Carlos Kubick comunicó su situación al directorio y se le aceptó la renuncia:
Banmédica revela irregularidades de gerente en pago de sus bonos para reducir impuestos personales
03.04.2015

Fuentes de la empresa aseveraron que el ejecutivo dio a conocer esta situación a raíz de las consultas del directorio por el pago de compensaciones por desempeño, que apuntaban a asegurar que no hubiera nuevos problemas contables dentro del grupo Penta. Kubick asumió su total responsabilidad y se comprometió a resarcir cualquier eventual perjuicio.  


Un ejecutivo histórico del sector de salud privada dejó el máximo cargo en la gestión del holding Banmédica, firma controlada por Empresas Penta y Eduardo Fernández León que, entre otros activos, maneja la isapre del mismo nombre y VidaTres, además de las clínicas Dávila y Santa María.

Carlos Kubick, gerente general del conglomerado de salud privado más grande del país, renunció este miércoles al cargo, según consta en un hecho esencial enviado por la empresa a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS).

Kubick reveló al directorio que procedió indebidamente en el pago de sus compensaciones anuales por desempeño, en conjunto con otros dos altos ejecutivos de filiales de Banmédica, que no fueron identificados. Según explicó el directorio de la empresa, esto se hizo sin el conocimiento de sus integrantes.

Los pagos aludidos se realizaron a través de las filiales Saden S.A y Centro de Servicios Compartidos Banmédica S.A., y de acuerdo con el directorio “las contingencias detectadas no son de una magnitud financiera relevante para el patrimonio o para la utilidad de Banmédica S.A.”.

Fuentes de la empresa explicaron que esto es una excepción a la regla, de completa responsabilidad de Kubick, quien a través de facturas con estas filiales buscaba disminuir la carga tributaria personal. Agregaron que estas operaciones irregulares no abultaron los pagos de la compañía -y no generaron impacto en sus accionistas-, sino que derivaron en un perjuicio para el fisco, debido al pago de menores impuestos.

Añadieron que el ejecutivo dio a conocer esta situación al directorio, tras consultas de este órgano por el pago de compensaciones por desempeño, las que fueron realizadas por la mesa con el fin de asegurar que en la empresa estuviera “todo en orden”. Esto, en atención a los sucesos que han afectado a los controladores del conglomerado.

A su vez, indicaron que lo ocurrido en esta materia es una situación puntual que escapa totalmente a la regla de la compañía.

Auditoría independiente

Según comunicó la empresa, la mesa directiva encargó de inmediato una investigación interna y contrató a la consultora KPMG para auditar los pagos y los sistemas de control que operan en dichas filiales, entre otras materias. Además, dicen, se informó de esta situación al Servicio de Impuestos Internos (SII).

En un comunicado de prensa, la firma expresó además que en su renuncia, Kubick “asumió la plena y exclusiva responsabilidad por estos hechos, y se comprometió a resarcir a la compañía de cualquier perjuicio que pudiere provenir de ellos”.

“No dudaremos en tomar decisiones con absoluta transparencia y nos ajustaremos, como siempre lo hemos hecho, al cumplimiento de los más altos estándares de un gobierno corporativo”, agregó el presidente del directorio, Gonzalo Ibáñez, a través de una información oficial de Banmédica.

En tanto, el gerente general de Clínica Dávila, Mario Rivas Salinas, asumirá el cargo de Kubick en forma interina.

Reemplazo

El gerente general de Clínica Dávila, Mario Rivas, asumirá el cargo de Carlos Kubick. 

Cecilia Arroyo A. 


Fuente: El Mercurio