Según informe de PwC
OCDE: Ingreso femenino total subiría en US$ 2 billones si se elimina brecha salarial
28.02.2017

Por segundo año consecutivo Chile se mantiene en el puesto 30, entre 35, en el ranking sobre paridad de ingresos. 


En los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sigue habiendo un lento, pero constante progreso hacia un mayor empoderamiento económico de las mujeres, según un nuevo informe de PricewaterhouseCoopers (PwC).

La brecha salarial entre los géneros sigue siendo un problema importante, dado que la mujer trabajadora promedio de la OCDE continúa ganando un 16% menos que su homólogo masculino, pese a estar mejor calificada.

El último “PwC Women in Work Index” señala que de lograr la paridad salarial en los 35 países que conforman la organización, las ganancias serían sustanciales, dado que podría dar lugar a un aumento de US$ 2 billones (millones de millones) -a los valores de hoy- en el ingreso total femenino.

Para realizar las estimaciones, el estudio de PwC saca un promedio de cada país basándose en cinco indicadores clave donde incluye la equidad de ingreso, la capacidad de las mujeres para acceder a oportunidades de empleo y la seguridad en el empleo.Los cálculos señalan que los países nórdicos, en particular Islandia, Suecia y Noruega, siguen ocupando los primeros puestos del índice. Polonia, por su parte, logró la mayor mejora anual, pasando del puesto 12 al 9, debido a la caída del desempleo femenino y a un aumento en su tasa de empleo a tiempo completo.

El socio de PwC Chile, Javier Gatica, señala que el análisis de PwC demuestra que si se aumenta la tasa de empleo femenino para igualar a la de Suecia, habría beneficios económicos significativos a largo plazo. “Los incrementos del PIB en la OCDE podrían ser de alrededor de US$ 6 billones”, detalló Gatica.

Estimaciones

Países como Polonia, Luxemburgo y Bélgica podrían lograr cerrar la brecha salarial dentro de dos décadas si las tendencias continúan. La brecha en Alemania y España, sin embargo, podría no concluir durante más de dos siglos, a no ser que hagan de esta una prioridad política para acelerar su progreso.

Chile, por su parte, se mantiene en el puesto treinta del ranking por segundo año consecutivo y no se ven cambios relevantes hacia delante.

“Sabemos que las causas de la brecha salarial están profundamente arraigadas, pero hay mucho que los gobiernos y las empresas podemos hacer”, afirmó Javier Gatica.

Isidora Barberis 


Fuente: El Mercurio