Uno de cada tres seniors trabaja y el 34% de ellos está satisfecho con sus ingresos: Radiografía laboral del adulto mayor
03.09.2016

En 15 años más, según una encuesta de GfK Adimark, los adultos mayores superarán en número a los llamados millennials . Incluso, es posible proyectar que en solo una década, estos dos segmentos serán “equivalentes” en cantidad en nuestro país.


Los adultos mayores representan un segmento cada vez más importante de la población. De hecho, según la última encuesta de GfK Adimark, en torno a la evolución del senior chileno, el 15% de la población chilena tiene más de 60 años y en 15 años más, estos superarán en número a la generación nacida entre 1981 y el 2000 (los denominados millennials ), e incluso, se puede proyectar que hacia 2026, estos dos segmentos serán “equivalentes” en cantidad en nuestro país, explica José Miguel Ventura, gerente comercial de GfK Adimark.

Por otro lado, la expectativa de vida ha experimentado un aumento importante en los últimos años y todo parece indicar que seguirá en esa línea.

“Vemos que, efectivamente, los adultos mayores cada vez tienen más ganas de vivir más años”, dice Ventura. Así, la mayoría de los encuestados, por ejemplo, asegura que le gustaría vivir hasta los 87 años.

Trabajo y seniors : 40% de quienes son jefes de hogar, trabaja

Con todo, el estudio arroja una llamativa relación en la vejez entre poder adquisitivo y felicidad. Un adulto mayor, con un ingreso medio alto, tiene mayor probabilidad de ser feliz que uno de segmento bajo. Sin embargo, según la encuesta de GfK Adimark, solo uno de cada tres seniors trabaja. De este grupo, la mitad está feliz en lo que hace, pero apenas un tercio se declara satisfecho con el pago que recibe a cambio.

Asimismo, el 75% de los seniors es jefe de hogar y el 40% de los seniors que lo son, tiene un empleo por necesidad.

En torno a la temática del empleo, Janet Spröhnle, headhunter y directora ejecutiva de People & Partners, advierte que es primordial generar un espacio en el campo laboral actual para el adulto mayor. “El trabajo le da sentido a nuestras vidas y no hacerlo, solo quiebra nuestro espíritu y nos enferma físicamente”, asevera.

Así, asegura que los mayores de 60 años cuentan con una serie de atributos que los hacen muy empleables y valorables para una firma o puesto de trabajo, tales como su madurez, la mayor tranquilidad para trabajar -ya no tienen tantas responsabilidades ni demandas desde los hijos y la familia-, valoran y agradecen el espacio de trabajo, tienen un alto sentido del compromiso y mayor disposición a colaborar, tienen una tasa de conflictos de interés o interpersonal mucho más baja, son menos competitivos, ponen templanza, madurez y sabiduría en las situaciones complejas y de conflicto, cuentan con un mayor enfoque hacia lo importante versus lo urgente, y están dispuestos a trabajar por ingresos menores a los que tenían, entre otros.

Por otro lado, la importancia del ahorro es una de las grandes ocupaciones que las personas debieran tener presente a lo largo de la vida. Mónica Titze, socia de BeReady y ex asesora técnica de la Subsecretaría de Previsión Social, explica que la única forma de poder vivir bien a edades avanzadas es con los ahorros hechos durante la vida laboral activa.

“Hay varias opciones de reserva de recursos: los ahorros previsionales voluntarios, de bienes raíces, seguros con ahorro y las inversiones en el mercado financiero. Esto es importante, porque la reserva previsional del 10% ya no alcanza y es importante que las personas tomen conciencia de eso lo más tempranamente posible”, dice.

A esta visión se suma Cecilia Cifuentes, investigadora asociada del Centro de Estudios Financieros de la Universidad de los Andes, quien advierte que es importante entender que un sistema previsional de ahorro forzoso debe tener como objetivo asegurar un mínimo razonable, dejando grados de libertad a las personas para que planifiquen lo que para ellas es lo mejor.

“Algunas personas pueden tener otros activos o preferir destinar parte de sus ahorros a otras fuentes de ingreso futuro. Lo importante es que las personas tengan buena información al respecto. Esto es especialmente cierto para aquellos que ganan más que el tope imponible, quienes deben saber que si quieren logran una pensión similar a su ingreso, necesariamente deben ahorrar en forma voluntaria”, dice Cifuentes. En este punto, a pesar de reconocer que se han hecho esfuerzos, parece evidente que la educación previsional es aún insuficiente, coinciden los expertos.

LOS SENIORS cada vez tienen ganas de vivir más años. De hecho, la mayoría de los encuestados por GfK asegura que le gustaría vivir hasta los 87 años.

Daniela Paleo 


Fuente: El Mercurio