Santa Cruz: Como está hoy la reforma laboral, no vamos a concurrir a ningún acuerdo
21.12.2014

“El gran problema es que no vemos que esta reforma esté preocupada de generar más y mejores empleos”, dijo el presidente de la CPC.


El presidente de Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), Andrés Santa Cruz descartó llegar a un acuerdo con el Gobierno si se mantienen los actuales aspectos de la reforma laboral, que será enviada el próximo 29 de diciembre al Congreso. 

“En las condiciones que hoy está la reforma laboral nosotros no vamos a concurrir a ningún acuerdo (...) Si se implementa tal como está, va a tener un impacto negativo en el empleo y por ende en el crecimiento”, dijo en entrevista con “El Mercurio”. 

Si bien el líder de la multigremial aseguró que han sido escuchados por el Ejecutivo, advirtió que “no hemos visto que nuestras propuestas sean acogidas”. 

“Jamás hemos tenido acceso a ningún borrador ni esbozo del proyecto de ley. El Gobierno nos ha manifestado los temas y nosotros damos a conocer nuestra opinión. El gran problema es que no vemos que esta reforma esté preocupada de generar más y mejores empleos. Los nueve puntos van en contra de esa dirección”, cuestionó. 

Respecto a los puntos que más causan incertidumbre de la agenda laboral al empresariado, Sana Cruz aseguró que estos son cuatro. 

“En el caso de la titularidad sindical y la extensión de los beneficios, lo único que se busca es darle más poder a los sindicatos, lo que terminaría produciendo dos efectos nocivos. Uno: el absurdo que dos trabajadores terminarían ganando distinto, porque el sindicalizado tendría los beneficios del convenio colectivo, ganando más, y el otro, por no haber entrado al sindicato, ganaría menos, porque no se le pueden extender a él los beneficios del convenio. Dos: para evitarlo, este segundo trabajador tendría que ingresar obligatoriamente al sindicato, lo que atenta contra su libertad personal”, indicó. 

“En la propuesta de establecer pisos de negociación nos preocupa que nadie esté considerando que existen ciclos económicos. Y en el reemplazo en huelga falta un mayor feeling con la realidad. Por ejemplo, si una empresa de servicios de alimentación de una minera se va a huelga ¿qué pasa? ¿paralizo la faena? Hay miles de casos donde el reemplazo en huelga tendrá muchos efectos en cadena”, añadió.


Fuente: Emol