Tomás Flores mide efectos de programas directos e indirectos:
Desocupación sería 2,4 puntos porcentuales más alta sin planes de empleo fiscal
06.10.2014

La tasa de desempleo del período abril-junio habría sido de 8,9% en lugar de 6,5% al descontar dichos empleos con ayuda estatal.  


Un impacto de más de dos puntos porcentuales tienen los planes de empleo fiscal en la tasa de desocupación del país, según los datos del segundo trimestre de este año.

De acuerdo con cálculos realizados por el presidente de Pronostica y ex subsecretario de Economía, Tomás Flores, que toma como referencia el nivel de desempleo de 6,5% registrado en el trimestre abril-junio de este año, el efecto de los empleos públicos directos e indirectos tiene un peso cercano a 2,4 puntos porcentuales. Así, la tasa de desempleo del período habría sido de 8,9% en lugar de 6,5% al descontar este tipo de programas.

Estos empleos fiscales ascendieron a más de 208 mil en el segundo trimestre, un alza considerable en relación con los 134 mil que se registraban en el mismo período del año pasado.

Según Flores, lo que más influyó en el alza fue la entrada en vigencia del subsidio empleo a la mujer que se creó con la Ley 20.595 del Ingreso Ético Familiar que establece bonos y transferencias condicionadas para las familias de pobreza extrema. El promedio trimestral de este tipo de empleo indirecto ascendió a 85.186 en el segundo trimestre y está destinado a mujeres entre 25 y 60 años que pertenecen al 40% más vulnerable de la población. “No es un subsidio permanente, dura un periodo de tiempo. En la medida en que se logra que la mujer sea contratada gracias a ese subsidio, empieza a acumular experiencia, entonces en la búsqueda de un nuevo empleo ya puede acreditar que tiene experiencia trabajando previamente”, dice Flores.

El economista no espera que estos planes se disminuyan en el corto plazo, dado que el desempleo está empezando a aumentar. “Esto probablemente va a llevar a que existan mujeres que hoy día no están en la fuerza laboral, pero que ante el evento de que el jefe del hogar pierda su empleo, van a tener que salir a buscar un empleo nuevo. No sería extraño que en épocas en que el desempleo sube, la demanda por ese tipo de subsidio se incremente”, señala.

Inversión pública

Situación distinta se observa en los planes de inversión pública que disminuyeron su participación en la comparación entre el segundo trimestre de 2013 y el de 2014. Mientras que el año pasado ascendían a 285 mil en dicha fecha, este año bajaron a 277 mil. Sin embargo, deberían volver a aumentar su participación, dado el anuncio que hizo la Presidenta, Michelle Bachelet, en cadena nacional cuando presentó el presupuesto 2015 la semana pasada. Ello, ya que la Mandataria informó un plan de inversión pública que contempla un alza de 27,5% en esa área respecto del presupuesto anterior. “Este aumento de inversión debiera permitir crear 139 mil empleos (en 2015), 30 mil más que los que se crearon en 2014”, dijo la Mandataria.

Flores recomienda que la evolución de los empleos con el apoyo fiscal sea monitoreada de cerca para medir su impacto y efectividad. Sugiere que exista la posibilidad de que agencias externas y universidades puedan hacer evaluaciones de estos planes, ya que actualmente se hace solo de manera interna en el Gobierno.

Por Mariana Penaforte 
Fuente: El Mercurio