Desempleo en jóvenes dobla a la tasa de adultos en Chile
30.05.2017

En los últimos años la cifra mundial de desempleo juvenil ha aumentado, debido principalmente a la desaceleración económica que han experimentado los países emergentes. Iniciativas del mundo público-privado pueden aportar una solución al problema.


En el trimestre enero – marzo de este año el desempleo a nivel nacional alcanzó el 6,6%, cifra que en el  caso de los jóvenes es más del doble. La estadística no es exclusiva de Chile, también se repite en la mayor parte del mundo lo que hace necesario promover medidas para que  faciliten a este grupo de la población entrar al mercado laboral.

Según cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) actualmente a nivel global hay 71 millones de jóvenes sin empleo y, de acuerdo al estudio realizado “Jóvenes: Perspectivas Sociales y del Empleo  en el Mundo 2016”, América Latina y el Caribe presentan el mayor aumento de la tasa de desempleo de los jóvenes, con previsiones de llegar  a un 17,1% este 2017.

Joseph Ramos, académico del Departamento de Economía de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, explica que el desempleo juvenil es dos o dos veces y media mayor que el desempleo promedio del país, y es una tendencia que se da en  la mayoría de los países. El académico plantea que hay diversos factores que influyen en que la tasa sea más elevada en el segmento juvenil, tales como escasa o nula experiencia laboral y pocas redes que los ayuden a conseguir un trabajo.

La calidad del empleo es también un tema que preocupa, ya que muchos jóvenes acceden a puestos con bajos salarios o a trabajos informales, temporales o de  tiempo parcial. Al respecto, Ramos explica que debido a la falta de experiencia, los jóvenes suelen ingresar a trabajos -sean plazas profesionales, técnicas o como  operarios- en el escalafón más bajo de ese nivel. 

Alianza público-privada

Existe claridad que para generar nuevas oportunidades laborales para los jóvenes se requiere de la acción y compromiso de actores gubernamentales y privados, por una parte con políticas públicas que favorezcan el empleo juvenil  y también  con la apertura de posibilidades laborales en empresas para incorporarlos al mundo laboral.

Un paso en este objetivo es el II Encuentro de Jóvenes de la Alianza del Pacífico que se realizará en Santiago este miércoles 31 de mayo. La iniciativa, que es organizada por la compañía multinacional Nestlé, convoca a representantes de gobierno, de empresas, de instituciones de educación y a centenares de jóvenes de Perú, México, Colombia y Chile, más delegaciones de Argentina y Bolivia.

Para los cuatro primeros países –los que conforman la Alianza del Pacifico- el compromiso es concreto: crear 2.900 puestos de trabajo y más de 2.300 oportunidades para aprendices, practicantes y becarios en los próximos tres años. También entre las metas está desarrollar programas de preparación para búsqueda de empleo.

Pablo Devoto, presidente ejecutivo de Nestlé Chile, explica que integrar la experiencia de las empresas con las ganas y el ímpetu de los jóvenes, es una forma de mejorar la calidad de vida de todos. “Dada la amplitud de nuestros negocios, creemos firmemente que podemos hacer una contribución significativa para apoyar la inserción laboral juvenil, coordinando esfuerzos con el sector académico, público y privado. Este segundo encuentro es una muestra del compromiso de los gobiernos de la Alianza del Pacífico con los jóvenes, y en Nestlé nos sentimos orgullosos de contribuir en la construcción de un futuro prometedor para todos ellos”.

Desde el año 2014 la multinacional desarrolla “Iniciativa por los Jóvenes”, programa que busca fortalecer la empleabilidad juvenil y facilitar el proceso de inserción laboral vinculando el mundo de la educación con el trabajo.

La iniciativa actualmente está presente en los más de 190 países donde la empresa tiene operaciones.  En Chile, se realiza desde el año 2015 a través de diversos programas que promueven la capacitación, la formación dual, oportunidades de práctica e incorporación laboral, y con un positivo impacto en más de 7.500 jóvenes a lo largo de Chile.  


Fuente: T13