Desempleo estable, pero ocupados crecen a su menor ritmo desde 2011
01.04.2015

Economistas sugieren cautela frente al 6,1%, pues va acompañada de una menor generación de empleo y una variación tenue de la fuerza de trabajo.


El mercado laboral chileno sigue generando expectación. Si bien todo hacía presumir un alza en la tasa de desempleo debido a la desaceleración de la economía, todavía ello no ocurre y, de hecho, en el trimestre móvil diciembre-febrero llegó a 6,1%. Este nivel representa una mantención respecto a la cifra de hace un año y una leve baja frente al 6,2% del período inmediatamente anterior.

¿Una buena noticia? Así por lo menos lo calificó ayer la ministra del Trabajo, Javiera Blanco, aunque desde la perspectiva de los expertos no todas las lecturas son auspiciosas dada la conjunción de elementos que explicó el resultado.

Según informó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la leve disminución en relación al período noviembre-enero se debió a una baja en la fuerza de trabajo (-0,2%), que también coincidió con una caída en el número de ocupados (-0,2%). Y un año estos indicadores apenas se movieron 0,6%, lo que representa la menor tasa de crecimiento desde el inicio de la encuesta, julio-septiembre 2012 y enero-marzo 2011, respectivamente.

Por categoría, los trabajadores por cuenta propia registraron una disminución de 1,9%, la primera desde el trimestre móvil julio-septiembre 2012; mientras los asalariados anotaron una variación en doce meses de 2%, al igual que el trimestre móvil previo.

Creación de empleo

A pesar que los expertos coinciden en que el 6,1% es positiva, ponen el foco de preocupación en el ritmo de generación de trabajos.

“La razón es que está creciendo muy lentamente la tasa de ocupación (creación de empleos), que fue sólo de 0,6% en doce meses. Esta es una cifra muy baja. Por ejemplo si comparamos con 2012 o 2013, la ocupación crecía cerca del 2% en base anual”, advirtió el director alterno de Clapes-UC, Rodrigo Cerda.

El economista de la Universidad de Chile, Joseph Ramos, fue más cauto y destacó que “tímidamente el crecimiento por parte de las empresas (asalariados) aumentó en 2% en doce meses y eso es buena noticia.

Negativo es que por supuesto la demanda de trabajo uno quisiera que fuera más fuerte, pero eso depende de la actividad, las ventas y la producción”.

Sobre este punto crítico, la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) sostuvo que “si bien el empleo en el trimestre diciembre-febrero es un 2% más alto que el año pasado, éste resulta ser un 5% inferior al de hace dos años atrás”.

El peso del sector público
Los sectores que incidieron positivamente en el incremento anual de ocupados fueron Enseñanza, Administración Pública y Hoteles y Restaurantes. Mientras, las principales disminuciones anuales se registraron en Construcción, Comercio y Hogares Privados con Servicio Doméstico.

Al respecto, el economista de Rojas y Asociados, Patricio Rojas, recalcó que la cifra de desempleo es “engañosa”, ya que la composición de esta es preocupante.

Junto con criticar la baja creación de empleos, el experto planteó que otro elemento relevante es lo que sucede con la ocupación asalariada público. “El aporte del empleo público se tiene que acotar, porque no es posible que siga creciendo y, por otro lado, ver que el empleo privado está creciendo bastante poco”, explicó.

Por esto, agregó, que es “bastante probable que durante 2015 se vaya a deteriorar (el mercado laboral)”.
Por su parte, Santander estimó que la tasa de desempleo no sorprende, ya que sigue dominada por factores puntuales.

La tasa de desocupación aumentó en siete regiones, disminuyó en siete y no varió en la Región Metropolitana. Las con más altas alzas fueron Coquimbo (2,6%), La Araucanía (1,1%) y Tarapacá (0,8%). Las mayores bajas fueron en Atacama (-2,8%), Aysén (-2,1%) y Antofagasta (-1,4%).

Sofofa: 0,9% sube producción

Un aumento de 0,9% registró la producción física industrial en febrero, en relación a igual mes del año pasado, según informó ayer la Sofofa.

El gremio dijo que las líneas que abastecen al sector de la construcción siguen mostrando importantes caídas interanuales, siendo contrarrestadas, en parte, por las ramas destinadas al mercado externo y algunas sustituidoras de importaciones, que están comenzando a retomar producción.

La división que mostró mayor incidencia anual en los resultados de la producción fueron: “Alimentos, bebidas y tabaco”, que anotó un alza interanual de 6,1% y explicó 2,6 puntos porcentuales del crecimiento total. Este dinamismo se debe, principalmente, al incremento en la producción de salmones, elaboración y conservación de frutas, legumbres y hortalizas.

A su vez, las ventas totales industriales -que incluyen exportaciones- disminuyeron 2,8% anual, revirtiendo en parte el crecimiento de 4,1% anual observado en enero. Asimismo, las ventas destinadas al mercado interno retrocedieron 3,7% anual.

Por Karen Peña


Fuente: DF