Seis pasos para obtener un ascenso dentro de una organización
08.12.2014

Muchos trabajadores se formulan, de forma constante, la siguiente pregunta: ¿Cómo puede ascender en la empresa donde laboro?

La respuesta no resulta fácil, ya que no se trata de antigüedad o tener una lista extensa de maestrías, entonces ¿Qué se requiere para ascender?

Existen otras circunstancias y cualidades que determinarán si el individuo está listo para subir el próximo escalón.

A continuación se describen los pasos que se deben tomar en cuenta si se desea ascender en una organización. 


Cómo lograr el ascenso 

Paso #1: Estar en el lugar correcto Todo trabajador debe investigar antes de ingresar a una empresa, cuál es su política en cuanto al desarrollo profesional, ya que algunas tienen políticas de promoción bien definidas, otras son más subjetivas, pero existen algunas que no tienen promoción interna, sino que buscan talentos externamente.

El momento justo para saber qué tiene la organización en cuanto a su política de desarrollo profesional es durante la entrevista de trabajo, cuando usualmente, después que se le han hecho las preguntas de rigor, se le indica al entrevistado que se está en disposición de aclarar o contestar cualquier duda.

Si le comunican que en la empresa no existen políticas de promoción, entonces deberá evaluar qué desea y basado en ello tomar su decisión. Habrá por ejemplo quienes sólo quieran ganar experiencia y buscar otra oportunidad laboral más adelante, pero si lo que se desea es ascender, es necesario buscar otra organización 


Paso #2: Conocer la política salarial y de evaluación de desempeño Las organizaciones con una estructura de desarrollo profesional bien establecida usualmente cuentan también con una política salarial ligada al proceso de evaluación (de medio año o anual), lo cual viene a ser una importante herramienta para ascender.

Las evaluaciones de desempeño ayudan a identificar cuáles son los puntos fuertes del individuo y cuáles las áreas a desarrollar. Es una forma de autoconocerse para trabajar en el desarrollo de un perfil idóneo. Cuando la organización detecta que una persona tiene cualidades, tanto intelectuales como personales, para ascender a otra posición, usualmente no se lo hacen saber verbalmente, sino con acciones. Pueden enviarlos a cursos especiales o bien invitarlos a participar en nuevos proyectos, y cuando esto ocurre le están diciendo que tiene potencial de crecimiento. Se debe aprovechar estas oportunidades de desarrollo demostrando interés y de lo que sé es capaz.

 

Paso #3: Buscar constantemente el conocimiento El trabajador que desea ascender debe conocer a profundidad la cultura de la empresa, la dirección hacia donde se dirige, los productos o servicios que brinda y entender cómo funciona el engranaje de todos los departamentos.

Cuando tenga estos conocimientos, debe evaluar objetivamente en qué departamentos siente que tiene las competencias necesarias para desenvolverse, y determinar si tiene las aptitudes para los cargos a los que aspira; si no las posee, deberá capacitarse en las herramientas necesarias para ejercer el puesto que quiere. Puede también expresar su interés en ser promovido al encargado de esa área, de tal manera que lo tomen en cuenta para futuras vacantes

  

Paso #4: Recordar el lado humano Para hacer una carrera en una empresa, se debe tener en cuenta el lado humano. En otras palabras, el trabajador debe contar con inteligencia emocional la cual se define como un conjunto de talentos o capacidades organizadas en cuatro dominios, que el individuo debe poseer o bien desarrollar:

Capacidad para percibir las emociones de forma precisa (es decir, capacidad de percepción).

Capacidad de aplicar las emociones para facilitar el pensamiento y el razonamiento.

Capacidad para comprender las propias emociones y las de los demás (empatia).

Capacidad para controlar las propias emociones.

El trabajador con inteligencia emocional debe mantener una buena relación con el cliente interno, ser además proactivo y colaborador, ya que de esta manera demuestra desde al equipo gerencial hasta los compañeros de trabajo que se está comprometido con la empresa y que se puede contar con él para hacer crecer la organización.

Entonces para ser un individuo realmente completo dentro de una organización y lograr escalar posiciones de liderazgo, será necesario no sólo dominar el área académica y el entorno de la empresa, sino también saber cómo relacionarse internamente con los colaboradores, cómo ser un motivador nato y cómo acercarse realmente a ellos para lograr que éstossean más productivos

Igualmente, la capacidad de comunicación (tanto vis a vis como ante un grupo), de colaborar, de escuchar, de resumir y de redactar informes y memorias concisas, son esenciales para ser considerado un candidato viable para la promoción.

  

Paso #5: Ofrezca soluciones, no problemas. A nadie le gusta escuchar quejas. Por tanto, en lugar de quejarse y señalar problemas, tómese algún tiempo para pensar en las cuestiones y ofrecer posibles soluciones. Se le percibirá como un miembro mucho más valioso de la organización.

Paso #6: Sea un jugador de equipo. No debería intentar acaparar los logros de su trabajo en grupo. Por el contrario, debería tratar de brillar a la luz de los esfuerzos del grupo. Cuando lo haga, será considerado como alguien que hace posible las cosas y no como un observador. Sin embargo, debe asegurarse de que los que son responsables de evaluar su rendimiento conocen sus logros personales. Una forma de equilibrar estas cuestiones consiste en negarse a buscar una valoración pública de su rendimiento, pero no temer el pedir que se reste atención a sus éxitos cuando sea necesario...

Esperar el aumento salarial ¿Cuándo?

Es importante aclarar que no necesariamente una promoción interna viene acompañada de un aumento salarial que iguale lo que el mercado paga por la posición, ya que varía de acuerdo con la empresa.

Cuando se contrata a una persona que viene de otra compañía, la empresa, por lo general, paga por la experiencia y las competencias que tiene desarrolladas, por lo que se espera que produzca resultados inmediatos y que su proceso de aprendizaje sea corto. Mientras que cuando la promoción es interna se le da la oportunidad de aprendizaje y se le acompaña en todo este proceso, por lo que, tanto el colaborador como la empresa se están tomando un riesgo. Muchas empresas dan al ascenso interno un pequeño aumento, y en un lapso de seis meses a un año lo van igualando al del mercado.

Recuerde que para lograr un ascenso dentro de una organización el individuo debe tener por lo menos un año de estar laborando en la empresa. En ese periodo debe demostrar sus capacidades y resultados al jefe inmediato, ya que será él quien detecte su potencial y competencias para otras responsabilidades.

En resumen, para escalar dentro de una organización, es necesario investigar durante la entrevista laboral si la empresa tiene políticas definidas y claras sobre desarrollo profesional y aumentos salariales.

En caso afirmativo y una vez dentro de una empresa, se debe aprovechar las evaluaciones de desempeño y trabajar en mejorar los puntos débiles. Igualmente, se requiere involucrarse en nuevos proyectos de la empresa, incluyendo aquellos que quizá no tengan que ver con su trabajo directamente.

Las organizaciones, además de gente capacitada y con experiencia en el campo, requieren que el individuo sepa trabajar en equipo, sea conciliador, buen negociador, posea un buen trato interpersonal y tenga liderazgo.


Fuente: RR.HH. Web