Cotización en las isapres: Excedentes y excesos del sistema de salud
03.06.2017

En algunos casos, los usuarios de isapres generan dineros por una cotización de salud previsional mayor a la que les corresponde, los que se califican como excedentes y excesos. Sobre estos últimos, la Superintendencia de Salud anunció el inicio de la primera devolución masiva.  


¿Qué son los excesos?

Los excesos son aquellos montos recibidos por las aseguradoras (isapres y Fonasa) que superan el valor de la cotización legal en salud del afiliado. Estos deben ser devueltos en forma de dinero a los beneficiarios.

¿Por qué se producen?

Los excesos se pueden producir porque los trabajadores pagaron cotizaciones sobre el 7% de su remuneración, cuyo tope legal es de 75,7 UF. También puede ocurrir que los empleadores, por error, pagaron dos veces las cotizaciones de sus trabajadores en un mismo período.

¿Cómo sé si tengo excesos?

Las isapres están obligadas a notificar la devolución de estos dineros. Para ello, es necesario que los beneficiarios mantengan actualizados sus datos de contacto, como la dirección y correo electrónico. Además, los afiliados pueden asociar a la isapre una cuenta corriente, cuenta de ahorro o cuenta vista, donde se les depositan estas sumas vía transferencia electrónica apenas se generan.

¿En qué se diferencian los excedentes de los excesos?

Los excedentes corresponden a un monto a favor de la persona afiliada a una isapre, que se genera cuando la cotización obligatoria del 7% supera el valor del plan contratado. Por ejemplo, si el 7% corresponde a cuatro UF y el valor del plan es de 3,8 UF, se produce un excedente de 0,2 UF. Los excedentes se reajustan de acuerdo con la variación del IPC y no se pueden devolver en forma de dinero, sino mediante prestaciones médicas.

¿Cómo se pueden utilizar los excedentes?

Los excedentes solo se pueden usar para fines estrictamente médicos. Por ejemplo, para pagar cotizaciones en caso de cesantía, cancelar un bono de atención médica, financiar prestaciones de salud que no cubre el plan contratado, pagar cuotas de un préstamo de salud otorgado por una isapre, cubrir cotizaciones adicionales de salud, financiar un plan de salud, mientras se tramita la pensión de vejez, o comprar medicamentos.

¿Se puede renunciar a los excedentes?

No. Actualmente, solo se puede renunciar a los excedentes en casos excepcionales, con el propósito de pagar beneficios adicionales de contratos colectivos, de salud, contratos individuales compensados y aquellos que permita la Superintendencia de Salud.

30%
de los excesos identificados  por la Superintendencia de Salud ya había sido cobrado al 30 de abril.

$20.840
es el promedio de excesos por persona  en las isapres abiertas, según los registros de la Súper de Salud.

$154.318 millones
en excesos fueron devueltos a 4.112.094   cotizantes en el período 2015-2016.

$14.532
es el monto promedio de excesos  por personas en isapres cerradas.


Fuente: El Mercurio