Tasa de desocupación subió a 6,5% en noviembre-enero, según los datos del INE:
Creación de empleo asalariado privado muestra su primera alza tras cinco caídas
01.03.2018

Fueron 22.559 nuevos puestos en dicha modalidad. Sin embargo, la creación anual de empleo asalariado en el sector público marcó un nuevo récord, con 144.343 puestos adicionales en el último año.  


La tasa de desempleo en el trimestre móvil noviembre-enero llegó a 6,5%, reflejando un incremento de 0,1 puntos porcentuales (pp) en relación al trimestre previo y un alza de 0,3 pp en comparación al mismo trimestre de un año atrás, según los datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE). El número de ocupados aumentó 2,5% en doce meses, mientras que la fuerza de trabajo creció 2,8%.

Si bien el desempleo se ubicó levemente por sobre las expectativas del mercado, hubo noticias positivas: luego de cinco caídas consecutivas, que venían desde el trimestre móvil junio-agosto, la creación anual de empleo asalariado en el sector privado registró su primera alza y mostró un incremento de 0,5%.

“Aunque es un aumento tímido, de solo 22.559 nuevos puestos, es relevante el cambio de dirección desde la destrucción a la generación”, destacó Juan Bravo, economista de Clapes-UC.

Sin embargo, agrega que, a su vez, la creación anual de empleo asalariado en el sector público marcó un nuevo récord, con un incremento de 144.343 nuevos puestos en el último año. “Esto representa el 71% de toda la creación de empleo y 83% del aumento del empleo asalariado, lo que resulta altamente complejo en el actual contexto de estrechez fiscal que vive nuestro país”, señala Bravo.

“El aumento de empleo asalariado público parece no haber tocado techo y continúa registrando cifras históricamente altas”, dice por su parte Carolina Grünwald, economista de LyD.

Comercio lidera destrucción

Por sectores, el alza en doce meses de los ocupados fue liderada nuevamente por Enseñanza (10,8%), seguido Industria Manufacturera (3,5%) y Actividades de Salud (6,4%).

Al contrario, los descensos se explicaron en mayor medida nuevamente por Comercio (-3,3%), con la destrucción de más de 54 mil plazas laborales. Dicho resultado contrasta con el año 2016, cuando el sector había liderado la creación de empleo.

La minería, por su parte, luego de varias caídas, volvió a crear empleo en los últimos meses.

“En el caso específico del comercio, pese a liderar el dinamismo económico, el sector se viene ajustando a un ritmo de crecimiento muy inferior a las tasas de dos dígitos que alcanzó a comienzos de la década. Además, enfrenta cambios estructurales de largo plazo, como el rápido desarrollo del comercio electrónico, el menor dinamismo en el despliegue de canales físicos de venta (más intensivos en mano de obra), la tendencia hacia espacios que faciliten la auto-atención por parte de los clientes, y una institucionalidad laboral que aumenta la rigidez del mercado del trabajo, en lugar de modernizarla, como ocurre en la tendencia internacional”, dice George Lever, gerente de Estudios de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS). Para 2018 esperan una leve recuperación en la generación de empleo sectorial.

Bravo agrega que en 2016 buena parte del aumento del empleo en el comercio fue trabajo por cuenta propia. De hecho, si se toma el dato promedio 2016, el empleo asalariado en el sector privado en el comercio cayó en 0,4% anual mientras que el empleo por cuenta propia aumentó en 10,8%. “En 2017 se profundizó la caída empleo asalariado en el sector privado. Parte de ello tiene que ver con un alto crecimiento del empleo asalariado privado en el comercio en 2015, pero un bajo incremento de la actividad económica sectorial, por lo que ese desajuste se fue normalizando posteriormente. Dado el dinamismo del sector, sin embargo, en los próximos trimestres esa composición de la creación de empleo irá mejorando”, dice el economista.

Mariana Penaforte 


Fuente: El Mercurio