Estudio de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) muestra un deterioro del mercado laboral:
Desempleo analizado por horas trabajadas ascendería a 11,5%
06.03.2017

Los empleos por cuenta propia presentan en promedio un total de 33 horas trabajadas semanales, cifra que sube a 39 horas en el caso de los trabajadores asalariados del sector privado.  


Pese al alza de la tasa de desempleo registrado en el trimestre móvil noviembre-enero, que fue de 6,2%, este indicador sigue siendo resiliente al ciclo económico. De hecho, la cifra dada a conocer por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) se ubicó levemente por sobre el promedio de 6% anotado en los últimos cuatro años, ratificando la estabilidad de los últimos años.

Sin embargo, otros elementos han mostrado el debilitamiento del mercado laboral. La generación de empleo se sustenta solo en la creación de 92 mil nuevos trabajos por cuenta propia, pues en el último año se destruyeron 68.049 empleos asalariados, la caída anual más grande desde que se empezó a realizar la nueva encuesta nacional de empleo, en 2010.

Un informe de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS) calcula una medición alternativa de la tasa de desempleo, que incorpora en forma directa el número de horas trabajadas por ocupados. El estudio muestra que el desempleo equivalente calculado de esta forma ha estado subiendo en los últimos años, alcanzando un 11,5% en el trimestre móvil terminado en enero 2017, muy por sobre el 6,2% de la encuesta de desempleo. En 2011, dicha cifra era equivalente a la tasa de desocupación, de 7,3% (ver infografía).

Según la CCS, estos antecedentes sugieren que la economía chilena experimenta un cambio estructural en el sector laboral, que impide detectar, a primera vista, el debilitamiento del empleo. “Los empleos creados en los últimos años están afectos a jornadas más breves, lo que no los hace estrictamente comparables en el tiempo. En la medida que este fenómeno continúe profundizándose, de la mano de una creciente incidencia del empleo por cuenta propia que presenta jornadas laborales del orden de las 33 horas a la semana, la tasa de desempleo, medida de la forma tradicional, seguirá siendo relativamente insensible al deterioro del mercado laboral”, explican desde el gremio.

Las horas trabajadas registraron un crecimiento sobre el 2,2% en el trienio 2011-2013 y actualmente registran una caída de 1,4%, completando tres trimestres móviles consecutivos de retrocesos.

Los antecedentes disponibles al mes de enero indican que los empleos por cuenta propia presentan, en promedio, un total de 33 horas trabajadas semanales, cifra que sube a 39 horas en el caso de los trabajadores asalariados del sector privado, y a 46 horas en el caso de los empleadores.

Cristián García-Huidobro, secretario general de la CCS, explica que ante un ajuste en los niveles de actividad, algunas empresas optan por recortar sus plantas laborales, reducir la extensión de las jornadas o eliminar las horas extraordinarias.

A su vez, las empleos por cuenta propia, que son de por sí más precarios, operan como paliativos a la pérdida de un trabajo asalariado. “Hay una parte de la fuerza de trabajo que transita entre el desempleo y el empleo por cuenta propia dependiendo de las condiciones del mercado laboral. Todos estos elementos configuran un cuadro de implicancias que aparece ante la desaceleración sostenida de la actividad”, dice.

Agrega que, desde el punto de vista macro, si consideramos constante el nivel de productividad, una economía con la misma cantidad de trabajadores, pero con menos horas trabajadas, es menos productiva, genera menores ingresos a los hogares y refleja un mercado que crea menores oportunidades laborales.

Horas trabajadas

Según la CCS, los antecedentes disponibles al mes de enero indican que los trabajadores asalariados del sector privado tienen jornadas de 39 horas semanales.

Mariana Penaforte 


Fuente: El Mercurio