiendo en el proyecto es dejar el FUT histórico en el subterráneo.

Javier Jaque, socio de Tax&Legal de KPMG: “Se debería consumir el FUT histórico antes de dar crédito a la reinversión” - ¿Cuáles serían las mejores alternativas para incentivar el retiro del FUT histórico?

- La mejor alternativa que tiene el gobierno es proponer que se consuma el FUT acumulado de las empresas antes de empezar a entregar el crédito del 65% que se establece en el proyecto de ley para incentivar la reinversión. Y, una vez que la empresa haya retirado todo ese FUT, se empiece a otorgar el crédito del 65%.


- A su juicio ¿esta medida sería factible que el gobierno la impulse?

- Pienso que es lo más correcto desde la perspectiva del resguardo del interés fiscal. Si bien no se dejó establecido en el protocolo de acuerdo ninguna fórmula, entiendo que son pocas las alternativas que se barajan, ya que por lo demás no existen muchas más.

- El establecer una tasa de impuesto diferenciada según el período en que retira el FUT acumulado, ¿sería una opción factible de aplicar?


- Eso, de aplicarse, sería un perdonazo y no sé si el Fisco está en condiciones para hacer esto, por lo tanto no sería lo óptimo.


- Otro tema en discusión ha sido la idea de fijar límites para la reinversión de utilidades tanto en activos productivos, plazos y que sea sólo en Chile. ¿Le parece factible de aplicar?

- Es muy complejo, porque establecer un control adicional para definir en qué bienes se reinvierten las utilidades implica controles especiales que no creo que, dada la capacidad de fiscalización que tiene el Servicio de Impuestos Internos (SII), se pueda hacer. Es un proceso muy complejo de fiscalizar.
Además, el limitar el período de reinversión también es complicado.
Lo que sí se puede fijar es que la reinversión se realice en Chile, aplicando controles a los capitales que salen del país.

- Entonces, ¿cómo se controla que la reinversión no se preste para eludir impuestos?
-

 Primero, tiene que haber un resgistro para saber dónde están las utilidades reinvertidas y se debe fortaceler la fiscalización.



Por Carlos Alonso M

Fuente: DF