Desocupación llegó a 6,2% en noviembre-enero:
Economía destruye récord de 68 mil empleos asalariados en un año
01.03.2017

El efecto fue impulsado por la caída de los trabajos formales en la construcción y actividades financieras.  


Una fuerte contracción del empleo asalariado mostró la economía en los últimos doce meses, de acuerdo a los datos de la encuesta del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) para el trimestre móvil noviembre-enero. Ello llevó a que, según informó el organismo, la tasa de desocupación subió a 6,2%, en línea con las expectativas del mercado. Esta cifra implica un aumento de 0,4 puntos porcentuales (pp) respecto de igual trimestre del año anterior y de 0,1 pp en relación con el trimestre móvil previo.

En doce meses, los ocupados aumentaron en 65 mil (0,8%), mientras que la Fuerza de Trabajo subió 1,2%.

Sin embargo, la generación de empleo se sustenta solo en la creación de 92 mil nuevos trabajos cuenta propia, pues en el último año se destruyeron 68.049 empleos asalariados, la caída anual más grande desde que se empezó a realizar la nueva encuesta nacional de empleo, en 2010.

En el resto de las categorías (empleadores, personal de servicio y familiar no remunerado) se crearon 41 mil nuevos puestos.

El empleo asalariado se relaciona con mayor formalidad, pues cuenta con contrato y pago de cotizaciones.

Este cayó arrastrado por sectores como la construcción, con 33.920 puestos menos y las actividades financieras, con una destrucción de 28.158 cupos.

“La construcción aún no comenzaba a resentir los efectos del fin del IVA y eso se está empezando a ver. El sector financiero, por su parte, se había mantenido bastante resiliente, pero ahora empieza a reflejar la desaceleración que está afectando a toda la economía, dado que ahí se gestionan créditos, ahorro, fondos mutuos, etc.”, explica Cristóbal Gamboni, economista del BBVA Research.

Carlos Ríos, director del área económico-social de Avanza Chile, comenta que “lo más preocupante es la precariedad de los nuevos empleos creados, ya que se sostienen fundamentalmente en empleos independientes y sin cotizaciones”.

“Es más, de los 65 mil puestos de trabajo creados en 2016, 62 mil corresponden a empleos en la vía pública, en el propio hogar o en un local anexo al hogar. Es decir, estamos hablando de empleos en muchos casos de subsistencia”, agrega Ríos.

La ministra del Trabajo, Alejandra Krauss, señaló, sin embargo, que si bien el aumento del empleo por cuenta propia “no es óptimo, en primera instancia, estos empleos pueden generar un círculo virtuoso en el largo plazo, y como ministerio estamos atentos a ello para efectuar un análisis responsable de estas cifras”, dijo.

Mariana Penaforte 


Fuente: El Mercurio