Dirección del trabajo informa normativa laboral a trabajadores extranjeros
16.05.2017

Coyhaique.- En dependencias de la Inspección del Trabajo de Coyhaique funcionarios de la Dirección del Trabajo Aysén atendieron a trabajadores Haitianos que perdieron sus enseres a raíz de incendio e informaron sus derechos laborales.

La reunión contó con la presencia del Inspector del Trabajo de Coyhaique Jorge Muñoz Hernandez y el Director Regional Luis Oyarzo Cerón.

En la oportunidad los funcionarios atendieron diversos trámites de 8 trabajadores haitianos que durante la semana pasada producto de un siniestro perdieron sus pertenencias y documentos legales.

En cuanto a la Normativa aplicable a trabajador extranjero que prestan servicios en Chile la autoridad señalo:

I.- ¿Qué requisitos o trámites debo cumplir si quiero trabajar en Chile y soy extranjero?

Como extranjero si quiero prestar servicios a una empresa en Chile, debo contar con visa de Residencia Sujeta a Contrato de Trabajo, que consiste en un permiso de residencia que se otorga a los extranjeros con el objeto de dar cumplimiento a un contrato de trabajo.

Esta Visa de Residencia, también se le otorga al cónyuge, padre o hijos de ambos o de uno de ellos, siempre que vivan a expensas del titular del permiso, por lo que no están habilitados para trabajar. Caduca una vez que se pone término a la relación laboral, por cualquiera de las partes, luego de lo cual, el extranjero tiene 30 días para presentar una nueva solicitud de residencia, acompañando el finiquito, legalizado y ratificado ante notario, y un nuevo contrato de trabajo.

O bien, con una Visa Temporaria por motivos laborales es el permiso que se otorga a los ciudadanos extranjeros que residen en el país para realizar cualquier actividad lícita, sin limitaciones especiales. Esta visa permite realizar cualquier tipo de actividad, sin más limitaciones que aquellas establecidas por las leyes. Se otorga por un período máximo de un año, renovable hasta completar dos años, al término del cual el extranjero debe solicitar la Permanencia Definitiva o abandonar el país.

Esta visa también se le otorga a la familia del solicitante que vivan con él, incluyéndose al cónyuge, padres e hijos de ambos o de uno de ellos, en su condición de dependientes del titular, pero sin habilitación para realizar actividades en el país.

Cabe precisar que la solicitud de una visa de residencia temporaria puede tener como base distintos fundamentos, entre los cuales se contempla el motivo laboral.
Además de las dos visas ya mencionadas, existen en el ámbito laboral otras visas para extranjeros:

1.- Permiso especial para trabajo con visa temporaria por motivos laborales en trámite, el cual se solicita al momento de enviar la solicitud de residencia temporal, se puede trabajar una vez que se acoge a trámite la solicitud.

2.- Visa para artistas que vienen a trabajar por menos de 90 días.

3.- Autorización para trabajar como Turista: La regla general, es que los turistas tienen prohibición de desarrollar actividades remuneradas, aun cuando éstas sean canceladas en el extranjero.

Salvo en casos muy calificados, el Ministerio del Interior y Seguridad Pública, podrá autorizar a los turistas que tengan su permiso vigente para que trabajen en el país por un plazo no mayor de 30 días, prorrogables por períodos iguales hasta el vencimiento del permiso de turismo.

Lo anterior, nos lleva a concluir que si no cuento con Visa otorgada por Extranjería se estará en condiciones irregulares en el país y el empleador que contrata a trabajadores extranjeros en situación migratoria irregular, es considerado infractor a la legislación laboral y previsional por la informalidad subyacente en este vínculo, a su vez, el trabajador sería infractor a la legislación de extranjería.

II.- ¿Cuáles son las diferencias entre la visa temporaria y la sujeta a contrato de trabajo?

La Visa Temporal por Motivos Laborales, puede ser solicitada en el Departamento de Extranjería y Migración de Santiago, en el caso de encontrarse en la provincia de Santiago, y en caso de encontrarse en regiones, en las oficinas de la Gobernación de cualquier provincia.

Para dicho trámite el extranjero, deberá presentar, la solicitud firmada junto a un contrato de trabajo suscrito en Chile, entre otros requisitos. Dicho permiso tiene una extensión de un año, y para renovarla debe acreditar, entre otros requisitos cotizaciones de AFP y salud.

El empleador, por su parte, debe suscribir un contrato de acuerdo a la ley laboral chilena vigente y no tiene obligación de pagar el o los pasajes de regreso del migrante y su familia a su país natal.

La visa de Residencia Temporaria por Motivos Laborales habilita a su titular para residir en el país y realizar cualquier actividad laboral lícita (trabajo, estudios, emprendimiento, prestación de servicios). Tiene una duración de hasta un año, y es prorrogable por un año más, según las reglas generales de la visación de residencia temporaria establecido en el artículo 51 del Reglamento de Extranjería. Este tipo de visa permite trabajar con uno o más empleadores mientras esté vigente la visa y el cambio de empleador no tienen costo adicional. Al término del contrato puede firmar uno nuevo sin pedir otra visa y solicitar la Permanencia Definitiva después de 1 año de trabajo continuo.

La principal diferencia con la visa “Sujeta a Contrato”, es que con esta nueva visa por motivos laborales, el trabajador no queda sujeto a un solo empleador, teniendo la opción de cambiarlos sin tener que informarlo ni pagar nuevo arancel. El contrato no tiene que tener cláusula de viaje.

III.- ¿Existen exigencias especiales para el contrato de trabajo de extranjeros en nuestro país?
El contrato de trabajo debe firmarse en Chile, ante Notario Público y debe contemplar, además de las estipulaciones mínimas del Artículo 10 del Código del Trabajo, las siguientes cláusulas especiales:

1.- Cláusula de remuneración: que la remuneración del trabajador contratado sea pagada en Chile, en moneda de curso legal;

2.- Cláusula de Vigencia. Debe ser redactada como sigue: “La obligación de prestar servicios emanada del presente contrato, sólo podrá cumplirse una vez que el trabajador haya obtenido la visación de residencia correspondiente en Chile o el permiso especial de trabajo para extranjeros con visa en trámite”;

3.- Cláusula de Régimen Previsional, donde el empleador se compromete a efectuar las retenciones correspondientes y enterarlas en las instituciones previsionales y de seguridad social chilenos, salvo que las partes se acojan a la ley N° 18.156, y debe ser redactada como sigue: “Se deja constancia que el trabajador cotizará en el régimen previsional chileno, comprometiéndose el empleador a efectuar las retenciones y entregarlas a las instituciones correspondientes;

4.- Cláusula de Impuesto a la Renta, donde el empleador se obligue a responder del pago tributario correspondiente a la remuneración del trabajador extranjero (Impuesto único o Global Complementario, según corresponda. Sólo para sueldos superiores a 13,5 UTM), redactada de la siguiente forma: “El empleador tiene la obligación de responder al pago de impuesto a la renta correspondiente en relación con la remuneración pagada”.

5.- Cláusula de viaje (Sólo para la visa de residencia sujeta a Contrato de Trabajo): la que debe indicar: “El empleador se compromete a pagar, al término de la relación laboral ( ya sea por término de contrato, despido o renuncia), el pasaje de regreso del trabajador y los miembros de su familia que se estipulen, a su país de origen, o al que oportunamente acuerden las partes, conforme a lo dispuesto en el inciso 2°, del artículo 37 del D.S. N° 597 de 1984. Al respecto, se tendrá presente que la señalada obligación del empleador existirá hasta que el extranjero salga del país u obtenga nueva visación o permanencia definitiva”.

Esta obligación del empleador es sólo para la visa de residencia sujeta a Contrato de Trabajo, ya el 2015, mediante Circular Nº7 del Departamento de Extranjería, se eliminó la obligación de la cláusula de viaje para la visa temporaria por motivos laborales.

IV.- ¿ Cuál es la situación previsional de los trabajadores extranjeros que laboran en Chile?
Los trabajadores extranjeros que laboran en Chile se encuentran afectos a las normas comunes y generales sobre la materia (Decreto Ley Nº 3.500, de 1980; D.F.L. Nº 1, de 2005 del Ministerio de Salud; Ley 19.728, Ley 16.744).

Sin perjuicio de lo anterior, la Ley Nº 18.156 concede la posibilidad de no enterar en Chile el pago de cotizaciones previsionales para las prestaciones de enfermedad, invalidez, vejez y muerte, al trabajador extranjero que cumpla ciertas exigencias, tales como:

1.- Que las empresas firmen contratos con personal técnico extranjero. Técnico es todo trabajador “que posea los conocimientos de una ciencia o arte”.

2.- Que el extranjero se encuentre afiliado a un régimen social fuera de Chile que cubra las prestaciones señaladas (enfermedad, invalidez, vejez y muerte).

3.- Que el contrato de trabajo contenga una cláusula relativa a la afiliación previsional fuera de Chile y que el trabajador manifiesta su voluntad de mantener esta afiliación.

Ahora bien, el trabajador extranjero que opte por no cotizar en nuestro país, estará privado de acceder a los beneficios del sistema previsional chileno, salvo los derivados del sistema de cobertura de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales y del seguro de cesantía, que son de cotización obligatoria para el empleador.

V.- Respecto de la Fiscalización por parte de la Dirección del Trabajo

No hay diferencias desde un punto de vista jurídico-laboral entre trabajador extranjero regular e irregular, para los efectos del cumplimiento de las leyes laborales, previsionales (excepto el caso de aquellos que se pueden eximir de cotizar en Chile) y de seguridad y salud.

Sin perjuicio de las medidas que adopte el Departamento de Extranjería y Migración del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, organismo competente en materia de normas de estadía y residencia de extranjeros en Chile, si el empleador no paga las cotizaciones, los inspectores constituyen la deuda previsional y remiten a las instituciones de previsión, una vez que las multas se encuentren ejecutoriadas, de acuerdo con el procedimiento normal establecido para estos efectos.

Por su parte, el artículo 3º de la ley 18.156 establece que los que invocaren la exención previsional establecida en la misma ley y no reunieren los requisitos de aplicabilidad, serán sancionados con una multa a beneficio fiscal de hasta 5 U.T.A. (Unidades Tributarias Anuales). Podrá aumentarse al duplo si incurriere en más de una infracción dentro del término de dos años. Corresponde aplicar esta sanción a la Dirección del Trabajo, siendo el empleador el infractor y no el trabajador.


Fuente: RLN