Vector que se usa para calcular las pensiones de esta modalidad cayó de 3,08% a 2,89%:
Estiman bajas de hasta 2,3% en pensiones por retiro programado, tras nuevo ajuste a tasas de cálculo
04.04.2015

En el caso de los hombres, por ejemplo, se estima una baja de 1,79% en las pensiones bajo esta modalidad.  


Las pensiones por retiro programado (RP) y rentas temporales (RT), modalidad que ofrecen las AFP, bajarían en torno a 1,79% para hombres y 2,32% para mujeres, retirados en edad legal, esto es a los 65 y 60 años de edad, respectivamente.

Así lo estiman desde la consultora Mi Previsión, luego de que las tasas de interés de referencia que se utilizan para calcular (y recalcular anualmente) el monto de estas pensiones, conocido como “vector de tasas”, bajara desde el 3,08% en que quedó en enero de este año a 2,89% a partir de este mes, según lo informó la Superintendencia de Pensiones.

Este vector se ajusta de acuerdo con las tasas de interés de mercado, y desde 2014 la autoridad previsional aplicó cambios automáticos trimestrales, de manera de acercar más a los rendimientos del mercado el valor de estas pensiones, al igual que las jubilaciones por rentas vitalicias (RV).

Desde 2013 que estos vectores se han ido ajustando a la baja, con una excepción en enero de este año. Entre abril de 2014 y abril de 2015 han bajado 0,77%, según cálculos de la firma de asesoría previsional e inversiones, Alfredo Cruz y Cía.

“A medida que más bajos sean los vectores, junto con otras variables utilizadas para el cálculo de una pensión final por retiro programado, como por ejemplo las tablas de mortalidad, se generan impactos en pensiones más bajas para los afiliados”, afirman.

Pese al nuevo descenso, todavía el vector para las pensiones que ofertan las AFP se mantiene sobre la tasa de venta de las RV, que ofrecen las compañías de seguros. Entre septiembre de 2014 y marzo de este año, la tasa de esta modalidad de retiro ha promediado 2,40%, de acuerdo con esta última consultora

Riesgos

Lejos de la alarma, Ronald Dempster, socio de Mi Previsión, afirma que se debe considerar que la rentabilidad promedio anual del sistema de pensiones, en torno a 8%, puede ser un buen compensador del efecto negativo en la pensión de estos vectores. “La rentabilidad del Fondo C en los últimos 12 meses ha sido de 9,60% real, mucho mejor que la tasa que se usa para calcular un retiro programado (2,89%) y para una renta vitalicia (2,4%)”, dice. Sin embargo, el experto también reconoce que esa rentabilidad es excepcional y que “en promedio no debe esperarse más de 5,0%”, advierte.

Así, el tema relevante es que la continua baja de las tasas de cálculo para las pensiones evidencia aún más la necesidad de incrementar los ahorros para financiar mayores montos de pensión a futuro.

Esto, sobre todo considerando que se avecina una baja estimada de hasta 3,4% en las pensiones de las mujeres para 2016, por efecto de las nuevas tablas de mortalidad. Si el ajuste se hiciera hoy, ello implicaría que las pensiones de las mujeres chilenas bajarían casi 6% sólo por el efecto combinado de ambas variables, como explica el asesor previsional.

Visto así, según la asesora previsional María Eugenia Jiménez, “a aquellos que están por pensionarse o pensándolo se les sugiere pensionarse ahora y no esperar”.

Según la experta, desde la implementación de los ajustes trimestrales, los RP son más volátiles siendo más perceptible en aquellos de bajas pensiones; es decir, en la mayoría de los afiliados. De hecho, afirma que “un porcentaje importante de pensionados, al ver que sus pensiones disminuyen, deciden cambiarse a una RV”.

Bajo la perspectiva de Dempster, en cambio, quienes ya están pensionados o a punto, habiendo acumulado un capital expuesto a tasas promedio bastante mejores al 5% promedio, no debieran pensionarse. “Pero para que los más jóvenes saquen pensiones equivalentes, van a tener que compensarlo aumentando los aportes mensuales (más del 10% de cotización obligatoria actual) y aumentar la edad de jubilación, para que no se extienda mucho el periodo en que la pensión debe ser pagada”, concluye.

SEGÚN RONALD DEMPSTER, SOCIO DE MI PREVISIÓN, LA RENTABILIDAD PROMEDIO ANUAL DEL SISTEMA DE PENSIONES, EN TORNO A 8%, PUEDE SER UN BUEN COMPENSADOR DEL EFECTO NEGATIVO DE LOS VECTORES.

¿Qué elegir?

La recomendación general a los afiliados es reflexionar acerca de la real necesidad de pensionarse, ya que muchas veces lo hacen por impulsos o por presiones de terceros, sin evaluar el impacto tributario o perjuicio de anticipar la edad de jubilación innecesariamente. Para la elección de la modalidad, se deben considerar varios aspectos. El primero, el riesgo financiero, ya que la inestabilidad de los mercados podría provocar una pérdida de patrimonio, que podría ser irrecuperable si la persona decide pensionarse por renta vitalicia (RV). En retiro programado (RP), en cambio, los fondos siguen rentando, lo que permitiría repuntar en retornos. Otro factor clave es el estado de salud y que junto a las expectativas de vida del grupo familiar podrían inclinar la balanza hacia una u otra modalidad. En tercer lugar, está la valoración de una eventual herencia. La RV, por ejemplo, no genera herencia, pero garantiza la pensión de por vida y tiene un costo que disminuye la pensión.

También se debe considerar el perfil de riesgo del pensionado, ya que mientras la renta vitalicia es fija no está afecta a riesgos financieros (como la variación en rentabilidad de los fondos) el retiro programado sí lo está, y podría no ser una buena alternativa para personas muy conservadoras. Por otro lado, la flexibilidad de cambio de modalidad que tiene el retiro programado permite cambiarse a renta vitalicia después de un tiempo. En cambio, un retiro por renta vitalicia no permite cambios.

CECILIA ARROYO A. 


Fuente: El Mercurio