Cifras de Randstad para el último trimestre de cada año:
Alta cesantía eleva la búsqueda de empleo de mineros a su mayor nivel desde 2010
05.01.2014

El Índice de Movilidad Laboral chileno para el sector supera a los de Canadá, Argentina y Australia. Los más jóvenes y el grupo de trabajadores sobre 55 años son los que más buscan.  


En el último año, uno de los sectores más afectados por el aumento del desempleo ha sido la minería. Esto, sumado a la falta de grandes proyectos en construcción, ha llevado a que los mismos mineros hoy sientan una mayor inestabilidad en su fuente laboral y busquen nuevos horizontes de trabajo.

En el último trimestre de 2014, y según el Índice de Movilidad Laboral de Randstad, que mide el aumento en la búsqueda de empleos en cada sector, la cantidad de mineros chilenos que están buscando trabajo ha subido un 10% respecto del mismo lapso del año anterior, alcanzando su punto más alto para este período desde 2010.

“Todo el mundo se prepara cuando ve que las posibilidades de despido suben, pero en la minería también se preparan cuando ven que las ofertas dejan de llegar”, explica Carla Reyes, mining & suppliers senior consultant de Randstad Chile.

Desde las mineras dicen que gran parte de la incertidumbre vendría del fin del súper ciclo de los commodities , lo que trajo consigo un reenfoque de las empresas a recortar costos.

Sin embargo, según los datos de Randstad, Chile es el país con mayor expectativa de movilidad laboral entre los países mineros comparables, superando en un 15% a la movilidad del rubro en Argentina, y en un 9,8% a Australia y a Canadá.

Y las perspectivas no son buenas. “Este nivel va de la mano con el ritmo de la economía y lo más probable es que siga manteniéndose alta porque la coyuntura, al menos en el corto plazo, no tiene o no se le ve solución, por lo que lo normal es que sean los mismos trabajadores los que busquen soluciones”, dice Carla Reyes.

¿Y cuáles son las soluciones? La experta explica que hoy la mayor movilidad laboral de los mineros se da ya no entre grandes mineras y sus proveedores, sino que hay una migración hacia proyectos energéticos y la construcción, aunque también se ve una tendencia a otras industrias en diversas zonas del país.

Jóvenes y experimentados, entre los que más buscan

En Chile, son los trabajadores mineros de entre 18 y 24 años los que hoy están en su mayoría buscando nuevos horizontes.

Esto tiene sentido si se piensa que, además, este grupo es el que ocupa una mayor cantidad de puestos de menor jerarquía en las empresas del sector.

Según el Consejo de Competencias Mineras, el grupo de trabajadores menores de 30 años es uno de los más numerosos del rubro, y concentra al 17% de la fuerza laboral del área.

El otro segmento en donde la búsqueda de empleo se ha disparado es entre los mineros de 55 a 64 años, los de mayor experiencia y responsabilidad en las faenas, principalmente en aquellos que trabajan por proyectos, algo normal en el sector.

Estos dos grupos, dicen desde la consultora especializada Hays, representan además dos tipos de mineros muy distintos: mientras los más jóvenes se desempeñan como operadores o mantenedores y tienen una renta promedio de $1,2 millones mensuales, los gerentes de línea o jefe de proyectos, que representan a los mineros de mayor experiencia, reciben una renta promedio de $8 millones líquido mensual.

Y es precisamente por esto que se podría convertir en un problema en el futuro.

Según un estudio de EY (ex Ernst & Young), el gran desafío que enfrentarán las mineras en los próximos años es la pérdida del talento y la experiencia, principalmente por las bajas de costos en la industria, que han recortado a los trabajadores mejor pagados de las faenas, quienes son generalmente los con más años de experiencia.

Hoy, según el Consejo Minero, la antigüedad media de los trabajadores de las empresas más grandes del sector llega a 11 años, cuatro veces más que en las compañías proveedoras.

“Las empresas mineras deben tener un enfoque estratégico de largo plazo para el desarrollo y crecimiento de los nuevos talentos que están entrando a la industria. Para asegurar el futuro suministro de este recurso será necesario un cambio en el enfoque de la contratación de talento predominante, que tiende a reflejar el ciclo de precios de los commodities . El nuevo enfoque debe incluir una evaluación de las futuras competencias necesarias para la operación sustentable y productiva de las minas en el largo plazo”, dice Lachy Haynes, líder de Industria Minera de EY.

Para el experto, es por esto que dos temas se convierten en fundamentales para las empresas mineras hoy: “En primer lugar, el equilibrio entre la necesidad a corto plazo para retener el talento experimentado y la necesidad a largo plazo para desarrollar nuevos talentos, y en segundo lugar facilitar la transferencia intergeneracional de conocimiento especialista (muchas veces específico a un lugar)”, dice Laynes.

Mario Riveros M. 


Fuente: El Mercurio