Finanzas Personales
Ley que cambia condiciones para trabajadores de casa particular comenzaría a regir en enero
04.10.2014

Las modificaciones que introduce la nueva iniciativa, próxima a concluir su tramitación en el Congreso, entrarán en vigencia por fases durante el 2015. Entre los principales cambios están la reducción de la jornada de trabajo, el nuevo valor para las horas extraordinarias y la ampliación de los días de descanso.  


Menos horas de trabajo, registro de contratos en la Dirección del Trabajo (DT), más días de descanso y mayor fiscalización por parte de la autoridad para hacer cumplir los cambios son parte de la nueva ley que comenzará a regir para las trabajadoras de casa particular. La iniciativa se encuentra en su tercer y último trámite legislativo en el Congreso, faltando solo la aprobación de la Cámara de Diputados. De votarse favorablemente la próxima semana (en principio el martes 7 de octubre), la ley comenzaría a regir en enero de 2015, aunque las medidas se irán implementando paulatinamente en el año, señalan desde el Ministerio del Trabajo. Entre los primeros cambios está la inscripción del contrato ante el ente fiscalizador o el no uso del delantal en lugares públicos, mientras que las medidas relacionadas con la jornada laboral y pago de horas extras comenzarían a regir recién a partir de noviembre próximo.

La ministra del Trabajo y Previsión Social, Javiera Blanco, explica a “El Mercurio” que en Chile alrededor de 350 mil mujeres son trabajadoras de casa particular. De estas, la gran mayoría (sobre 330 mil) lo hacen bajo la modalidad de puertas afuera. Este tipo de prestación de servicios domésticos ha ido creciendo constantemente en los últimos años y por eso gran parte de las modificaciones apunta a ese segmento.

La ministra explica que, dado que se contemplan cambios en la jornada, en los descansos y en las cláusulas que deben contener los contratos, será necesario que las partes celebren un anexo de contrato que contenga estas rectificaciones. Para esto la DT pondrá a disposición de las trabajadoras y empleadores, a través de su sitio (www.dt.gob.cl), algunos formatos de anexos y contratos con el objeto de facilitar estas adecuaciones. “Una vez que esté vigente, la ley es obligatoria para todas las trabajadoras y empleadores, sin necesidad de que se produzca la modificación escrita de los contratos que no necesitan cambios”, señala Javiera Blanco.

La nueva ley no contempla modificaciones directas en las remuneraciones de las trabajadoras, pero sí se establece una prevención: como consecuencia de la aplicación de las nuevas normas sobre la jornada o descansos, no puede haber disminución en las remuneraciones de las trabajadoras. Además, se establece que cuando existan infracciones a la ley se cursarán multas que irán de 1 a 10 UTM, de acuerdo con la gravedad de la infracción.

Las modificaciones que incluye la ley contemplan tres grandes esferas:

1 Normas aplicables a todas las empleadas

Contrato de trabajo:  Los contratos de las “nanas” deberán indicar el tipo de trabajo a realizar y el domicilio específico donde deberán prestar sus servicios. Es decir, si la condición de trabajo solo contempla cuidar niños, así deberá ser estipulado en el contrato y las tareas anexas quedarán obsoletas (limpiar la terraza, por ejemplo). Por el contrario, si la condición agrega el aseo y tareas de cocina, esto también deberá ser especificado en el mismo documento laboral.

Adicionalmente, se deberá establecer expresamente la obligación de asistencia a personas que requieren atención o cuidados especiales. El no cumplimiento de estas condiciones por parte del empleador, por ejemplo, son causal de infracción.

Registro de contratos y fiscalización:  Se establece la obligación del empleador de registrar de modo presencial o por medios electrónicos el contrato de trabajo en la respectiva DT, dentro de los 15 días siguientes a su celebración. Esta medida será obligatoria para las asesoras contratadas desde la vigencia de la ley en adelante. En el caso de las “nanas” con contrato antiguo, aún se discute la idea de hacer un finiquito del contrato antiguo y generar otro. También se discute la posibilidad de llenar un formulario vía internet para dejarlo registrado en la DT.

Para la fiscalización se contempla la visita de un inspector de la DT. El empleador podrá aceptar el ingreso de este profesional al domicilio para la revisión. Si no acepta, el dueño de casa puede volver a agendar una cita en un horario que le acomode, o bien solicitar la fijación de otro día y hora para acudir a las dependencias de la Dirección del Trabajo con la documentación que le sea requerida.

Prohibición de imputar el alojamiento y la habitación dentro de la remuneración:  Los costos de alimento y habitación de las asesoras del hogar siempre son de cargo del empleador y no se pueden imputar a la remuneración del trabajador.

Prohibición del uso obligatorio de uniformes en espacios o lugares públicos:  El empleador no podrá obligar el uso de uniforme en lugares o espacios públicos. En todo caso, la trabajadora es libre de usarlo cuando quiera.

Prohibición de reducir la remuneración:  No se podrá rebajar el sueldo como consecuencia de la reducción de la jornada o del aumento de los días de descanso dispuestos en la ley. Además, se establece que la compensación de las horas extras es adicional al horario establecido. Estas se fijarán por sobre las horas de trabajo legalmente estipuladas y no se podrán descontar del sueldo.

2 Normas para empleadas “puertas afuera”

Reducción de jornada:  Se rebajará la jornada de trabajo de 72 a 45 horas semanales máximas. Para registrarlas y hacerlas cumplir, las horas se registrarán en un libro de asistencia que cada casa debiera tener a disposición de su empleada doméstica. El libro será revisado por el fiscalizador de la DT.

Si la trabajadora llegara tarde o no cumpliera con los horarios del acuerdo con su empleador, aplica la regla general: debe recuperar las horas perdidas.

Bolsa de horas adicionales se pagan como extraordinarias:  Se estipula una bolsa de 15 horas semanales, que se pagan como extraordinarias; esto es con un recargo de un 50% del valor del sueldo convenido con el trabajador. Sobre este, además, se establece que el sueldo por la jornada ordinaria de 45 horas semanales en ningún caso puede ser inferior al salario mínimo. Por ejemplo, si una trabajadora gana $400 mil al mes por laborar 45 horas a la semana, cada hora extra debiera pagársele a un valor de $13.200.

3 Normas para empleadas “puertas adentro”

Ampliación del descanso semanal:  Dado que en este sector los trabajadores carecen de un límite efectivo de jornada de trabajo, lo cual implica muchas veces la prestación de servicios por largas horas continuas y discontinuas, se amplían los días de descanso a dos días a la semana.

Nuevo régimen de descanso:  La regulación de los descansos diarios y semanales considera los siguientes aspectos: derecho a descanso diario; es decir, un reposo mínimo absoluto de 12 horas diarias en dos fracciones de nueve horas ininterrumpidas y de tres horas fraccionables durante la jornada (se mantiene el sistema actual); derecho a descanso todos los días domingo del mes (obligatorio, completo y no fraccionable); derecho a descanso todos los días sábado del mes (este día se puede acumular, fraccionar o intercambiar por otro día, dentro del respectivo mes, previo acuerdo de las partes y no se puede compensar en dinero), y derecho a descanso en días festivos (se mantiene el régimen actual). Los feriados se pueden reemplazar por acuerdo de las partes en un día distinto, pero no después de 90 días siguientes al respectivo festivo. El derecho caduca si no se ejerce en ese período.

Vigencia e implementación de la ley

Vigencia general de la ley: Regirá tres meses después de la publicación de la ley en el Diario Oficial (primer día del tercer mes).

Vigencia de la reducción de la jornada a 45 horas semanales y bolsa de horas extraordinarias de 15 horas semanales (puertas afuera):  A partir del día lunes inmediatamente siguiente al 21 de noviembre de 2015 (es decir, sería el lunes 23 de noviembre de 2015, si la ley entrara en vigencia en enero próximo).

Vigencia del descanso dominical obligatorio (puertas adentro) : A los tres meses desde la publicación de la ley en el Diario Oficial (primer día del tercer mes después de su publicación).

Vigencia del descanso del día sábado (puertas adentro) : A partir del 21 de noviembre de 2015.

Por Daniela Paleo 
Fuente: El Mercurio