Informe de Perspectivas Económicas
OCDE: Chile crecerá 1,5% en 2016, pero mejoraría en 2017
01.06.2014

El país se recuperaría el próximo año y crecería un 2,5% por un aumento en la confianza y mayor dinamismo externo.  


Un difícil escenario económico pronostica la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) para Chile en 2016. En una nueva edición del Informe sobre Perspectivas Económicas, el organismo proyecta que el Producto Interno Bruto (PIB) del país crecerá 1,5% este año, frente a los 3,7% que había previsto en la versión del año pasado.

El estudio explica que el crecimiento económico disminuyó a causa de los bajos precios del cobre y una débil demanda externa del metal, circunstancias que han afectado a la inversión privada, especialmente en el sector de la minería.

Además, señala que las condiciones de préstamo más estrictas y una baja confianza en el mercado laboral han golpeado a la inversión. Afirma que el crecimiento del consumo privado también ha caído significativamente, situación que refleja el lento crecimiento de los ingresos privados y el deterioro de la confianza del consumidor.

En cuanto a la inflación, el informe dice que esta permanece por encima del rango meta del Banco Central -de 2% a 4%- debido a la depreciación parcial de la moneda. Sin embargo, destaca que la entidad haya elevado la tasa de interés a 3,5% en 2015 para llevar a la inflación al rango meta.

El análisis sostiene que Chile crecerá un 2,5% en 2017, impulsado por un mejor desempeño de las exportaciones, que será generado por una mayor competitividad y una demanda externa más robusta. El informe estima que esta mejora, así como la implementación de las medidas propuestas por el Gobierno destinadas a promover la productividad, estimulará el crecimiento y el consumo privado.

Principales riesgos

Las amenazas al crecimiento se relacionan con los socios comerciales de Chile y la evolución de los precios de las materias primas. Una demanda más baja de China y América Latina, y condiciones financieras volátiles, podrían reducir los envíos.

En París, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, manifestó que estas proyecciones “se enmarcan dentro de una revisión a la baja en general de las producciones para el crecimiento mundial”. Destacó que la propia OCDE reconoció la importancia de las medidas de productividad y pronosticó una recuperación “en la medida que rebote la confianza y mejore la economía global”.

Motivos

Caída del cobre, menor inversión y bajo consumo causarían la desaceleración. 

Luis Musquiz 


Fuente: El Mercurio