Tasa de desocupación subió a 6,7% en febrero-abril:
Tres de cada cuatro empleos creados en último año son por cuenta propia
01.06.2017

Proyecciones apuntan a un desempleo sobre 7% en los próximos meses, especialmente por menor generación de puestos de trabajo en sectores ligados a la construcción.  


La tasa de desempleo a nivel nacional alcanzó a 6,7% en el trimestre móvil febrero-abril, siguiendo con un lento y persistente aumento. La cifra supera en 0,3 puntos porcentuales el registro de igual período de 2016, debido a que el incremento de la ocupación fue menor a la variación de la fuerza de trabajo, informó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

La generación de empleos por cuenta propia y de asalariados ha tendido a moderarse en las últimas mediciones, destacando el caso de los asalariados, que registró un aumento de 0,3%, revirtiendo cuatro períodos de caídas consecutivas. Hecho este último que la ministra del Trabajo y Previsión Social, Alejandra Krauss, valoró como “una buena noticia”.

La ocupación creció 1,4%, lo que representa la generación de 109.430 nuevos puestos de trabajo en doce meses. De ellos, 83.120 corresponden a trabajadores por cuenta propia; es decir, tres de cada cuatro puestos creados en el último año son independientes. En cambio, los asalariados aumentaron en 18.660.

En la categoría empleadores se crearon 40.840 empleos. En personal de servicio doméstico se destruyeron 23.410 puestos de trabajo y otros 9.770 en familiar no remunerado.

Industria lidera nuevos puestos de trabajo

Por ramas de actividad económica, industria manufacturera absorbió 51.890 de los 109.430 empleos creados, explicado por actividades de panaderías relacionadas mayoritariamente por trabajadores por cuenta propia. Otras actividades de servicios aportaron 27.800 nuevas plazas, ligadas a peluquerías, y actividades de atención de salud, 26.210 empleos en hospitales públicos y privados. En los dos últimos casos, la categoría laboral correspondió a asalariados.

Las cifras del INE revelan la pérdida en doce meses de 11.250 empleos en minería; 13.240 en la construcción; 18.830 en actividades financieras y de seguros; 14.960 en actividades de servicios administrativos y de apoyo, y 19.520 en actividades de los hogares como empleadores.

El sector comercio aminoró la expansión de su planta laboral, creando solo 7.000 empleos, cifra que contrasta con las 55.000 plazas en promedio que generó en los cinco trimestres móviles anteriores, observa la Cámara de Comercio de Santiago (CCS). Para el gremio, el panorama global del empleo es consistente con la debilidad por la que atraviesa la economía chilena, que se manifiesta en menor número de horas trabajadas, impulso del empleo no asalariado y creación de nuevas plazas relacionadas con el sector público.

Algunas de las cifras son relativamente positivas, señala Francisco Klapp, investigador del Instituto LyD, mencionando una creación total de empleos algo más razonable que en los últimos meses del año pasado; la leve recuperación del empleo asalariado y un aumento de 0,2% entre los trabajadores que laboraron 45 horas a la semana, revirtiendo cinco períodos de descensos consecutivos.

Caen horas trabajadas

No obstante, Francisco Klapp considera insuficientes estas mejoras para cambiar la situación actual, al tiempo que hace mención a algunas tendencias más negativas. Entre ellas, que el volumen total de horas trabajadas efectivamente sigue contrayéndose, con una caída de 0,2% en doce meses. El aumento de la ocupación es insuficiente para compensar la caída en las horas promedio por trabajador, y aunque aumentan los asalariados totales, los asalariados del sector privado continúan contrayéndose, advierte el economista.

“La dinámica de los asalariados estuvo dominada por la creación de empleo asalariado público, que creó 43 mil nuevos puestos de trabajo en doce meses, mientras que el empleo asalariado privado continúa destruyendo puestos de trabajo”, apunta el análisis del Banco Santander, que anticipa una tasa de desempleo de 7,1% para el trimestre móvil marzo-mayo.

Según las proyecciones de Banchile Inversiones, una menor generación de puestos de trabajo, que se concentraría en los sectores ligados a la construcción hacia el segundo semestre, provocaría un aumento en la tasa de desempleo en 2017 de hasta un 7% promedio.

A nivel regional, las mayores tasas de desempleo corresponden a Antofagasta, con 9,1%; La Araucanía, con 8,4%, y Valparaíso, con 7,8%. Al contrario, Magallanes con 2,1%; Los Lagos 2,8% y Aysén 3,1% registran los menores niveles de desocupación.

Panaderos

Industria manufacturera absorbió la mitad de los empleos creados en doce meses, explicado por actividades de panaderías relacionadas mayoritariamente con trabajadores por cuenta propia. 

Lina Castañeda 


Fuente: El Mercurio