Gerente general de la Asociación, Fernando Larraín:
No hay propuesta del Gobierno de pensiones que beneficie a las mujeres, aseguran las AFPs
03.09.2016

La forma de abordar este tema sería ampliar en cobertura y montos el pilar solidario, que hoy entrega más del 66% de sus beneficios a mujeres.  


“El diagnóstico está claro. Las pensiones están por debajo de lo que espera la gente”, dice Fernando Larraín Aninat, gerente general de la Asociación de las AFP. Detalla entre los motivos las mayores expectativas de vida y el mercado laboral, porque “en cualquier sistema de pensiones, las jubilaciones van de la mano con lo que suceda en el sistema laboral”.

Mientras en un sistema de beneficios definido, si no se cotiza por una determinada cantidad de tiempo no se accede a una pensión; en un sistema de ahorro, la única opción para construir pensión es ahorrando.

Por esto, Larraín puntualiza que las personas que se están pensionando hoy, enfrentaron las condiciones del mercado laboral en las décadas de los 80 y 90. En ese período, las cifras muestran que el nivel de informalidad en el mercado laboral era más alto; la tasa de participación laboral de las mujeres era en torno a 20% -hoy es de 45%-, y los salarios, “que han crecido bastante en el último tiempo”, han evidenciado una brecha salarial que perjudica a las mujeres.

“Hoy es, en promedio, de 30% más baja que la de los hombres, antes esta diferencia era mayor”, dice el ejecutivo (ver infografía).

Por esto, hace hincapié en que la reforma que hizo la Presidenta Michelle Bachelet en 2008, que creó el pilar solidario, tiene sesgo hacia la mujer, porque dos de cada tres beneficiarios de este pilar son mujeres.

“Esa reforma genera un pilar solidario, que ojalá fuese más grande, pero que tiene rostro de mujer, porque dos tercios los reciben las mujeres. La propuesta que existe hoy día no tiene nada dirigido a beneficiar a las mujeres”, sostiene Larraín.

Para Larraín, si aumentase el pilar solidario, tanto en cobertura como en monto, las principales beneficiarias serían las mujeres. A su juicio, es algo que se podría hacer, ya que hoy el gasto en el pilar solidario es de 0,7% del PIB, porcentaje que considera bajo. “La pregunta que nos tenemos que hacer como país es si queremos privilegiar otras políticas públicas por sobre los adultos mayores hoy con la cantidad de adultos mayores”, dice.

Reconoce que ante el escenario de restricción fiscal, la pregunta que hay que resolver es “cómo el ministro de Hacienda puede echar mano a recursos que no le impliquen aumentar su deuda pública. Y una de esas opciones es utilizar parte del fondo de reserva de pensiones”, que acumula más de US$ 9 mil millones.


Fuente: El Mercurio