Masa salarial pierde vuelo y se suma a signos de debilidad de la economía
06.07.2015

Para mayo, la entidad espera un aumento de 3,2%, muy por debajo del promedio de 5,6% de los últimos seis años.


El repunte insinuado por la masa salarial hacia fines de 2014 parece estar en duda. O, por lo menos, así lo estima la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), que anticipa que en mayo este indicador apenas creció 3,2%, dejando atrás los avances de 3,6% y 3,8% de los meses previos.

Las razones detrás de este comportamiento, de acuerdo a la entidad, son principalmente dos: la desaceleración del empleo y el menor crecimiento de los salarios reales.

El empleo recortó nuevamente en abril su incremento a tasas cercanas al 1% (en doce meses), menor al 1,5% registrado en el último trimestre de 2014, mientras que los salarios reales se frenaron a 2,2% en abril desde el 2,5% anotado en el primer trimestre de este año.

Y la CCS apunta a que los salarios se continuarían enfriando en mayo, ubicándolos cerca de un 2,1%.

“Esta pausa que toma la recuperación de los ingresos salariales es coherente con el debilitamiento que vuelve a aparecer en la actividad económica en el segundo trimestre de 2015”, señala el gremio, que estima un alza del Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) en torno al 1,9% para dicho período.

Así, el actual ritmo de crecimiento de la masa salarial continúa alejándose de los valores promedio, situado en 5,5% para los últimos diez años, muy similar al 5,6% del período 2008-2014.

En el período más agudo de la última crisis global (2008-2009), la referida variable se expandió a un ritmo de 2% a 2,5% en doce meses, lo que según la CCS confirma que su incremento actual no corresponde a un escenario de crisis, “pero sí de gran debilidad”.

Efecto por sector

De acuerdo al análisis realizado por la Cámara, las cifras demuestran que el nuevo debilitamiento de la masa salarial proviene de los sectores predominantemente privados, como industria, comercio, agrícola, pesca, construcción, financiero e inmobiliario.

Los ingresos en estos rubos avanzaron a un ritmo de apenas 2,2% en abril, lo que se compara desfavorablemente con el 3,3% anotado a fines del año pasado. Para mayo, la CSS estima un avance muy similar, de 2,3%.

El escenario anterior contrasta fuertemente con la realidad de los demás sectores, como administración pública, enseñanza, servicios comunitarios, entre otros.

En estos rubros se observa un aumento muy superior al de la masa salarial, marcando en abril un aumento de 6% real. Y, de acuerdo a lo pronósticos del gremio, alcanzaría un 7,2% en mayo.

¿Por qué se produce esta diferencia? Principalmente, por la mayor generación de ocupaciones que se ha observado en el sector público, donde el empleo se expandió 5,4% anual en el trimestre móvil terminado en mayo pasado, en línea con la política fiscal anticíclica aplicada desde mediados de 2014.

Para lo que resta del año, la CSS espera que el escenario de debilidad se mantenga y, por lo mismo, la entidad recortó su estimación del crecimiento de la masa salarial real para 2015 desde 3,5% a 3,2% (promedio en doce meses).

Por Denisse Vásquez H.


Fuente: DF